Publicaciones etiquetadas con: vender casa

¿Cómo lidiar con el estrés de vender tu casa?

redimensionar

Cuando comienzas con la experiencia religiosa de vender tu casa, son tantos pendientes y trámites a realizar que tus niveles de estrés aumentan, tanto que puede compararse con acontecimientos como un divorcio, la bancarrota o incluso la pérdida de un ser querido.
De acuerdo con la Dra. Susan Biali, especialista en el bienestar físico y mental, “el estrés afecta a casi todos los sistemas del cuerpo, por lo que te pone de mal humor, disminuyendo la eficacia del sistema inmunológico y aumentando tu nivel de azúcar en la sangre así como presión arterial”. Estos males harán que experimentes un envejecimiento más rápido.
El estrés no sólo te afecta a ti sino a la gente que te rodea. Cuando llevas a cabo el proceso de vender tu casa con algún familiar o quizá tus amigos e hijos son capaces de percibir esta reacción que incluso puedes pasarla de una persona a otra como si fuera un virus.

Por eso, antes de explotar esa tensión física y emocional, te recomendamos algunas estrategias para disminuir el estrés que te causa vender tu casa y todo lo que ello implica.

1. Prepárate

Uno de los aspectos más estresantes en el proceso de vender una casa, se produce cuando no todas las partes están de acuerdo. Necesitas entablar una muy buena comunicación con tu agente inmobiliario o la persona que te esté ayudando a vender la propiedad, y sobre todo involucrarte con todos los detalles, para no perder de vista nada.

Antes de anunciar tu casa, pon sobre la mesa tus expectativas sobre el precio, cómo sería la negociación y tómate tu tiempo para juntar los papeles que necesitas, así como informarte sobre el pago de impuesto por compraventa y todos los aspectos ante los que debes prepararte.

Tu agente inmobiliario será tu mano derecha en esta parte del proceso, y también estará ahí para responder a todas tus dudas. Apóyate en los especialistas. Si te preparas con tiempo, no habrá momento para vivir estresado.
2. Respira profundo

Cuando estás en medio de una situación de estrés, según un artículo de Harvard Business Review, debes identificar cuáles son tus señales fisiológicas de estrés para trabajar con ellas y aliviar la tensión.

En otras palabras, se trata de reconocer tus síntomas: ¿Te duelen los hombros, tu cuello se tensa, sientes que la cabeza te explotará, comienzas a encorvarte o simplemente sientes que odias a toda aquella persona que se cruza por tu camino?

Haz tres respiraciones profundas y largas, a continuación relaja los hombros, extiende tu cuello y afloja la mandíbula. Cuando sientas que ahí vienen los síntomas, vuelve a respirar y tómate un minuto para canalizar tus emociones con relación a tu sentir físico.

3. Sal a caminar

Si vives bajo el estrés en el proceso de vender tu casa, lo mejor que puedes hacer es cerrar por un momento el pergamino de pendientes y salir a caminar. Mejor aún, haz un paso largo o anímate a correr un poco. El paisaje en combinación con las endorfinas que estás liberando, es un levantador de ánimo que te ayudará a aliviar el estrés.

Tomarte el tiempo para aclarar tu cabeza te dará una nueva perspectiva sobre cómo lidiar con el problema. Recuerda que el mundo es grande, y tus problemas son pequeños, al final todo saldrá bien.

4. Calla a tu mente

Si tu mente es una montaña rusa que va y viene en preocupaciones, ese estado caótico de la mente está causando estragos físicos y emocionales. Una buena solución es la meditación.

La meditación aumenta la felicidad, mejora la concentración, retrasa el envejecimiento, y lo más importante es que permite que la mente descanse.
Olvídate de todas las imágenes estereotipadas que se ejecutan a través de su cabeza. No es necesario quemar incienso ni cantar “om”, en realidad la meditación es una práctica muy sana. Te llevará el tiempo que tú quieras dedicarle, con 5 minutos al inicio, basta.

Puedes sentarte en una silla o en tu cama antes de levantarte o de dormir, cierra los ojos y respira profundamente, calla tu mente y aleja cualquier pensamiento.

5. Enfócate en lo que sí puedes controlar

Por desgracia, el estrés se ha convertido en un referente de la vida moderna y, la venta de tu casa realmente puede amplificar la ansiedad. No podemos controlar todas las incógnitas durante el proceso de venta, pero podemos controlar cómo reaccionar ante ellos.

Frente a la situación de frente y la utilización de algunas de las herramientas anteriores pueden marcar la diferencia. Enfócate en preparar la venta de manera gradual, sin prisas, con asesoría y paso a paso. Controla lo que está de tu lado.

Editorial Metroscubicos

Anuncios
Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Consejos para mantener segura tu casa mientras está en venta

asesor-real-estate

Ya limpiaste hasta el último rincón, podaste el jardín y colocaste flores en las habitaciones para que tu casa sea del agrado de cada potencial comprador que la visita pero en el fondo hay algo que te tiene intranquilo sobre este proceso de abrir las puertas a cada nuevo interesado.

Déjanos decirte que no estás solo. Desafortunadamente, las casas en venta pueden ser blanco de robos, daños e incluso, tú como dueño, eres susceptible de ser demandado. Estas son algunas ideas para proteger tu patrimonio mientras está en el mercado:

1. Pide apoyo a tus vecinos: Si el inmueble que vendes está deshabitado, pide a tus vecinos que se den una vuelta por el lugar para cerciorarse de que la puerta siempre esté cerrada. Esto ayudará a evitar visitas indeseadas que, además de saber que vendes tu casa, también saben que no hay gente entrando y saliendo de ella.

2. Oculta tus objetos valiosos: No pongas piezas de valor a la vista de todos, especialmente joyería, artículos de colección u otras cosas que sean fáciles de robar. Es mejor guardar todo esto en una caja fuerte y qué mejor si está en tu banco de confianza. Ten especial cuidado con documentación personal, cheques en blanco o prescripciones médicas que alguien pueda sustraer sin que te des cuenta.

3. Prevén resbalones, tropezones y caídas. Si alguien se lastima en tu propiedad, esta persona puede responsabilizarte. Los prospectos no están familiarizados con el inmueble y sus “zonas de riesgo”, así que asegúrate de prevenir accidentes y problemas legales con estas medidas:

  • Repara las partes del piso que estén flojas o desniveladas
  • Pon a tus alfombras espuma antideslizante
  • Cerciórate de que el recibidor y el hueco de la escalera estén libres de objetos
  • Asegúrate de que cada área esté bien iluminada

4. Evita daños accidentales en tu propiedad: los compradores serios a mundo quieren saber los pormenores de tu casa. Algunos probarán los electrodomésticos o los grifos para evaluar su funcionalidad, pero ¿recordarán apagar los quemadores de la estufa o la llave del baño? Para evitar daños en tu propiedad causados por fuego, agua u otras posibles amenazas sé el último en abandonar cada habitación. Si un agente muestra el inmueble, coméntale esta preocupación en particular para que la tenga muy presente y revise doblemente antes de abandonar el lugar.

5. Cuidado con las armas. Si posees un arma quizá pienses que está bien escondida en el clóset de tu habitación, no obstante, algunas veces los compradores llegan a espacios tan íntimos como ese tratando de imaginar lo que podrán hacer cuando la casa sea suya. Si tienes un arma de fuego en tu hogar, asegúrate que esté descargada, que tenga el seguro y que está verdaderamente fuera de la vista de cualquier persona.

6. Vigila a tu mascota: Como todo dueño responsable debes considerar qué hacer con tu mascota mientras tu casa es visitada por extraños. Aunque conozcas bien a tu perro o gato, no siempre puedes garantizar su reacción ante personas desconocidas. Ponlo en un lugar seguro donde no pueda morder o arañar a tus posibles compradores. Esto te hará sentir más tranquilo, incluso, la casa podrá parecer más atractiva para quienes no son amantes de los animales. Haz que permanezca en su caja durante la demostración o llévalo con algún familiar o amigo de confianza.

En entrevista con Metros Cúbicos, Manuel Díaz Mercado, director general de Coldwell Banker Invest, asegura que la asesoría de una empresa inmobiliaria para vender cualquier inmueble tiene ventajas que si lo haces de forma directa. El experto explica cuáles son:

7. Clientes calificados: La empresa inmobiliaria precalificará y filtrará a los clientes. Solo ellos les pueden solicitar información e incluso una copia de su identificación antes de concertar una cita. Esto elimina cualquier posibilidad de sufrir un robo.

8. Reduce riesgos: Poner una lona frente a tu casa para anunciar que está en venta puede ponerte en riesgo ya que supone la exposición pública tu número telefónico. Cuando una inmobiliaria te respalda, ellos se comprometen a usar de forma adecuada tus datos. Si cuentas con su apoyo y un día algún prospecto te solicita entrar a ver tu casa, no se lo permitas, pídele amablemente que se ponga en contacto con la empresa para obtener la información que necesita.

9. Bitácora de visitas: Para evitar robos no hay nada mejor que llevar una agenda de visitas. Lo mejor es que las programes los días en los que puedes estar presente, de esta forma, no solo te sentirás más tranquilo, sino que también tendrás tiempo suficiente para asegurarte de que todo esté en óptimo estado.

10. Personal calificado: Cuando las casas en venta están vacías es común que se requiera personal de limpieza o jardinería. Las inmobiliarias proveen personal de confianza y están en constante contacto con ellos para asegurar su labor y el uso adecuado del inmueble.

Tu casa es tu mayor inversión, asegúrate de protegerla mientras obtienes el mejor precio por ella.

 

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.