Cómo dividir la renta y los gastos con un roomie

roommate-1_1

El reto de encontrar un espacio para rentar y compartir no sólo esta relacionado con la ubicación y un precio razonable, también radica en conocer cómo administrar los gastos. ¿Cuál es  la mejor estrategia para dividir los gastos?

De acuerdo con Federico Sobrino, quién forma parte del Consejo de Directores de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) de la Ciudad de México, considera necesario que al momento de renta se considere:

1) Qué la cantidad de la renta no rebase del 25% de los ingresos de cada uno de los futuros inquilinos.

2)  Es importante que aunque compartas solo uno sea el titular. El responsable de firmar el contrato.

3) Para el pago del depósito, el experto sugiere que se divida en partes proporcionales.

De acuerdo con el experto deben discutir aspectos financieros para hacer acuerdos. Aquí algunas recomendaciones que debes tener en cuenta:

  • Qué porcentaje de renta pagará cada uno. ¿Cuánto renta cada persona va a pagar por mes . Si va a compartir el lugar de manera uniforme la división debe ser en partes iguales, pero si tienes una habitación mucho más grande, o más de espacio en general, decidan cuánto más debes pagar.
  • Responsable de pagos. Planear quién hará los pagos de renta y servicios en tiempo y forma a fin de evitar multas o suspensión de los mismos.
  • Gastos adicionales. ¿Quieren TV por cable? Es probable que solo uno quiera contratar este servicio por lo que le correspondería pagarlo, sin embargo puede ser injusto porque, inevitablemente, el roomie que afirmaba no estar interesado podría ver algún programa televisivo sin costo extra.
  • Consumo de servicios. Es probable que el pago no sea en partes iguales, dependerá de las actividades diarias de cada quien. Por ejemplo, si uno de los residentes acostumbra cocinar diario, debe ser el que pague la mayor parte del recibo de gas. O bien si alguno va a trabajar desde casa  el gasto de electricidad y servicio telefónico deberá ser su responsabilidad.
  • Visitas. Acuerden si las visitas recurrentes, por ejemplo la pareja de alguno debe aportar para los servicios.
  • Plazo del contrato. Dejen estipulado qué pasará si alguno de los roomies decide irse antes de que finalice el contrato. ¿Qué pasará con su cuota? ¿estará obligado a encontrar un sustituto?

Y si buscas una división aún más equitativa, Francis Su, profesor de matemáticas en el Harvey Mudd College en California, hace una proposición  basada en el trabajo del matemático alemán Emanuel Sperner. Se llama el lema de Sperner, y consiste en un triángulo con diversas opciones tomando en cuenta otros aspectos, como por ejemplo, quién valora más la luz natural, o la cercania con el baño o la salida,

Editorial Metroscubicos

Anuncios

Lo que debes saber si rentas por primera vez

rentar

Para rentar una vivienda te fijas en su ubicación, que esté cerca de tu trabajo, en el número de habitaciones y en el costo pero ¿qué hay del contrato? El abogado Víctor Carrillo Estrada explica que el arrendador debe plantear un contrato bien redactado en el que garantice todos sus derechos y los del inquilino en cuanto a los derechos de posesión y uso del inmueble. Aunque una vivienda reúna todos los requisitos que te satisfacen, no debes firmar el contrato sin antes leerlo.

Sobre el contrato de arrendamiento

Si te informas antes de contratar, estarás protegiendo tus derechos. Carrillo Estrada señala que es importante establecer dentro del contrato de arrendamiento los derechos y obligaciones tanto del arrendador como del arrendatario.

El arrendador está obligado a entregar el inmueble en la fecha estipulada y en las condiciones de seguridad e higiene adecuadas para el uso, así como a garantizar el pago de los daños y perjuicios por los vicios ocultos que podrían poner en riesgo la integridad física de quienes ocupan la vivienda.

Lee:Lo que debe contener un contrato de arrendamiento.

Las obligaciones del arrendatario son cumplir con el pago de la renta, hacer uso de la vivienda de acuerdo a lo estipulado en el contrato (si va a ser para vivienda, comercio o industria) y responder por los daños que pudieran ocasionarse mientras está ocupando el inmueble. Un contrato de arrendamiento compromete a ambas partes a cumplir con las prestaciones y obligaciones que el documento señala.

Ojo con las cláusulas

Entre las cláusulas estipuladas en el contrato destacan el precio de la renta, el lugar y el tiempo de pago, así como las garantías que deberán darse como depósito y fianza.

Generalmente los conflictos en este tipo de relaciones contractuales son el incumplimiento en el pago de la renta o en la entrega del inmueble en condiciones de seguridad e higiene. Debe de exigirse al propietario que dé el mantenimiento adecuado a la vivienda para que esta cumpla con todas las condiciones necesarias para su ocupación, afirma el abogado.

También es importante establecer el plazo de validez del arrendamiento, ya sea determinado o indeterminado y la fecha en que empezará a correr. Es fundamental fijar la fecha de vigencia, cuándo inicia y cuándo termina. A partir de cuándo tiene la posesión legal el inquilino y en qué momento termina la vigencia de las condiciones establecidas en ese contrato.

De acuerdo con Carrillo Estrada, la fecha de terminación estipulada dentro del contrato va a determinar a partir de qué momento se puede empezar a negociar las condiciones de un nuevo contrato. Esto es fundamental para evitar sorpresas desagradables como el incremento injustificado de la renta.

Lee: Errores a evitar al firmar un contrato de renta.

Incremento de la renta

El Código Civil establece que la renta podrá incrementarse únicamente de manera anual. En general, esto va a depender de las condiciones que existan en el mercado inmobiliario, de la oferta y la demanda y de la situación económica imperante. Los arrendamientos para casa habitación menores a 150 salarios mínimos, es decir, a 9,800 pesos aproximadamente, no puede incrementarse en más de 10%, aclara el abogado.

Une vez cumplido el plazo de validez, el contrato se puede ampliar por tiempo indeterminado y concluir en la fecha que elija cualquiera de las partes siempre que se avise con al menos 15 días de anticipación.

Hay una figura que se conoce dentro del arrendamiento que es la tácita reconducción —afirma—esto es, se continúa permitiendo el uso, el arrendatario paga la renta y se entiende que las condiciones del contrato se han prolongado. A partir de ese momento se convierte en un contrato indeterminado en su temporalidad pero los derechos y obligaciones en él contenidas tienen que seguir teniendo efectividad en las mismas condiciones por un tiempo indeterminado, puede ser medio año, otro año o prolongarse aun más tiempo.

¿Y si no te cumplen, con quién puedes acudir?

Al tener claro cada cuándo y de cuánto será el incremento de la renta, podrás empezar con el pie derecho la contratación. Si el arrendador incumple esta cláusula puedes iniciar un procedimiento para defender tus derechos como arrendatario. Ponte en contacto con el Instituto Federal de Defensoría Pública donde te asesorarán sobre tus derechos y obligaciones.

Ahora que ya conoces tus derechos de arrendatario y cómo se hace en incremento en la renta, puedes decidir mejor con quién firmar tu contrato.

Revista del Consumidor

Roomies, ventajas y desventajas de la vida en común

roomies

Buscar compañeros de departamento es una práctica cada vez más común entre los jóvenes mexicanos, quienes para el logro de su independencia o una mejor calidad de vida dejan el nido del hogar para irse a vivir con roomies con quienes comparten espacios, gastos y experiencias de vida.

Entre algunas de las características de las personas que comparten vivienda son egresados de las universidades con un promedio de edad de 30 años, quienes antes de optar por la vida en pareja deciden vivir su independencia acompañada de personas que les aminoren la carga económica de rentar un espacio para vivir.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), existen más de dos millones de jóvenes que se han salido de sus casas sin haberse casado para compartir alojamiento con algún compañero, cifra que podría duplicarse en la siguiente década.

En entrevista, la doctora en psicología social por la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Patricia Andrade Palos, señaló que uno de los factores a considerar para elegir este modelo de vida es tener un plan de vida en específico.

La especialista abundó que aunque no existen estudios que aporten información clara en cuanto a las consecuencias emocionales a futuro de quienes eligen compartir hogar, es importante considerar diversos factores para evitar que la vida en común se vuelva una pesadilla.

Explicó que primero es fundamental contar con un plan de vida y responderse las preguntas de por qué vivir con alguien, la manera en la que se haría y con quién.

En ese sentido, subrayó que por motivos de seguridad es preferible vivir con algún amigo o conocido para de esta manera mitigar las posibles fricciones que emanan de la vida con compañeros de vivienda.

Entre algunas de las ventajas de tener compañeros de departamento destacan, en primer instancia, el aligeramiento de las cargas económicas al compartir todos los gastos.

Otros beneficios son el acompañamiento y camaradería que pudieran llegar a originarse, la posibilidad de llevar a cabo planes y proyectos en común, así como la probabilidad de trabajar en conjunto.

En cuanto a las desventajas, destacó que es importante que todos los habitantes tengan una solvencia económica para evitar que algunos dependan de otros en ese aspecto, y ejemplificó que la elección de vivir con compañeros es similar a la de la vida en pareja, debido a que es una decisión en la que no se conoce el final y sin embargo se arriesgan a tomarla.

Opiniones recabadas entre personas que han vivido bajo este esquema coinciden en que la vida en común con compañeros tiene la ventaja de aminorar las cargas económicas y en ocasiones emocionales.

Sin embargo, algunos señalaron que la organización de actividades de limpieza en espacios de uso común, así como el respeto a los alimentos y artículos dejados en áreas utilizadas por los habitantes, son aspectos que cuesta trabajo controlar.

Sebastián Romo, estudiante de origen mexicano que reside en Alemania, detalló que se busca vivienda cerca de los centros de estudio, además de que tienen que ver el número de personas que viven en la casa, lo que dificulta la organización y limpieza de la misma.

Destacó que el proceso de selección de los roomies es similar a un casting, en el que los propietarios de la casa entrevistan al candidato para conocerlo y decidir en conjunto si lo aceptan o no.

En tanto, Gustavo Velasco, diseñador gráfico y empresario originario de la ciudad de Aguascalientes que vivió con diferentes personas en la capital mexicana y en Estados Unidos, comentó que en general se debe aprender a compartir y convivir en los espacios comunes, además de tener la tolerancia para sobrellevar los diversos tipos de vida de los compañeros de hogar.

“Si tienes la adaptabilidad de vivir con otras personas sin importar sus manías, humores, amores, olores y descortesías, te será fácil acostumbrarte a sus detalles, abrazos, historias y cortesías”.

Al final, añadió el diseñador, terminaras extrañándolos y seguramente, ellos a ti.

Notimex

¿Cuándo te conviene rentar?

alquiler-casa

No hay lugar como el hogar. Comprar una casa es el sueño de la mayoría de los mexicanos; sin embargo, es una inversión mayor, a largo plazo, que requiere una buena capacidad de planeación a futuro, mucha disciplina y un análisis profundo de tus finanzas personales y de tu situación emocional y laboral.

Algunos focos rojos que te indican que aún nos es momento para comprar son:

Tus ahorros no alcanzan para el enganche de al menos 20%, los gastos de inicio (escrituración, apertura de crédito, avalúo), y un “colchón” para habilitación de espacios, adaptaciones y remodelaciones.

No tienes capacidad de ahorro. Tus gastos fijos son muy altos (colegiaturas, seguros, rentas, impuestos), y comprometen tu presupuesto mensual.

Tu nivel de endeudamiento es alto. Tienes deudas grandes a largo o mediano plazo (autos, muebles, electrónicos, viajes).

Tu nivel de ingresos es bajo para la hipoteca que necesitas.  Evalúa si puedes pagarla. Planea cómo aumentar tus ingresos o cambia de prospecto de casa.

Tienes poco control sobre tus finanzas. Tu presupuesto es un desastre y casi nunca terminas la quincena como estaba planeada (o simplemente no la planeas).

Hay problemas en tu matrimonio. No tienes la cabeza fría ni las cuentas claras.

Tú y tu pareja planean tener familia. Los gastos de maternidad son altos y los hijos muy demandantes en todos sentidos. Espera a que nazca y estabilices tu presupuesto para retomar el asunto de la casa.

Tienes planes de retomar la escuela o ya cursas algún posgrado.

La empresa donde trabajas pasa un momento de inestabilidad. Pueden reducir horas o beneficios, o recortar personal.

Tienes planes de viajar y conocer el mundo.

Así las cosas, el mero hecho de dejar de rentar o de vivir con algún familiar no siempre es una razón válida. Para muchos rentar es como tirar el dinero a la basura, pero pasa lo mismo con los primeros años de una hipoteca. Todo se va en intereses. Así que ahora veamos la otra cara de la moneda.

Las ventajas de rentar

1.- Vives feliz sin pagar predial, y otros impuestos y gastos relacionados con una casa. Tienes que cuidar el lugar, pero los problemas graves como cambiar el calentador, la instalación eléctrica o la herrería, son asunto del dueño.

2.- Tienes acceso a una casa mejor de la que podrías comprar. Las rentas son más baratas que las mensualidades.

3.- Brinda acceso a una mejor ubicación. Hay más casas en renta que en venta.

4.- Te da movilidad. Si algo no te gusta, puedes irte al terminar tu contrato. Un vecino, la zona, o la colonia; el mismo “depa” puede tener vicios ocultos. Si vives con tu pareja y no funciona, hay libertad para moverse.

5.- Si bajan tus ingresos puedes rescindir y buscar un sitio más barato.

6.- Si cambias de trabajo y el rumbo no te conviene, puedes moverte. Vivir cerca del trabajo brinda ahorros significativos.

7.- Tu trabajo requiere cambios de residencia periódicos.

8.- Si no tienes para comprar una casa en efectivo ni para dar un buen enganche que te permita contratar una hipoteca pagable. Puedes ahorrar la diferencia entre tu renta y lo que pagarías de hipoteca para luego comprar.

Saca la mejor ventaja de rentar, la realidad es que ya llevas buen camino andado de lo que será una hipoteca. Ya estás acostumbrado a destinar una parte importante de tu ingreso para la casa.

Editorial Metroscubicos

8 reglas que debes seguir al buscar tu primer departamento

8557582953_391f270f71

Aunque no lo creas, buscar el depa ideal puede convertirse en una muy mala experiencia si no eres cuidadoso; sigue estás recomendaciones que te ayudarán a disfrutar la experiencia desde el principio.

1. Visitarás más de un lugar. Aunque puede pasar que el primer depa te enamore, date la oportunidad de visitar otros. Por ejemplo, cuando yo buscaba vi uno que me encantó, era de buen tamaño, tenía un pequeño balcón y sus closets eran enormes; pero el edificio estaba un poco viejo, la renta era más cara y a fuerza tenia que compartir. Días después visité otro (en el que vivo ahora) y aunque es más chiquito, es solo para una persona, la zona está perfecta para mí y tiene todo cerca. Quizá si me habría quedado con el primero, me hubiese arrepentido.

2. Ten preparados los documentos básicos. que posiblemente te pidan, así como los requisitos. Consúltalos aquí.

3. El precio de los depas regularmente son negociables, haz una oferta por la cantidad que te gustaría pagar por el que viste (siendo realistas) y cruza los dedos para que te den el sí.

4. Pregunta sobre las reglas de convivencia y comportamiento, muchos sitios no permiten hacer fiestas después de cierta hora, no aceptan mascotas o no permiten que cambies el color de las paredes. Si firmas contrato éstas cláusulas se incluirán en el contrato de arrendamiento, de lo contrario, no existen prohibiciones.

5. Visita la zona en los tres horarios diferentes: día, tarde y noche. Conoce bien la seguridad de la zona y el tipo de movimiento que hay, si pasan patrullas, cuenta con alumbrado público.

6. Ten el dinero suficiente preparado, si comienzas con el trámite para rentar un depa y te dicen que sí, deberás cubrir los primeros pagos tan pronto sea posible, tales como depósito y mudanza.

7. Platica con la persona que te lo va a rentar. En mi caso, encontré mi depa por medio de una agencia inmobiliaria, por lo que todo lo ves con un agente que interviene. Antes de firmar contrato o el mismo día que lo hagas, tómate unos minutos para conocer al dueño, este tipo de acercamientos son importantes.

8. No sacrifiques tu ingreso por pagar el depa `perfecto´. Aunque todos quisiéramos vivir en la mejor zona, a cinco minutos del trabajo o la escuela y en el lugar digno de película, no siempre se puede costear; cuando comienzas pagando más de lo que tenías pensado, es segurísimo que tendrás que comer atún no una semana seguida, ¡todo el mes! O en el peor de los casos, regresar con tus papás.

depadesoltera.com

Los jóvenes mexicanos quieren casa

pareja joven busca hipoteca

Los jóvenes mexicanos, aquellos que tienen entre 15 y 29 años de edad, quieren tener una casa propia.

El 47% de los encuestados por Banamex y la UNAM en el estudio “Cultura financiera de los jóvenes en México” dice que en los siguientes ocho años su meta es adquirir un bien inmueble. Concluir sus estudios (19%) o poner un negocio (13%) parece ser una prioridad menor a la de formar patrimonio.

Cultura de ahorro

Según el análisis y estudio cualitativo de la encuesta los jóvenes mexicanos tienen claridad respecto al significado del ahorro y lo consideran un hábito deseable. Comentan también que el ahorro significa la posibilidad de tener un patrimonio e invertir en el futuro.

De hecho, 52% dice ahorrar regularmente parte de sus ingresos. Los que sí ahorran reconocen que existe un ahorro a largo plazo, que es el que permite la construcción del patrimonio.

Los jóvenes, por lo tanto, perciben una relación entre la creación de patrimonio y el ser dueños de un bien inmueble, destaca el estudio.

Respecto al concepto de patrimonio, el estudio cualitativo refleja que para la juventud significa ‘tener algo’, ya sea  material o inmaterial. Incluye propiedades -una casa o terreno-, negocios propios o cuentas en el banco.

Si bien se relaciona a la casa con la idea de patrimonio, no es considerada necesariamente una inversión. El 79% de los encuestados dice que no conoce las inversiones en bienes raíces.

Por este desconocimiento de cultura financiera y por ende de los bienes raíces como inversión es que pocos acuden a las instituciones financieras por créditos, alude el estudio.

Oportunidad para instituciones bancarias

Los jóvenes, muestra la encuesta, utilizan poco los servicios financieros. Solo 11% de los encuestados dice haber solicitado algún tipo de crédito a una institución financiera. Pero el campo de oportunidad es mayor cuando se habla de lo hipotecario, pues de los que sí han solicitado financiamiento a un banco solo 2% han pedido un crédito hipotecario.

La mitad de los encuestados dice tener interés en conocer más sobre productos financieros, como la hipoteca, pero “expresaron que les gustaría tener la información en un leguaje más sencillo y menos técnico”.

Las decisiones financieras de estos jóvenes “serán relevantes para el país en los próximos años, de ahí la necesidad de fortalecer sus competencias para la toma de decisiones adecuadas” dijo en la presentación de la encuesta José María Zubiría, director corporativo de administración y finanzas de Banamex.

Editorial Metroscubicos

Cómo dividir la renta y los gastos con un roomie

roomies

El reto de encontrar un espacio para rentar y compartir no sólo esta relacionado con la ubicación y un precio razonable, también radica en conocer cómo administrar los gastos. ¿Cuál es  la mejor estrategia para dividir los gastos?

De acuerdo con Federico Sobrino, quién forma parte del Consejo de Directores de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) de la Ciudad de México, considera necesario que al momento de renta se considere:

1) Qué la cantidad de la renta no rebase del 25% de los ingresos de cada uno de los futuros inquilinos.

2)  Es importante que aunque compartas solo uno sea el titular. El responsable de firmar el contrato.

3) Para el pago del depósito, el experto sugiere que se divida en partes proporcionales.

De acuerdo con el experto deben discutir aspectos financieros para hacer acuerdos. Aquí algunas recomendaciones que debes tener en cuenta:

  • Qué porcentaje de renta pagará cada uno. ¿Cuánto renta cada persona va a pagar por mes . Si va a compartir el lugar de manera uniforme la división debe ser en partes iguales, pero si tienes una habitación mucho más grande, o más de espacio en general, decidan cuánto más debes pagar.
  • Responsable de pagos. Planear quién hará los pagos de renta y servicios en tiempo y forma a fin de evitar multas o suspensión de los mismos.
  • Gastos adicionales. ¿Quieren TV por cable? Es probable que solo uno quiera contratar este servicio por lo que le correspondería pagarlo, sin embargo puede ser injusto porque, inevitablemente, el roomie que afirmaba no estar interesado podría ver algún programa televisivo sin costo extra.
  • Consumo de servicios. Es probable que el pago no sea en partes iguales, dependerá de las actividades diarias de cada quien. Por ejemplo, si uno de los residentes acostumbra cocinar diario, debe ser el que pague la mayor parte del recibo de gas. O bien si alguno va a trabajar desde casa  el gasto de electricidad y servicio telefónico deberá ser su responsabilidad.
  • Visitas. Acuerden si las visitas recurrentes, por ejemplo la pareja de alguno debe aportar para los servicios.
  • Plazo del contrato. Dejen estipulado qué pasará si alguno de los roomies decide irse antes de que finalice el contrato. ¿Qué pasará con su cuota? ¿estará obligado a encontrar un sustituto?

Y si buscas una división aún más equitativa, Francis Su, profesor de matemáticas en el Harvey Mudd College en California, hace una proposición  basada en el trabajo del matemático alemán Emanuel Sperner. Se llama el lema de Sperner, y consiste en un triángulo con diversas opciones tomando en cuenta otros aspectos, como por ejemplo, quién valora más la luz natural, o la cercania con el baño o la salida, consulta sobre esta fórmula aquí.

 

Editorial Metroscubicos