Mercado hipotecario crecerá hasta 20% este año

viv_hipotecas2013

Este año, el mercado hipotecario en México podría crecer entre 18 y 19 por ciento, e incluso alcanzar el 20, gracias a las tasas de interés que siguen en niveles históricamente bajos, pese a los movimientos de los bancos centrales de México y Estados Unidos.

Alejandro Albas Bravo, director general adjunto de SOC Asesores Hipotecarios, destacó que el sector ha registrado un dinamismo importante desde 2013, cuando hubo disminución de las tasas y hoy en día siguen en niveles históricos bajos, de entre 7.5 a 13 por ciento.

Resaltó en entrevista que la Banca Múltiple habría colocado créditos por alrededor de 120 mil millones de pesos el año pasado, debido en parte a ese nivel de tasas y a la estabilidad económica del país, que aumenta la confianza de los consumidores.

En su opinión, las tasas de interés hipotecarias no registrarán cambios durante el primer semestre de 2016 y solo se prevé un ligero repunte de medio punto porcentual hacia la segunda mitad del año.

Cabe destacar que Banco de México subió en diciembre su Tasa de Interés Interbancaria a un día, en 25 puntos base, luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos hiciera lo mismo.

Un incremento de medio punto en la tasas de interés representaría un incremento de cinco mil pesos anuales por cada millón de crédito, explicó el directivo de la empresa de mayor colocación hipotecaría en México.

Por ello, Albas Bravo dijo que este es el mejor momento para adquirir un crédito hipotecario y para ello, entre las recomendaciones para quienes tienen en mente solicitar un financiamiento, esta el conocer los plazos, comisiones y nivel de tasa de interés.

“Es importante analizar el plazo del crédito, los expertos sugieren no mayor a 15 años, pero también el nivel de comisiones que se cobrarán, desde la apertura del mismo, investigación del crédito, estudio socio económico y avalúo, hasta seguros de vida y de daños al inmueble, entre otros”, destacó.

fuente: Notimex

Anuncios

Tips para vender tu casa más rápido

casa-tips

Vender una propiedad es una forma de convertir el patrimonio en una fuente de ingresos extra o para adquirir una casa más grande o mejor ubicada, pero para que esta operación no traiga dolores de cabeza es necesario aplicar ciertas medidas que ayudarán a acelerar la transacción.

Hasta hace poco tiempo bastaba con un cartel para anunciar y realizar la venta de una propiedad, desgraciadamente hoy estos anuncios proliferan tanto que en muchas ocasiones pasan inadvertidos, de ahí la importancia de ir un poco más allá y planificar bien la operación.

Consulta y determina el valor

Es un tema clave a la hora de vender: establecer el valor de la casa en el mercado. Una forma directa es que una agencia inmobiliaria le determine su precio de venta. Otras posibilidades son: tomar como referencia precios de venta recientes de inmuebles similares en la misma zona, una tasación de la vivienda por empresas especializadas, consultar en inmobiliarias el costo de casas similares puestas a la venta en la zona.

Es importante saber que existen profesionales inmobiliarios capacitados para asegurar las mejores condiciones de la venta, además del conocimiento de los procesos que evita sorpresas desagradables y en algunos casos disminuye el tiempo de espera.

Documentación en regla

Los expertos recomiendan revisar que todos los papeles estén en orden, ya que hay ocasiones en que los inmuebles no son legalmente propiedad de quien quiere disponer de ellos, como cuando fallece el dueño y no se ha hecho la sucesión del bien.

Otro factor es cuando las escrituras del inmueble tienen errores que pueden impedir la venta o dificultar la acreditación de la propiedad, como fallas en la descripción, ubicación o nombre del propietario.

Los documentos que debes tener son: título de propiedad o escritura inscrita en el Registro Público de la Propiedad, boletas de agua y predial debidamente pagadas, recibos de luz y teléfono además de los servicios adicionales contratados, identificación oficial y un croquis de localización para facilitar la ubicación.

Contempla los gastos adicionales

Vender una casa a un precio determinado no significa que ingresará esa cantidad. Por esta razón debes tener claro los gastos que generará la venta. Como por ejemplo el papeleo que estas transacciones implican, hay que tomar en cuenta el gasto en el Notario, abogado, valuadores profesionales, agentes inmobiliarios y contador para calcular la carga fiscal derivada de la venta del inmueble. Además de las reparaciones que se requieran.

Las reparaciones necesarias

Una vez que decidas a dar el paso, decenas de compradores visitarán la casa y comprobarán el estado de la misma con otras similares. Ante precios similares, lo que decidirá a los compradores elegir una u otra será el estado y la imagen.

Si tienes acceso a realizar reparaciones a un precio razonable y con gente de confianza, evalúa el costo al que puede dejarte la casa preparada para vender, de tal forma que no estés en desventaja respecto de otras. Hay muchos compradores que se les viene el mundo encima si tienen que hacer reparaciones u obras.

Debemos empezar por entender que la apariencia exterior debe impresionar al comprador lo suficiente como para impulsarlo a entrar a la casa. Normalmente los compradores son influenciados por sus emociones cuando elijen una casa. Con esto en mente, piensa en los compradores como si fueran invitados de honor.

15 tips para una venta rápida

1.- Invierte en publicidad. Elabora un anuncio atractivo sobre la venta de la vivienda incluyendo datos útiles e información importante (metros útiles, distribución, año en el que se construyó) y publícalo en medios masivos de Internet, como por ejemplo en Metros Cúbicos.

2.- Repara paredes cuarteadas o agujeros, cerraduras, lámparas, etcétera. Estos detalles son fáciles de solucionar y sin embargo pueden llamar la atención de forma negativa. Reemplaza los focos fundidos, así como los apagadores y contactos que no funcionen.

3.- La primera impresión es importante, de manera que la fachada y el patio deben estar perfectamente limpios. Crea una entrada acogedora. Invierte tiempo y, si es preciso, dinero en acondicionar la puerta principal.

4.-En caso de mostrar una casa que aún está habitada, presta especial atención a la limpieza y cuidado de la vivienda durante la visita de los compradores. Debes procurar que todo esté en su sitio, perfectamente ordenado y dispuesto de un modo confortable.

5.- Una buena decoración es clave para impresionar a los posibles compradores, más teniendo en cuenta que la venta de casas usadas tiene bastante demanda.

6.- Dale a la casa un aspecto ventilado, elimina el desorden y reduce el mobiliario al mínimo. Reorganiza los muebles para que el ambiente no esté cargado. Es importante crear un ambiente espacioso, con canales de comunicación entre las estancias.

7.- Pon especial cuidado con el baño y la cocina. Limpia los azulejos, quita señales de humedad o moho en las juntas, coloca toallas nuevas. En la cocina retira todos los utensilios. Corrige goteras en las llaves, ya que esto puede aparentar problemas en las tuberías.

8.- Algunos expertos en venta de casas aconsejan ambientar la vivienda con buenos aromas para potenciar el sentido de bienestar. Coloca flores frescas o cestas con aromatizantes por la casa.

9.- Las mascotas pueden descomponer el proceso de venta. Aunque te encanten los animales, si quieres potenciar la venta de tu casa procura que los animales no estén presentes durante la visita de los posibles compradores.

10.- Se sincero, refleja fielmente las características del inmueble, no sirve de nada engañar porque, aunque podrías conseguir contactos extra, corres el riesgo de que se sientan defraudados.

11.- Elabora un archivo fotográfico y un video, sabemos que no se vende ninguna casa sin que medie al menos una visita previa, pero las fotos son la atracción principal. Publica el mayor número posible. Selecciona las imágenes, que la primera imagen no sea la de un baño. Procura incluir fotos que den una visión global del inmueble, no te quedes en los detalles. No olvides incluir imágenes de la fachada.

12.- Haz una descripción con el máximo detalle posible, el objetivo es que el potencial comprador pueda hacerse una idea del inmueble mediante el texto y las imágenes que incluyas.

13.- Introduce todos los extras que tenga la casa, en este caso es mejor pecar de exceso que quedarse corto. Cuanta más información más fácil resultará hacer atractivo el inmueble ante los ojos de los compradores.

14.- Atiende a todas las personas que se pongan en contacto contigo, no te demores en la respuesta de los e-mails o las llamadas, nunca se sabe si ese contacto es la persona dispuesta a comprarlo.

15.- Finalmente debes tomar en cuenta la demanda y oferta del mercado local, ya que esto determinará el tiempo que tome vender la propiedad y las bases de la negociación. Ten paciencia, el proceso no es cuestión de uno o dos días. Procura actualiza las fotos y la descripción, en ocasiones un pequeño cambio puede hacer que un anuncio se vuelva más atractivo.

Editorial Metroscubicos

Cómo invertir en terrenos

consejos-para-comprar-un-terreno

 

La historia es testigo de la importancia que juega en la formación de patrimonio contar con bienes, tierras o propiedades. Cada ciclo inmobiliario vivido en la economía mexicana ha dejado historias exitosas de ganancias a quienes han sabido tomar la mejor estrategia de inversión.

Más allá de la sabiduría popular de que “los bienes están para remediar los males”, la tenencia de inmuebles y el modelo que se sigue para construir un portafolio es y será la piedra angular.

Los caminos para construir un patrimonio son diferentes y con posibilidades de maximizar la rentabilidad o plusvalía en función del análisis de las diferentes observaciones que exige cada uno de los segmentos del negocio inmobiliario.

Tal vez, uno de los temas fundamentales al momento de realizar una incursión inmobiliaria es pensar en factores como el largo plazo y que en una inversión del tipo no existe la liquidez inmediata pero a cambio existen niveles superiores de ganancias.

Ya sea adquisiciones de departamentos, terrenos en ciudades, lotes turísticos o locales comerciales, el análisis y la estrategia que se sigan son pieza fundamental que dará el éxito en la decisión. Los mercados, las reglas y la combinación de variables siguen una lógica distinta.

Te invito a seguir esta ruta básica que enlista las posibilidades que ofrece el vasto mercado inmobiliario en el país, específicamente con terrenos.

Estacionamientos: cómo dinamizar la tierra

En los últimos 10 años el parque vehicular del país se duplicó. Esa condición ha generado una demanda importante por espacios de estacionamiento.

En la ciudad de México, donde existe el mayor déficit de aparcamiento, empiezan a generarse oportunidades importantes como los estacionamientos subterráneos.

En un esquema de largo plazo, con una buena ubicación y demanda sugerida, un terreno puede convertirse en una excelente opción para invertir.

El plan puede ir desde una operación simple de espacios de estacionamiento con obras menores al terreno, hasta un sofisticado proyecto de largo plazo (al menos de una década) donde un operador edifica y deja lo construido, una vez concluido el contrato.

Quien busque entrar al negocio debe tener como fundamento aprovechar las economías de escala en la contratación de seguros, experiencia en la administración de efectivo, trámites de operación y la responsabilidad en cuestiones operativas que ofrecen los operadores en el mercado.

Las posibilidades son múltiples y el riesgo se minimizará si se consideran los factores mínimos que exige el negocio.

Locales comerciales: el camino anhelado

Con más de 500 centros comerciales en el país y 58 que se planean agregar los próximos tres años, tener un local comercial siempre es una buena inversión.

La ganancia es distinta si se trata de un centro comercial o una plaza de menor escala. Las rentas mensuales en los edificios corporativos más sofisticados de la Ciudad de México pueden generar hasta 28 dólares por metro cuadrado.

Con todo, un local comercial con uso de suelo, ubicación, en el sector económico correcto, fácil acceso y estacionamiento disponible puede ser una gran opción para quienes con una buena tarea hecha, pueden esperar rendimientos anuales de hasta 8%.

Entre las reglas a tomar en cuenta, una indispensable es el uso de suelo, situación clave para un inversionista ya que es el principal atractivo que facilita la renta del inmueble.

Playas y centros turísticos, una opción al alcance

Cancún, Ixtapa, Huatulco y otros destinos turísticos generan a últimas fechas oportunidades importantes de inversión, en seguimiento al desarrollo residencial reflejado en corredores de vivienda media ubicados en Estado de México, Puebla, Querétaro y Guadalajara.

Esas zonas y sus desarrollos, son reflejo vivo del crecimiento de la vivienda integrada a las microciudades. Diferentes proyectos como los ubicados en Querétaro y Puebla han recibido compradores iniciales que al término de 12 o 18 meses, cuando la infraestructura mínima ha quedado constituida, revenden y llegan a obtener ganancias mínimas de 18 a 25%.

Caso distinto son los destinos turísticos con planes de desarrollo integral que hoy día están al alcance de quienes buscan hacer rendir su inversión. El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) dispone actualmente de 1,700 terrenos, entre los cuales figuran lotes hoteleros y comerciales pero también unifamiliares y residenciales. En este último segmento, pueden adquirirse lotes desde $500,000 pesos.

En la cartera de propiedades de Cancún hoy día pueden comprarse terrenos de 375 a 700 metros cuadrados con un precio promedio de $550,000 pesos hasta un millón de pesos, mediante planes de financiamiento con enganches diferidos y a pagar en ocho años con una tasa de interés de TIE más dos puntos.

En Ixtapa, actualmente existen lotes de 600 hasta 2,000 metros cuadrados con valores que van de $600,000 pesos hasta dos millones de pesos.

Este tipo de inversión tiene una ventaja para el comprador. Su lógica es en función de la capacidad de pago y su ingreso a destinos menos consolidados que ante el potencial previsto puedan ofrecer mayores ganancias al paso de los años.

En conclusión, no se requiere ser experto en la materia para darse cuenta de que el menú de opciones es amplio. Sin embargo, es necesaria una evaluación a fondo de las posibilidades que lleven a un final exitoso.

Se trata de depositar el patrimonio en una propiedad que genere valor y no que se convierta en un dolor de cabeza, con pérdidas significativas al bolsillo.

Editorial Metroscubicos

Protege tu patrimonio con un seguro contra sismos

shutterstock_52266958-410x3071

El tiempo pasa más lento cuando tiembla, empiezas a ver que las lámparas se mueven y por la mente corren muchas ideas: ¿dónde están mis documentos personales?, ¿me salgo, o me pongo en una zona segura al interior de la casa?, ¿dónde está el resto de mi familia?

Los cristales empiezan a vibrar, y tu sistema nervioso parece no caber en tu cuerpo. Es muy fácil que esa adrenalina se convierta en temor, en miedo a que los tuyos estén lejos y el miedo a que tu patrimonio, que tanto trabajo te costó construir, se venga abajo ante una sacudida furiosa de la tierra.

En México sólo tres de cada 100 personas ha considerado este miedo como una causa poderosa para tomar medidas al respecto, pues el porcentaje de viviendas aseguradas apenas roza el 4%, y la mayoría de las casas aseguradas lo está porque son propensas al impacto de fenómenos como huracanes o inundaciones.

Sin embargo, si consideras que el país tiene regiones altamente sísmicas, empieza a hacer sentido el contar con una póliza de protección.

Cuando las casas o departamentos son nuevos, generalmente el Infonavit, Fovissste o el banco que otorga el crédito hipotecario condicionan el préstamo a la contratación de un seguro, pero no es necesario que seas propietario para proteger tu patrimonio o ¿te imaginas qué pasaría si al llegar a casa el departamento que rentas se ha ido abajo por un temblor?.

CNNExpansión.com

Asegura tu casa ante siniestros

fce1c66676b9e53db8557a66f4e5a010d49b66bb

En general, la cultura del seguro tiene un desarrollo my limitado en México. A pesar de ser la economía número 15 en el mundo en términos de Producto Interno Bruto, nuestro país desciende más allá del lugar 60 si se trata de aseguramiento.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) solo 1.3 millones de hogares, equivalentes al 4.5% de las viviendas en el país, cuentan con un seguro contra daños.

Este porcentaje no considera las pólizas asociadas a créditos hipotecarios que, como veremos más adelante, responden a intereses específicos de las instituciones financieras.

La Condusef deja claro que “esta situación pone en riesgo el patrimonio de muchas familias ya que México, por sus características climáticas, su topografía e hidrografía, es propenso a sufrir el embate de diversos fenómenos naturales.”

Renán Sánchez, broker y asesor patrimonial certificado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, define al seguro de vivienda como una forma práctica y barata de proteger nuestro patrimonio, así como los daños que por descuido o accidente podamos ocasionar a terceros.

En México existen al menos 26 empresas aseguradoras debidamente establecidas que ofrecen esta cobertura. Los términos de la contratación pueden ser muy variados pero lo ideal es contemplarlos en función de la circunstancia del inmueble y de los intereses particulares de sus habitantes.

¿De qué me protege un seguro de vivienda?

  • Daños ocasionados por causas naturales como incendios, rayos, inundaciones, huracanes, terremotos y erupción volcánica.

  • Daños ocasionados por accidentes domésticos como explosión e incendio.

  • Daños ocasionados por delincuencia como robo y asalto dentro y fuera del hogar.

  • Los bienes que están dentro de la vivienda. A diferencia de lo que muchos creen, para tener esta cobertura no es necesario tener y entregar facturas de todos los enseres o valores. Un inventario o un archivo fotográfico pueden servir de constancia.

  • Cobertura de Responsabilidad Civil. De esta protección depende la indemnización por daños y perjuicios no dolosos causados a terceros o a sus bienes, por ejemplo, una fuga de agua que inunde una vivienda contigua, un incendio que se extienda a otra casa, que nuestro perro muerda a un vecino o que la empleada doméstica provoque que uno de nuestros invitados se resbale.

Algunas aseguradoras también cubren daños causados por el asegurado en un evento fortuito durante un viaje en el extranjero. Margarita García, suscriptor senior de GMX Seguros afirma que la responsabilidad civil tiene que ver con “accidente o acciones propias, de los familiares que viven con nosotros, empleados domésticos o mascotas que afecten a otras personas o a sus bienes”. GMX se especializa en la cobertura de responsabilidad civil. El seguro de casa habitación y el de responsabilidad profesional son los productos con mayor movimiento en esta compañía.

  • En muchos casos, las compañías incluyen servicios de asistencia y reparación de plomería, cerrajería, instalaciones de gas, de luz y reposición de cristales

  • Existen coberturas extendidas más específicas, entre ellas, la remoción de escombros y gastos extraordinarios como podrían ser el pago de la renta de otro inmueble o tarifa de hotel mientras nuestra vivienda esté en reparación, otras protecciones posteriores al siniestro como cambio de combinación de cerraduras, traslado en ambulancia y atención médica.

Otras coberturas consideran beneficios adicionales como el traslado de los menores con algún familiar en caso de que alguno de los padres resulte afectado y no pueda hacerse cargo de sus hijos o el transporte hacia y desde el colegio.

Todo depende de los intereses, expectativas y posibilidades así como de los principales riesgos para el contratante.

Si tu casa está hipotecada

Esta circunstancia es quizá la que genera mayor confusión entre los consumidores porque los bancos y otras instituciones financieras incluyen un seguro de vivienda y ello hace pensar a los deudores que toda su propiedad está protegida. No es así del todo.

Estas entidades comúnmente aseguran los llamados saldos insolutos de los créditos, esto significa que la póliza sólo cubre el saldo vigente adeudado al momento del siniestro y, por tanto, las instituciones financieras sólo están protegiendo sus propios intereses. Ni el pago del enganche, ni el valor total de la vivienda, ni los bienes muebles están considerados en estos instrumentos.

Fernando Ramírez, agente de Rava Seguros explica que lo que los bancos protegen es la deuda. “Si se destruye la vivienda a la mitad del plazo, la aseguradora pagará al banco únicamente el monto que adeuda el contratante, por tanto, se recomienda aumentar la suma asegurada cada año o tomar otro seguro que cubra la diferencia entre la deuda y el valor de reposición del domicilio”.

Cuando rentas, también tienes que protegerte

Ser inquilino no cancela los riesgos ni la responsabilidad que enfrentarías en caso de un siniestro. Para un arrendatario, el seguro de vivienda no sólo es válido, sino que resulta igualmente conveniente.

De acuerdo con el broker Renán Sánchez, lo importante en este caso es detallar las coberturas aplicables. “Si no eres dueño o rentas, por supuesto que te conviene contratar un seguro para proteger tus contenidos y cubrir la responsabilidad civil que pudiera originarse por daños a terceros, entre los que puede incluirse el mismo dueño del inmueble”.

Consejos de expertos

Los que saben coinciden en que la contratación de un seguro de vivienda no debe convertirse en un dolor de cabeza. Para armar un paquete a la medida de tus necesidades y posibilidades:

  1. Investiga y solicita cotizaciones. La Condusef hizo un estudio sobre la calidad y transparencia de la información de las compañías que ofrecen el producto de seguro para casa habitación. Las aseguradoras mejor calificadas fueron: AXA Seguros, GNP, HSBC Seguros, La Latinoamericana Seguros y Mapfre Tepeyac.
  2. Considera compañías conocidas y descarta las empresas no establecidas en México.
  3. Consulta los antecedentes comerciales de la compañía. Apóyate en instituciones como la Profeco y Condusef.
  4. Define tu situación particular, los principales riesgos en tu familia y comunidad. Las primas de estos seguros dependen del valor del inmueble, las coberturas incluidas y los riesgos considerados. En viviendas de interés social hay seguros de hogar con primas anuales de $2,000 pesos.
  5.  Pon atención en el deducible. Aunque la póliza sea económica, ten en cuenta la cantidad a pagar en caso de hacer una reclamación.
  6. Algunas compañías hacen descuentos en sus coberturas  si el asegurado cuenta con alarma o sistemas de seguridad.

Goethe dijo alguna vez que aquel que encuentra la paz en su hogar, sea rey o aldeano, es de todos los seres humanos el más feliz. Un seguro de vivienda, no garantiza totalmente el sosiego en nuestra morada pero definitivamente ayuda bastante.

Editorial Metroscubicos

Descubre el tipo de casa que necesitas

not

 

Cuando sabes qué tipo de casa quieres comprar puedes tardar entre 2 a 4 meses en encontrarla, mientras que sin criterios establecidos el tiempo se extiende hasta 8 meses. Con estos siete sencillos pasos sabrás qué debes salir a comprar.

Define criterios

1.  ¿Quiero una casa o un departamento? Las casas son más amplias, con más privacidad, pero también más caras, tanto en la compra como en el mantenimiento.

Los departamentos suelen ser más baratos y accesibles, existe más oferta, principalmente en las ciudades, y la seguridad es mayor que en una casa sola.

Considera que en zonas con alta oferta de departamentos, el m2 de éstos suele ser 10% más caro que el de las casas y en zonas con alta oferta de casas, el m2 de éstas suele ser 25% más caro que el de departamentos.

2. Cuántas habitaciones necesito. ¿Vas a mudarte sólo o eres recién casado?, ¿ya tienes hijos?, ¿estás próximo a tener bebés o los tendrás en un corto plazo?, ¿necesitas un estudio para cuando trabajas desde casa?.

Estos supuestos (y tu presupuesto) te ayudarán a definir las dimensiones mínimas que requieres.

3. ¿Qué características específicas necesito? Clóset, planta baja, mucha luz natural, espacio suficiente para libreros, ventanas con protecciones para niños, etcétera.

Tener presente los detalles que buscas y priorizarlos, te ayudan a ir calificando cada propiedad que visites. Difícilmente encontrarás una que cubra todos los puntos, pero tener claro cuáles puedes sacrificar te ayudará a no complicar la decisión de compra.

4. ¿Necesitas un jardín? A todos nos encanta la idea de tener jardín en casa, disfrutarlo en la primavera para convivir con la familia y amigos. Principalmente si tienes niños o mascotas, un área verde se vuelve importante, sin embargo, considera que esto implica gastos extras, además las propiedades con jardines suelen ser más caras.

Contar con un jardín bien cuidado aumenta el valor de la vivienda entre 5 y 11%

En la actualidad no sólo las casas cuentan con estos espacios recreativos, muchos de los nuevos condominios que se construyen en el país, consideran pequeños espacios verdes en algunos departamentos de planta baja, o roof garden para el resto de los residentes.

5. ¿Requiero lugar de estacionamiento? De acuerdo al número de personas que vivirán en la casa, considera cuántos lugares para coche vas a necesitar. Si en la zona donde pretendes comprar, es difícil encontrar una casa con esta característica anota en tu presupuesto el gasto extra que se genera por el pago de una pensión.

6. ¿Quiero vivir en el centro de la ciudad o en alguna colonia alejada? Esto depende de tu estilo de vida. Algunos se sienten estresados por vivir en el centro de la ciudad, mientras que otros piensan que la lejanía resulta complicado por sus actividades diarias.

La recomendación es evaluar dónde trabajas y dónde te reúnes con la familia y amigos, para así encontrar una zona confortable.

7. ¿Casa nueva o usada? Esta elección también depende de tus expectativas y presupuesto. Algunas personas prefieren estrenar una casa, sin defectos, pero cuidado, recuerda que también en construcciones nuevas existen vicios ocultos.

Otros prefieren comprar más barato y aprovechar las ventajas de una propiedad usada, que pueden resultar hasta 30% más económicas que las nuevas construcciones. Definir qué te conviene sólo depende de tus expectativas y presupuesto.

Dónde vivir

La importancia de la ubicación no sólo se traduce en vivir en una zona agradable y con baja delincuencia, debes procurar comprar tu casa en un lugar con alta demanda, pues así en un futuro no te será difícil vender.

Por eso, cuándo defines los criterios de búsqueda debes tener al menos tres colonias probables que cumplan con tus expectativas. Si no conoces del todo estas colonias, pero te gustaría comprar ahí, empieza a conocer sobre ellas en Internet.

Comprar en una zona con alta demanda significa que podrás vender tu casa fácilmente en un futuro, pero si tu presupuesto no alcanza para estas zonas hot, compra en colonias aledañas, pues en un futuro cercano también serán demandadas.

Editorial Metroscubicos

Cambio de casa, qué debes considerar de la zona

F886656_fotito

Hay muchos factores por los que puedes cambiar de casa o depa, ya sea que quieres vivir en una mejor zona, porque la familia creció o simplemente porque necesitas más espacio. Sin embargo, además de definir el tipo de vivienda que necesitas (número de recamaras y baños) debes tomar en cuenta lo siguiente:

Transporte/movilidad

Asegúrate de que la colonia esté bien comunicada y existan diversas vías de acceso. Te recomendamos visitar el inmueble varias veces en distintos horarios para que puedas evaluar el tránsito vehicular de la zona ya que esto determinará el tiempo que te tomará llegar a la escuela o al trabajo.

También es aconsejable evaluar el transporte público disponible, las estaciones de metro o metrobús y el tiempo que tardarías viajando en ellos, a veces resultan ser la mejor opción. Considera todos estos gastos en tu presupuesto mensual para evitar sorpresas.

Infografía: ¿Cuánto te cuesta vivir lejos del trabajo?

Servicios

Considera también la cercanía de bancos, centros comerciales y supermercados. Si tienes hijos en edad escolar, es prioritario investigar las escuelas ubicadas en el área. En caso de que te encuentres en el DF, te recomendamos visitar la lista 2013 de las 60 mejores escuelas para tus pequeños de chilango.com

Estacionamiento

Contar con uno o más automóviles definitivamente es algo que debes reflexionar, ya que no todos los edificios cuentan con garage o los cajones resultan insuficientes. En zonas céntricas es difícil encontrar estacionamiento, en estos casos, la alternativa es pagar una pensión donde tu auto esté seguro. Considera este gasto extra mensual en tu presupuesto.

Seguridad / Tranquilidad

Entrevista a los vecinos para que te brinden información de la colonia, una zona cercana a áreas comerciales o de entretenimiento puede convertirse en estacionamiento o fuente de mucho ruido. Siempre existen recubrimientos acústicos para minimizar el problema pero si prefieres la privacidad, deberás buscar otras opciones.

Plusvalía

El incremento de precios lo establece la oferta y la demanda que a su vez se determina por el desarrollo de la zona. Si hay centros de trabajo, importantes vialidades o atractivas opciones de entretenimiento, es muy probable que el lugar aumente su valor a mediano o largo plazo, si es el caso de compra.

Si tomas en cuenta todos estos elementos, verás que existen muchas posibilidades de que realices una buena inversión.

Editorial Metroscubicos