Publicaciones etiquetadas con: credito

Convierte gastos hormiga en el enganche de tu casa

Imagen

El ahorro para el enganche de tu casa es uno de los más importantes que vas a hacer en tu vida. Y no, no te vamos a decir que con dejar de comprar un café en las mañanas vas a lograrlo. Sin embargo, esas fugas de dinero, esos gastos que se te escapan sí pueden representar un ahorro importante al año que te ayude a completar el enganche de tu vivienda, explica Giovanni Rueda, director de contenidos de Educación Financiera Banamex.

Según datos de Profeco los gastos hormiga pueden ser de entre 12,000 y hasta 30,000 pesos al año.
Tan solo controlar estos gastos y reducirlos suma al ahorro para tu casa.

Los gastos hormiga son esos que no tienes contabilizados, los que hacen que se te escape el dinero, los que haces sin anotar en tu presupuesto y son “una fuga de recursos”, dice Rueda.
Decimos que no podemos ahorrar o no podemos ahorrar más de lo que ya logramos, explica Rueda, pero concienciar los gastos hormiga ayuda a darte cuenta que sí puedes ahorrar.

Paso 1. Detecta los gastos.

No te desesperes, esto lleva tiempo. Haz un registro de gastos durante unos 15 días. Registra todo gasto que hagas, toda compra, toda propina todo peso que salga de tu bolsillo.

Para hacerlo más sencillo, descarga este formato que en automático calcula tus gastos hormiga de forma semanal, mensual y anual. Descubre el gasto que realmente representa el café diario y el paquete de galletas.

Paso 2. Según tu perfil, cuida ciertas plagas

Hay ciertos gastos hormiga que serán más frecuentes según si eres soltero, casado o tienes hijos. Tómalos en cuenta a la hora de revisar cómo gastas.

Solteros
– Comidas diarias en el trabajo.
– Cervezas del fin de semana con los amigos.
– Viajes de fin de semana no presupuestados. Se te cruza un puente y alguien te invita a la playa y te vas aunque tengas deudas pendientes. Esto es una fuga de dinero y cuando no lo tienes presupuestado es un gasto hormiga, casi plaga en sí mismo.
– Propinas.
– Estacionamientos, si tienes auto.

Casados sin hijos
– Detalles para arreglar la casa. Siempre hay algo que se te antoja arreglar en la casa o comprar para ella.
– Comidas y salidas con amigos no presupuestadas.
– Regalos para la pareja que no tienes contemplados.
– Propinas.

Casados con hijos
– Regalos para los niños fuera de lo establecido (cumpleaños, Navidad, Reyes vs. se portó bien hoy o hizo una gracia).
– Regalos para las fiestas de los amigos de los niños.
– Llevar a los niños al supermercado y dejarlos echar en el carrito todo lo que se les antoja.

Paso 3. Analiza el gasto y decide si puedes cancelarlo, cambiarlo o reducirlo.  Aquí hay cuatro ejemplos claves

1. Si eres fumador y compras tres cajetillas a la semana, son 126 pesos. Esto al mes: 504 pesos, y al año resultan en 6,048 pesos.
Y esto es lo que podrías dejar de gastar sí dejaras de fumar. Y si no quieres dejar de fumar, entonces solo incluye este rubro en tu presupuesto para que sepas verdaderamente a dónde se te va el dinero.
2. Si todos los días en camino a la oficina compras una botella de agua de un litro gastas 8 pesos diarios; 40 a la semana sin contar fines de semana; 160 al mes; y 1920 pesos al año.
Si una vez a la semana compraras en el supermercado un paquete de 6 botellas gastarías al año 1,200 pesos y podrías reducir tu gasto en 720 pesos.
Si cada gasto hormiga lo reduces de esta forma, podrás encontrar un ahorro extra para tu casa.
3. Si comes fuera de casa todos los días entre semana y gastas entre 50 y hasta 100 pesos diarios, digamos que a la semana en promedio gastas 400 pesos en comidas. Esto al mes son 1,600 pesos y al año son 19,200 pesos.
Este no siempre es un gasto hormiga pues muchos lo tienen en su presupuesto, no obstante, hay que analizarlo.
Si dejas de comer en la fonda dos veces a la semana puedes reducir este gasto a 14,400 pesos. Y aquí juntas otros 4,800 pesos para el enganche de tu casa.
4. Regalos para las fiestas infantiles. Si tu hijo tiene 20 compañeritos en su salón, es probable que lo inviten a 20 fiestas infantiles al año y deberás comprar 20 regalos. Si a cada regalo le inviertes 100 pesos, son 2,000 pesos al año que debes contemplar en tu presupuesto.
La forma de reducir el gasto aquí sería que tu hijo no fuera ajonjolí de todos los moles y se saltara algunas de las fiestas.

Paso 4. Incrementa el valor de tu esfuerzo

Ya diste dos pasos muy importantes y lograste un ahorro extra al año, ahora debes hacer crecer este dinero.
Primero al querer tu casa has establecido una meta de ahorro, algo por lo que vale la pena dejar de hacer otras cosas y esto es esencial para que el ahorro se convierta en un hábito, dice Rueda, y añade que el siguiente paso es invertir.

– Invierte en la afore:
Si logras un ahorro de 17,000 pesos al año de recortar tus gastos hormiga, alrededor de lo que Profeco calcula que representan en promedio los gastos hormiga en México, y lo inviertes en la afore al final del año tendrías un premio de 798.83 pesos y tu ahorro sería de 17,798.83. Esto bajó los supuestos de que recibas una tasa de interés del 4.69% y que el dinero permanece invertido un año entero, del 31 de diciembre de 2013 al 31 de diciembre de 2014.
¡Qué poco!, podrás gritar al leer esto, pero en realidad esos casi 800 al año no te los regala nadie. Y piensa que en el largo plazo obtienes rendimientos sobre los rendimientos anteriores, así que en un periodo de varios años esto podría resultar en una cantidad más interesante para completar tu enganche.

– Piensa en Cetes
Si hace 5 años hubieras ahorrado cada año 17,000 pesos en cetes a 28 días, hoy tendrías, según Asset Management de BBVA Bancomer, 92,064 pesos, un rendimiento de 8,064 pesos de los 84,000 aportados por ti.

– Largo plazo, me animo a la Bolsa
No todos tienen el estómago para invertir en la Bolsa Mexicana de Valores, pero si hubieras puesto desde hace 5 años tus 17,000 pesos hoy podrías tener 115,099 pesos, un premio de 31,099 por invertir en empresas mexicanas que cotizan en bolsa.
Esto bajo los datos que tomó Asset Management de BBVA Bancomer del rendimiento promedio del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de los últimos 5 años menos el 10% de la ganancia en Impuesto Sobre la Renta.
Este instrumento es solo para los que van a ahorrar a largo plazo y tienen el apetito de riesgo correcto.

– Si quieres algo medio, piensa en un fondo de inversión.
Si hubieras invertido este dinero en un fondo de inversión que tenga 50% en cetes y 50% del dinero invertido en Bolsa Mexicana de Valores, entonces aminoras el riesgo que puede dar solo tener acciones e incrementas el rendimiento de solo estar en renta fija. Hoy tendrías 102,777, un premio de 18,777 pesos por invertir tu dinero ahorrado, según datos de Asset Management de BBVA Bancomer.

Como ves todo empieza por poner en orden las finanzas y tener claro a dónde se va cada peso que ganas, y analizar a dónde quisieras que se vaya para convertirlo en un bien duradero como lo es una propiedad.

 

Editorial Metroscubicos

Anuncios
Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Cuánto aumentará tu crédito Infonavit en 2014

business-transactions

Si tu estás pagado un crédito del Infonavit, seguramente has escuchado hablar del concepto Veces Salarios Mínimos (VSM), que es la unidad en la que se calcula el financiamiento que recibiste y tiene un equivalente durante 2013 de $64.76 pesos diarios para la zona A y de $61.38 para la zona B.

Esto quiere decir que tanto el monto que te presta el Instituto, como las mensualidades que pagas, no están expresadas en pesos, sino en salarios mínimos.

¿Y eso en qué me puede afectar?

De entrada significa que tu pago mensual no es fijo, sino que se incrementa en el mismo porcentaje en que aumenta el salario mínimo, el cual podemos decir que es de entre 3 y 5% por año. Para 2014 el salario mínimo tendrá un aumento de 3.9%

También quiere decir que el monto que adeudas por el crédito que recibes, aumenta en la misma proporción en cada mes de enero durante el tiempo que dure el financiamiento.

De acuerdo a las Reglas de Otorgamiento de Crédito del Infonavit, en la cláusula vigésima quinta, dice que “el saldo de los créditos y amortizaciones se ajustará cada vez que se modifiquen los salarios mínimos, incrementándose en la misma proporción en que aumente el salario mínimo general vigente en el Distrito Federal”.

Los créditos otorgados devengarán intereses sobre su saldo, que será ajustado conforme a la tasa asignada, la cual fue determinada en el momento del ejercicio del crédito y permanecerá constante durante toda la vida del crédito.

Cómo se hace el cálculo

Para saber a cuánto equivale un VSM, debes tomar en cuenta el salario mínimo diario vigente del Distrito Federal, por el incremento (por confirmar) que entrará en vigor a partir de enero, y multiplicarlo por 30.4, que es el promedio de días que tiene un mes.

Para el cálculo sólo se considera el salario mínimo vigente del Distrito Federal, sin importar si vives en otra entidad; sin embargo, todos los créditos tienen un factor y tasa de interés diferente.

Cabe destacar que esto no perjudica a los habitantes de otras zonas del país; al contrario, les beneficia porque el Infonavit puede otorgar crédito mayores.

Por ejemplo, si una persona de Chiapas gana un salario mínimo que equivale a $61.38 pesos diarios y solicita su crédito, le pueden financiar hasta por 63 VSM (aprox. $118,000) igual que a una persona que vive en el Distrito Federal y percibe un salario mínimo actual de $64.76 pesos.

Consulta la calculadora online de VSM a pesos, click aquí.

¿Cuánto sube mi deuda con el incremento al salario mínimo?

Considerando que el salario mínimo de 2013 está en $64.76 en la zona A, si tienes un crédito Infonavit de $689,046, en realidad recibiste 10,640 VSM y tu descuento mensual es de aproximadamente 96.26 VSM, lo que quiere decir que pagarás $6,200 cada mes (96.26 x $64.76).

Consideremos que el crédito que recibiste incluye un interés del 10 por ciento.

Una vez que recibes y ejerces el crédito, debes considerar que al llegar el siguiente mes de enero, el Infonavit ajustará el saldo deudor y la mensualidad en base al incremento que se autorice para el salario mínimo, supongamos que el incremento es del 4%, el crédito se comporta de la siguiente manera:

Mes

Intereses

Capital

Pago mensual

Aportación patronal

Saldo

Saldo inicial

 

 

6,000

 

663,191

Enero 5,527 473 6,000 662,718
Febrero 5,523 477 6,000 662,240
Marzo 5,519 481 6,000 2,500 659,259
Abril 5,494 506 6,000 658,753
Mayo 5,490 510 6,000 2,500 655,743
Junio 5,465 535 6,000 655,207
Julio 5,460 540 6,000 2,500 652,167
Agosto 5,435 565 6,000 651,602
Septiembre 5,430 570 6,000 2,500 648,532
Octubre 5,404 596 6,000 647,936
Noviembre 5,399 601 6,000 2,500 644,836
Diciembre 5,374 626 6,000 644,209
Incremento salario mínimo 4%     6,240   669,978

Nota: este ejercicio es en base al primer año de vida del crédito

En este ejemplo podemos observar que el saldo deudor ahora es de $669,978 y la mensualidad sube a $6,240.

¿Por qué, si me prestaron $663,191 ahora debo más?

La respuesta es: porque el saldo deudor a finales de diciembre era de $644,209, porque aunque de lo que pagamos cada mes casi todo se va a intereses, las aportaciones que hace tu patrón cada bimestre van directamente a capital, lo que hace que el saldo deudor baje de manera considerable, pero al llegar enero se ajusta el importe incrementándose en un 4% (por el aumento al salario mínimo), y lo mismo pasa con la mensualidad.

La mensualidad se habrá incrementado en $240 y ahora debes $6,787 pesos más que al inicio, ¿por qué? Porque tu crédito está en VSM y para efectos de este ejercicio que estamos calculando el Salario Mínimo se incrementó en 4 por ciento.

Considera que el saldo deudor empezará a bajar poco a poco, pero no por lo que pagues cada mes, sino por la aportaciones bimestrales que hace tu patrón al Infonavit, mismas que como ya dijimos van directamente a capital.

Por ello, en el supuesto de perder la relación laboral, dejarías de recibir dichas aportaciones y la cantidad adeudada sería mayor a la originalmente contratada.

Recomendaciones

Si ya tienes un crédito Infonavit, la principal recomendación es que en la medida de lo posible adelantes pagos a capital, con lo cual podrás terminar el financiamiento antes del tiempo estipulado.

Puedes realizar pagos parciales, además del descuento de nómina. Para hacerlo solo debes llamar a Infonatel (9171 5050 o 01800 008 3900) para informar que quieres adelantar cierta cantidad de tu crédito, el asesor te indicará en qué momento debes realizarlo para que se aplique directo a capital.

En la página http://www.infonavit.org.mx, en la liga de Opciones para pagar mi crédito, encontrarás todos los lugares donde puedes realizar tus pagos del crédito Infonavit.

Esto también ayudará a que sea menor el impacto del aumento anual al salario mínimo, pues al ser menor tu deuda, los intereses bajarán considerablemente, aunque no debes olvidar que mientras debas el crédito siempre aumentará en enero de cada año.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, inmuebles, locales, propiedades | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Mitos del crédito hipotecario

Imagen

No hay día en el que me no me pidan que les aclare alguna pregunta, la cual termina siendo un mito sobre el crédito hipotecario, así que hoy decidí aclarar algunas de ellas, seguramente te vas a sorprender:

NO ES CIERTO QUE:

  • Es más difícil sacar un crédito para un soltero que para un casado: FALSO.

No depende de tu estatus marital, sino más bien de que tengas historial crediticio.

  • Si tienes historial negativo te van a rechazar el crédito: CASI FALSO.

Varía en cada situación, hay casos con calificaciones de 9 (muy negativas) a quienes les aceptaron el crédito y personas con puros 1 (positivos) que les negaron el crédito. Depende de si tienes un atraso crónico o si fue solo un evento.

  • Si tengo puras “palomitas verdes” en buró cualquier banco me va a aprobar: FALSO.

Tiene que ver con varios factores, el más común de rechazo —aun teniendo puras calificaciones positivas— es el sobreendeudamiento. Puedes estar pagando a tiempo todo el tiempo y no ser viable.

  • Las mensualidades chiquitas equivalen a un crédito más barato: FALSO.

Una mensualidad chiquita amortiza menos capital lo que supone que a la larga pagarás más . Pasar de un plazo de 15 a 20 años implica pagar 25% más de dinero.

  • La simulación del banco me dice que si me alcanza, por lo tanto, ese es el mejor crédito para mi: FALSO.

Los simuladores solo calculan basándose en datos generales pero no evalúan las características de la persona para confirmar si su perfil califica o no, por ejemplo, la edad, buró de crédito, ingresos suficientes, porcentaje de endeudamiento máximo, etcétera. Eso únicamente se puede confirmar con un ejecutivo bancario o con un asesor patrimonial.

  • El crédito INFONAVIT es más barato que el bancario: FALSO.

Si ganas más de $10,000 pesos al mes, la opción bancaria puede ser mejor para ti.

  • El saldo de la subcuenta de INFONAVIT tiene caducidad, tengo que usarlo ya para comprar casa o no lo podré recuperar : FALSO.

Si no usas tu crédito podrás recuperar el saldo de la subcuenta cuando te jubiles.

  • INFONAVIT no revisa buró de crédito: FALSO.

Si vas a pedir uno de sus créditos en pesos, vas a tener que autorizar que lo revisen.

Como ves el asunto no es tan sencillo, las simulaciones que puedes hacer en Internet no son suficientes, necesitas acercarte a un asesor de crédito hipotecario, la única persona indicada para confirmar su viabilidad.

*Asesora hipotecaria y autora del blog El peso nuestro de cada día, sal de dudas, sal de deudas

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Comprar casa con crédito o al contado

47286

Hay una serie de factores a tomar en cuenta para decidir qué forma de pago utilizar cuando compras un inmueble. Si tienes el capital necesario para hacerlo de contado, debes hacer un análisis profundo que tiene que ver con el costo de oportunidad del dinero, “depende de qué harías con el capital si no compraras el inmueble”, dice Antonio Ramírez, director de Arx Patrimonium consultoría hipotecaria. Por otra parte, decidirte por un crédito va más allá de ser sujeto al mismo.

Ventajas y desventajas al pagar de contado

Las opiniones se dividen sobre esta forma de pago aunque los expertos consultados coinciden en que lo mejor es un término medio, no apalancarte al máximo con un crédito ni descapitalizarte pagando de contado. Para tomar la decisión, puedes considerar las siguientes ventajas y desventajas de elegir esta forma de pago cuando cuentas con los recursos:

  1. Si es lo único que tienes, no te conviene descapitalizarte. “Si tienes el dinero, y te sobra, valora si hay otra inversión que te daría más por tu dinero y pide un crédito”, dice Flavio Franyutti, director de Crediteca, empresa de asesoría hipotecaria.
  2. Si tu intención es comprar para invertir en bienes raíces y cuentas con el dinero, úsalo. Cuando empieces a percibir las rentas busca invertirlas para recapitalizarte, dice Jorge Castañares, director de la empresa de consultoría inmobiliaria Aguirre Newman.
  3. Si tu intención es comprar un inmueble para vivir y cuentas con el total para comprarlo, descapitalizarte sería un error, afirma Castañares. Si contratas un crédito, dice, tu capital te puede dar el rendimiento para pagar mensualmente el servicio de la deuda y pagar otro proyecto de inversión.
  4. No obstante, pagar de contado evita cargos de comisiones e intereses. Según Antonio Ramírez, de Arx Patrimonium, a lo largo del crédito pagarás de tres a 3.5 veces el monto del crédito inicial por el pago de intereses, seguros y comisiones. Sin embargo, el pago se amortigua ante el efecto de la inflación frente a mensualidades fijas a lo largo de 15 o 20 años.
  5. Si das el monto total de un bien inmueble puedes negociar mejores precios, señala Ramírez. El pago del crédito implica para el dueño del inmueble esperar de dos hasta seis meses después de otorgado el crédito. “Con efectivo en la mano se puede negociar mejor porque no depende del monto del préstamo”, dice.
  6. Cuando haces un pago de contado puedes elegir tu propio notario lo que te permite reducir el costo de escrituración. “Cuando contratas un crédito, en 90% de los casos el banco elige al notario”, dice Antonio Ramírez.
  7. De contar con el capital total para adquirir un inmueble, Castañares recomienda contratar un crédito y usar el dinero para dar un enganche mayor y así disminuir el costo. “Recomendaría una proporción de 35% a 40% del valor”, dice.  Descapitalizarte de más, indica, sería perder el costo de oportunidad y la posibilidad de ahorrar en fondos líquidos para obtener, por ejemplo, un rendimiento de 7% en sociedades de inversión.

Contrata un crédito pero sácale provecho

  1. Si el crédito se adecua a tus posibilidades financieras resulta ser un instrumento que genera valor y te ayuda a conformar un patrimonio. “Hay que considerar  la tercera parte del ingreso remanente, es decir, después de pagar impuestos, para pagar deudas de consumo e hipotecaria”, dice Castañares.
  2. Los expertos recomiendan la contratación de un crédito hipotecario dadas las condiciones financieras actuales de los mismos.
  3. Un crédito no te descapitaliza y te protege ante un eventual fallecimiento. “Al estar acompañado por un seguro de vida, si el titular fallece la deuda se liquida, los beneficiarios se quedan con la vivienda y el dinero que no se usó para gastarlo en la casa se lo queda la familia”, dice Antonio Ramírez, de Arx Patrimonium.
  4. Muchos créditos no penalizan el adelanto de pagos, lo cual puede reducir el riesgo que implica el largo plazo. “Cada vez que se acorta el plazo, se disminuye el riesgo por desempleo”, dice Franyuti, de Crediteca.
  5. El mercado ofrece diversas opciones de crédito y es posible encontrar opciones que permiten que los primeros pagos sean una proporción importante de la deuda y no sólo intereses. En los créditos a 15 años, coinciden los expertos, se puede llegar a pagar hasta 30% del capital los primeros ocho años.

Analiza tu capital disponible, tus proyectos a corto plazo y decide qué esquema de compra te conviene más. Recuerda que los bienes raíces deben ser parte de tu portafolio de inversión pero no deben descapitalizarte.

 Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Qué hacer si ya no puedo pagar crédito Infonavit

h

Existen varias razones por las que algunas personas no pueden seguir pagando su crédito con Infonavit, conoce algunas de las opciones que existen para enfrentar esta complicación.

  • Pérdida de empleo

Desde 2007, todos los créditos Infonavit cuentan con un seguro de desempleo que cubre el pago de seis mensualidades, aunque ojo, existen dos esquemas y debes saber cuál es que te corresponde.

  • Prórroga

Llegar a la etapa de las prórrogas no es del todo agradable, si bien el Instituto no te exigirá el pago de la mensualidad, tu crédito causará intereses y, en consecuencia, tu deuda crecerá y el plazo de pago se alargará.

Siempre es recomendable utilizar primero el seguro de desempleo al que tengas derecho, sin embargo, si tu crédito es anterior a 2007, si ya utilizaste el beneficio, aun no tienes un nuevo empleo y tampoco tienes forma de pagar tus mensualidades de forma directa, es tu mejor opción.

Para solicitar la prórroga del Infonavit sólo debes confirmar por escrito que aceptas los términos y condiciones del acuerdo. Esto debes hacerlo ante el Infonavit por medio de una carta que te dará tu asesor de cobranza. Antes de formalizar una prórroga analiza las ventajas y considera el impacto. Considera que podrás utilizarla hasta por 12 meses continuos y en dos ocasiones a lo largo de la vida del crédito.

  • Mediación

Los acuerdos con mediación son una alternativa pacífica, imparcial, voluntaria, confidencial y neutral, en la que cuentas con un mediador que estará presente en la negociación con el Infonavit, su tarea es facilitar la comunicación para encontrar una solución al pago de tu crédito, buscando en todo momento que el acuerdo sea ágil, transparente y voluntario para ambas partes.

El mediador es un profesional certificado por el Poder Judicial del estado, si acudes con él, tienes la ventaja de acortar el tiempo de trámites en la gestión de tu problema, economizas los costos financieros y emocionales que esto implica y evitas el desgaste de iniciar procesos jurisdiccionales al llegar a un acuerdo amigable.

Esta opción está disponible para cualquier acreditado que tenga un problema de pago con su crédito Infonavit, para solicitarlo acude a cualquier centro de servicio Infonavit. La mediación demuestra tu buena fe, pero considera que si hoy no puedes pagar, probablemente no lo podrás hacer en el futuro porque tu deuda va a seguir aumentando. Mediar sólo te puede hacer ganar tiempo pero no resuelve el problema de raíz.

  • Sustitución de pasivo: obtener un crédito bancario para pagar

No cualquier crédito con Infonavit es candidato a sustituirse por uno bancario. El proceso es sencillo, siempre y cuando estés al corriente en tus pagos con Infonavit en los 12 meses anteriores de iniciar el proceso de sustitución, puedas acreditar ingresos constantes y suficientes, y tengas un buen historial crediticio.

De esa forma, el banco te otorgará un nuevo crédito hipotecario que te servirá para pagar el otorgado por el Infonavit y así tendrás mejores condiciones de crédito porque

tu nueva hipoteca será en pesos y podrás olvidarte de los aumentos de cada principio de año. Pagarás en cada mensualidad más capital y tanto tu mensualidad, como tu tasa de interés serán fijas. Te recomendamos contactar a un broker hipotecario para que te asesore en el cambio.

Finalmente, procura que tu nuevo crédito hipotecario sea contratado a 15 años como máximo para lograr que pagues (amortices) más capital de lo que hiciste con tu crédito Infonavit.

  • Vender la casa actual para saldar tu adeudo

Cuando ya no puedes seguir pagando tus mensualidades pero no quieres incumplir con tus obligaciones y quieres rescatar parte del valor de la casa, es recomendable que pongas tu casa a la venta.

Si la has mantenido de forma adecuada, es muy probable que haya incrementado su valor y eso significa que tienes algo de capital por recuperar. Para saber si esto es lo que te conviene, haz el siguiente ejercicio:

Calcula tu deuda actual de la hipoteca Infonavit revisando tu más reciente estado de cuenta. Investiga  cuánto vale tu casa, pregunta a tus vecinos en cuánto han vendido casas similares a la tuya. Al valor del avalúo réstale tu deuda y, si el resultado es positivo, quiere decir que tienes capital todavía en la casa por lo que si la vendes podrás pagar completamente tu crédito y tendrás algo de dinero sobrante.

  • Dación en pago: regresar la casa

Esta opción es para la persona que no puede obtener un crédito nuevo que sustituya al del Infonavit debido a problemas con el buró de crédito, no tiene capital en el valor de su casa (debe más de lo que vale la casa) o definitivamente no tiene forma de cubrir sus mensualidades.

La dación en pago es una forma legal de extinguir las obligaciones que debes cumplir, implica dar en pago algo distinto a lo que habíamos acordado. En este caso, habías acordado pagar dinero a una tasa en un plazo y en lugar de hacer eso, entregarás la casa para pagar (liquidar) la deuda.

Para llevarla a cabo debes acercarte a la oficina regional más cercana y explicar por escrito porqué ya no puedes pagar tu crédito y que deseas entregar la casa en pago para que no se sigan generando intereses. Abandonar la casa no es una opción.

Hay pocos errores financieros más graves que dejar de pagar tu crédito hipotecario por lo que implica a nivel personal y, sobre todo, por el mensaje que mandas a las instituciones de crédito.

Todo tiene solución, aunque en ocasiones el remedio no sea de todo tu agrado. Analiza tu situación, toma una decisión pensando no sólo en si todavía te alcanza para pagar hoy, sino en lo que es mejor  para ti y tu familia.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

4 errores a evitar al contratar un crédito

preocupacion

Pedir un crédito va mucho mas allá que pedir dinero. En nuestra mente ese dinero tiene el súper poder de darnos un techo donde vivir (hipoteca), declarar nuestra posición social (crédito automotriz), darnos tranquilidad para llegar a fin de mes (préstamo express), un apapacho por algo que nos merecemos (meses sin intereses) o adelantar alguna necesidad (tarjeta de crédito).

Pero ese estado mental donde el dinero provoca placer, pronto se convertirá en desilusión, sorpresa o angustia si nos permitimos olvidar que desafortunada o afortunadamente, al final del día, ese dinero es sólo dinero que tendremos que pagar con un cierto precio denominado intereses, comisiones y costos de apertura.

He aquí algunos errores que debemos evitar para no dejarnos dominar por la emoción de conseguir dinero prestado:

  1. Confundir “pagos chiquitos” con crédito barato: la frase “tan sólo por pesos semanales o mensuales” apela a nuestro rupestre sentido de cazadores de ofertas bajo el cual olvidamos que pagar muchos poquitos seguramente significará terminar pagando demasiado. Un crédito barato es aquel que, sumando el total de pagos, no representa mucho más de la cantidad de dinero que obtuvimos en un principio.
  1. Olvidar que existe un mañana: una orgía de compras a meses sin intereses puede representar hoy el salir del centro comercial cargados de todo lo que ¿necesitamos? o, más bien, deseamos y claramente calculamos que podremos cumplir con la primera mensualidad, pero olvidamos que en la economía familiar se presentan picos que nos obligan a gastar más, o baches en donde percibiremos menos ingresos. Comprar en cuotas requiere planear hacia el futuro y hacer cuentas sensatas para estimar nuestra capacidad de cumplir con esos pagos.
  1. Centrarnos sólo en una opción: obtener dinero ajeno -está demostrado- es un apapacho a nuestro ego. Si tal banco o almacén nos presta, podemos confundirlo con un indicador de nuestra valía y, bajo esos términos, ¿quién se atreve a cuestionar el préstamo? Me impresiona el número de personas que aceptan préstamos de “su” banco sin comparar otros productos porque, muy en el fondo, temen que en otro lugar nos les presten o, al menos, no los reconozcan como clientes, lo que habla maravillas de la psicología de los programas de lealtad y cliente consentido ¿no lo creen? Mandar de recreo a nuestro ego y comparar créditos en función de su costo y beneficios, es la forma correcta de contratar un crédito.
  2. Intentar tapar el sol con un dedo: “El paciente siempre miente” nos enseñó el Dr. House y no está muy alejado de la realidad añadir que “el acreedor también miente”. Lo curioso es que el engaño muchas veces es en primera persona. Veámoslo así, si se sufre para acreditar ingresos para el pago de una hipoteca tal vez valga la pena detenerse y preguntarse ¿realmente puedo pagar esta mensualidad?.

Quien intenta hacer mil triquiñuelas para no pagar el seguro de su auto porque es carísimo, quizá no está mirando lo obvio que es aceptar que se está comprando un auto por encima de toda posibilidad.

Los procesos para otorgar un crédito hablan más del cliente que de la institución. Quien necesita recurrir a créditos express o sin investigación tiene de tarea analizar detenidamente sus hábitos de consumo y cuestionar si realmente ameritan pagar tantos intereses. Si es necesario mentir o forzar alguna situación para obtener el crédito (no iré de vacaciones, voy a pedirle a un desconocido que sea mi aval porque nadie más quiere, voy a sacarlo a nombre de mi pareja o de mis hijos) haz un alto y cuestiónate SERIAMENTE si estarás en capacidad de cumplir con ese crédito.

Aprender a distanciar la emoción que nos domina al pedir dinero prestado, es un camino que vale la pena recorrer. Recuerda, toma el control de tu dinero antes de que alguien más lo haga por ti.

* La autora es consultora y coach certificada por la ICC (International Coaching Community) especializada en finanzas tanto para personas como empresas. También es utora del libro “Toma el Control de tu Dinero”.

 Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Crédito mancomunado en caso de fallecimiento

Imagen

El fallecimiento de un familiar nunca es algo fácil de sobrellevar, sin embargo, es necesario regresar a la realidad y hacer frente a todos los pendientes del fallecido, incluyendo las deudas.

Marco Carrera, director de Educación Financiera de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), explicó que la mayoría de los créditos que hay actualmente en el mercado tiene seguro de vida y desempleo, entre otros, sin embargo, es importante que el solicitante conozca cómo funcionan las coberturas que están ligadas a su crédito para aprovechar el esquema.

En general, cuando los bancos otorgan un crédito, ya sea de tarjeta, hipotecario, personal o automotriz, establecen en los contratos seguros como el de vida, para que en caso de presentarse el fallecimiento del titular del crédito, la deuda quede saldada a través de la entrada en operación del seguro.

Créditos hipotecarios mancomunados

Un crédito hipotecario no es siempre algo personal. Al contrario, casi todas las instituciones financieras, públicas y privadas que operan en México facilitan que dos personas civilmente casadas soliciten un crédito conjunto, a partir de los ingresos de ambos, para comprar una casa, explicó Humberto Valencia, profesor de Finanzas del Tec de Monterrey.

La idea es que unan fuerzas financieras para acceder a un préstamo más grande, que les permita comprar una mejor vivienda. Este tipo de crédito considera los ingresos de ambos cónyuges, y una vez que el crédito es evaluado y aprobado, los dos firman el contrato y ambos se obligan a pagar el préstamo.

Mientras el crédito esté activo, ambos estarán cubiertos por el seguro de vida que suele estar ligado al pago de su hipoteca. Por ello, en caso de que se presente la muerte de uno de los miembros del matrimonio, el seguro liquidará completamente el saldo insoluto de la deuda siempre y cuando en la póliza figure el esquema de cobertura mancomunada conyugal.

Por otro parte, si el crédito hipotecario se encuentra activo bajo el esquema de coacreditados, ante la muerte de uno de los participantes del crédito, el seguro de vida sólo cubrirá la parte proporcional que era el adeudo total del fallecido. Es decir, si la escritura del inmueble establece que un participante aporta 30% del valor de la vivienda, y éste fallece, la compañía de seguros sólo indemnizara dicho porcentaje y los sobrevivientes continuarán con el pago de 70% restante.

Esta figura de crédito hipotecario es cada vez menos común. Entre sus participantes pueden figurar dos hermanos, un padre y su hijo, o una pareja que no está casada, etcétera.

Realice el aviso a tiempo

De acuerdo con la Condusef, los familiares o aquella persona que se encargue de los trámites tiene un plazo de 180 días naturales contados a partir del fallecimiento del titular del crédito para dar aviso del fallecimiento y así finiquitar los adeudos. Esto se puede hacer en cualquier sucursal del banco que tenga la cuenta.

Al respecto, es importante avisar a la institución del fallecimiento lo antes posible, ya que el banco no tiene ninguna forma de enterarse y los créditos siguen generando intereses ante préstamos hipotecarios y automotrices.

En el caso del crédito personal o de tarjeta no hay tanto problema porque el seguro cubre la totalidad del préstamo, incluido el de tarjetas adicionales.

El Economista

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Aprovecha y deduce los intereses de tu crédito

Imagen

Actualmente, más de cuatro millones de personas están pagando un crédito hipotecario, de este total, tres millones de derechohabientes tienen préstamos con el Infonavit y podrían solicitar a la Secretaría de Hacienda la devolución de intereses reales.

El artículo 176, fracción IV de la Ley del Impuesto sobre la Renta, prevé la deducibilidad de los intereses reales efectivamente pagados en el ejercicio, por créditos hipotecarios que contraten las personas físicas con los integrantes del sistema financiero. Esta medida se aplica siempre que el monto de los préstamos no exceda de un millón 500 mil Unidades de Inversión (Udis), cuyo valor actual es de 4.738 pesos por Udi.

Este es un beneficio que tienen todas las personas que contratan una hipoteca, donde lo deducible es equivalente a intereses reales del crédito. Por ejemplo, si la tasa del crédito es del 12% y una tasa de inflación del 4%, lo que se puede deducir es el 8% de intereses reales, por ello es atractivo aprovechar este beneficio.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la deducibilidad también aplica para Sofomes y Sofoles.

Cómo se hace la deducción de la hipoteca

Lo primero que debes hacer es informar a tu patrón, a través del departamento de Recursos Humanos, que presentarás tu declaración anual, en caso de que no estés obligado por la ley a hacerlo de forma individual. Es preciso que lo hagas a tiempo para que la empresa pueda entregarte el formato que debes llenar.

Posteriormente, las instituciones con quienes se haya contratado el crédito deben entregar una constancia donde aparezcan los importes sumados de las deducciones a que tiene derecho. También en el estado de cuenta se puede especificar el monto de los pagos que por este concepto el cliente efectuó. Es importante conservar estos documentos.

Dicha constancia deberá contener el nombre, domicilio y el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) del deudor hipotecario, la ubicación del inmueble hipotecado y los intereses nominales devengados y el monto de los intereses reales pagados durante el ejercicio.

Además debe contener el nombre de la institución financiera que otorgó el crédito, su RFC y el nombre de su representante legal. Sólo con esta constancia podrás hacer la deducción, cuyo monto depende de los intereses reales que hayas pagado por el crédito y de tu base gravable.

Si tienes un crédito del Infonavit puedes descargar la constancia en el portal del instituto http://www.infonavit.org.mx

Toma en cuenta que puedes deducir intereses si eres asalariado o trabajas por tu cuenta. Aprovecha ese beneficio fiscal y reinvierte ese dinero en tu hipoteca, por ejemplo adelantar pagos te ayudará a reducir el plazo considerablemente.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.