Publicaciones etiquetadas con: comprar casa

Guía de sobrevivencia para el dueño primerizo Parte 2

remodelacion

Cuando somos dueños de una casa por primera vez, hay muchas responsabilidades que vienen detrás de nuestras llaves y desafortunadamente el inmueble no viene con un manual de ¿Qué hacer en caso de una fuga de agua o cómo cambiar un foco roto?, por eso, armamos esta guía que te ayudará a sobrevivir ante pequeños y grandes incidentes que se presenten en tu nuevo hogar.

Reparar un inodoro inundado
El inodoro funciona con gravedad. Hay veces en las que la válvula y el flotador no cierran correctamente el paso del agua, lo que hace que ésta se haga más abundante. Para contrarrestar esta acción, quita la parte superior del tanque, toma el flotador, y tira hacia arriba para cerrar la válvula. Eso te dará tiempo para llegar a abajo y cortar el agua.

Limpiar manchas de pintura en la alfombra

Corta dos pedazos de cartón y usa los bordes para recoger la pintura. Cuando la mayoría del líquido se haya aclarado, consigue una cubeta con agua y limpia el resto que quedó en la alfombra, luego raspa los residuos. Trabaja con rapidez y de forma continua para evitar que seque lo que ha quedado.

Alarga la vida de tus focos

La razón por la que los focos duran tan poco tiempo es porque el alimentador de electricidad en donde conectas el casquillo está muy sucio y eso no permite la conexión correcta, así en cada prendido y apagado se desgasta cada vez más, acortando la vida de tus luces. Es recomendable limpiar con un trapo seco y mucho cuidado estos espacios.

Editorial Metroscubicos

Anuncios
Categorías: casas, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

9 reglas legales para comprar tu casa

Imagen

Cuando encuentras la casa que quieres comprar e inicias las negociaciones, es momento de corroborar que la propiedad cuenta con todos los documentos necesarios para llevar a cabo la compra-venta. La idea es garantizar que estás frente a un bien raíz legal y que tu inversión no corre riesgo alguno.

Aunque lo más recomendable es contar con la asesoría de un abogado experto en bienes raíces, puedes avanzar en la revisión de los documentos y detectar cualquier anomalía oportunamente.

El primer paso

Solicita al vendedor copias de las escrituras, de su identificación oficial y acta de matrimonio, así como de los últimos pagos de predial y servicios. Estos documentos son los pilares para saber que la casa que vas a comprar está en regla.

Con la escritura en la mano, debes revisar:

1.La ubicación.

Corrobora que la propiedad se encuentra ubicada donde la escritura lo menciona.

Es posible que el nombre de las calles haya cambiado, si es el caso, acude a la delegación correspondiente o al palacio municipal de tu localidad, y verifica que el nombre anterior de la calle coincide con las escrituras.

Esto debes informarlo al notario público cuando se realice la firma de las nuevas escrituras, para que se haga una anotación como la siguiente: “La calle Fulana, antes, hoy Av. Mengana…”.

  1. 2.   Nombre del propietario.

La única persona autorizada para vender la propiedad es el mismo que aparece como dueño en las escrituras, por esto es importante corroborar sus datos con la identificación oficial.

En ocasiones ocurre que el propietario tiene dos nombres y en la escritura sólo se lee uno. En este caso, también se debe hacer saber al notario esta aclaración.

  1. 3.   Régimen de la propiedad.

Este punto es de vital importancia para la compra de una casa, pues el estado civil del propietario tiene relevancia.

Si el dueño está o estuvo casado bajo el régimen de sociedad conyugal, es fundamental contar con el consentimiento del cónyuge para la venta. De lo contrario la transacción no podrá realizarse.

 

Otros aspectos a revisar, que no están registrados en las escrituras son:

 

4. Permisos y planos

Las construcciones nuevas tienen planos arquitectónicos y de instalaciones, así como licencia de construcción y un aviso de terminación de obra. Las especificaciones de estos documentos deben corresponder a la realidad: si el papel dice “edificio de cinco pisos”, no debe tener seis, pues en caso de incurrir en estas anomalías la obra puede clausurarse.

5. Constitución de Régimen en Condominio

Si es un edificio de departamentos, también solicita este documento en el cual se especifica que cada comprador es dueño exclusivo, y únicamente del departamento que compró.

6. Adeudos y gravamen

Estos pueden ser:

  • Gravamen: Se refiere a aquellos adeudos por créditos hipotecarios o problemas de embargos a la propiedad. Un gravamen aplica a vivienda nueva y usada.
  • Predial y servicios: Ya sea una vivienda nueva o usada, es importante verificar que los pagos por estos conceptos estén al corriente.

Cuando compras una vivienda nueva, es importante que la desarrolladora garantice por escrito que no quedará ninguna deuda a la hora de la firma de la escritura por servicios de luz o agua, pues si se quedara algún adeudo lo deberán pagar entre todos los residentes.

Aunque el notario público en su momento verificará posibles gravámenes, o problemas de litigios, es recomendable detectar posibles contratiempos antes de que el proceso esté más avanzado.

7. El contrato de compra-venta

Cuando tienes la certeza que todo está en regla con la casa o departamento, estás listo para firmar el contrato de compra-venta, documento en el cual se expresa tu consentimiento y el de el vendedor por realizar la transacción.

El contrato debe incluir la identificación e individualización del inmueble por adquirir: calle, número, colonia, superficie de terreno y construcción, cajón de estacionamiento. Además de las características técnicas, especificaciones de construcción, acabados y otras características adicionales a detalle.

Asimismo, se incluye el precio total del inmueble y la forma en que se pagará; los precios adicionales y los montos de penalización en caso de incumplimiento por cualquiera de las partes. La fecha de entrega y si la vivienda cuenta con seguro de calidad, o el plazo y términos de la garantía en caso de surgir vicios ocultos.

En el caso de viviendas nuevas, ya sea en el cuerpo del contrato o en anexos también se deben estipular las amenidades y servicios del complejo habitacional.

8. La escrituración

Llegó el momento de acudir a una oficina notarial para escriturar la propiedad a tu nombre. Los documentos se presentan en original y son: la escritura previa inscrita en el Registro Público de la Propiedad (RPP); las boletas pagadas de predial y agua de los últimos cinco años. Si el vendedor es casado, su acta de matrimonio.

Junto con tus documentos, deberás entregar un anticipo para pagar algunas gestiones y documentos necesarios para el trámite, como constancias, certificados y el avalúo. El resto de los gastos notariales, como honorarios e impuestos se pagan al momento firmar la nueva escritura.

El trámite entero se lleva entre 25 y 30 días naturales.

9. Firma de la escritura

El proceso concluye cuando tú y el comprador se presentan a las oficinas notariales a la firma de las escrituras.

Es aquí cuando deberás liquidar la propiedad, ya sea con un cheque certificado o una transferencia bancaria.

Una vez que las partes hayan firmado, el notario presenta copia de los siguientes documentos: avalúo y certificados de no adeudo al Registro Público, con el correspondiente pago de impuestos para que el Registro haga la inscripción de la operación de compra-venta.

Ahora sí, puedes estar seguro que lo que acabas de firmar y el dinero que recién pagaste te convierte en el dueño de la casa que has soñado.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

10 recomendaciones al comprar una casa

Imagen

 

Es común que durante la compra de una casa o departamento las personas caigan en una especie de enamoramiento que no les permita ver los defectos o inconvenientes de la propiedad que eligieron y poner en riesgo sus ahorros y patrimonio.

En la elección de un inmueble deben tomarse en cuenta desde el estado físico de la propiedad, hasta los aspectos legales y financieros que le permitirán al comprador saber si la casa o departamento de tus sueños responde a sus necesidades de vivienda y presupuesto.

Los especialistas sugieren que del ingreso bruto mensual que tenga la familia se destine de un 30% a 35% al pago de la hipoteca, sin descuidar otras necesidades básicas.

Si buscas casa, no debes dejar pasar las siguientes recomendaciones:

1.- Identifica tus necesidades: Al iniciar la búsqueda de inmuebles, selecciona aquel que vaya acorde con tus necesidades, que tenga el tamaño y el número de habitaciones suficientes y esté cercano a tu lugar de trabajo. “Si compras una propiedad más grande de lo que necesitas, los gastos en predial, servicios y mantenimiento se elevarán y no disfrutarás de toda la casa”, explicó Flavio Franyuti, director general de Crediteka, agencia hipotecaria.

2.- Verifica la estructura física: Si ya decidiste qué inmueble te gusta, pide a un arquitecto que te ayude a verificar que la casa se encuentre en condiciones de habitarla y que no tenga daños ocultos. “Si se trata de un departamento puedes preguntar a los vecinos más cercanos si la propiedad tiene alguna fuga que los afecte”, recomendó el asesor hipotecario de ARX Patrimonium, Antonio Ramírez.

3.- La ubicación: La propiedad deberá contar conbuenas y suficientes vías de comunicación, servicios de educación, salud, comercios, seguridad, transportes, recreación y abasto. “Si el inmueble que vas a comprar tiene todos éstos servicios, tendrá una mayor plusvalía”, dijo el asesor financiero de Creditaria, Rodolfo Zamora. Cuida que no esté ubicada en una zona de riesgo: debajo de líneas de alta tensión, depósitos de combustibles, ductos subterráneos, lechos de ríos, cerca de barrancas o áreas inundables.

Y si además está cerca de tu lugar de trabajo podrás también ahorrar en traslados, sobre todo si vives en una ciudad grande.

4.- Comprueba que quien venda la vivienda sea el dueño. Si la persona que vende la propiedad está casada por sociedad conyugal, debe tener la autorización de su pareja para poder venderla. Verifica que no exista un juicio testamentario inconcluso y que la propiedad no tenga hipoteca, alertó el presidente del Colegio de Nacional del Notariado Mexicano (CNNM), Javier Pérez Almaraz.

“Si no es el único dueño de la propiedad deberá contar con el consentimiento de los demás dueños para la compraventa”, dijo.

5.- Verifica que haya escrituras: La escrituración de un inmueble es la única forma en la que el comprador tendrá la certeza jurídica de la propiedad ante terceros, incluyendo los bancos para contratar créditos con garantía hipotecaria. Esto puede verificarse en el Registro Público de la Propiedad.

“En el DF el costo de las escrituras incluyendo los derechos del registro, honorarios del notario, certificados de registro de libertad de gravámenes, constancias de no adeudo fluctúa entre un 5 y 8% del valor de la propiedad”, dijo el notario Javier Pérez.

6.- Forma de pago Según la Ley para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (‘Ley Antilavado’) el pago de la vivienda en efectivo solo se permitirá si es por 8,025 veces el salario mínimo del Distrito Federal, unos 540,000 pesos.

El dinero restante deberá pagarse a través de algún instrumento financiero como cheque o transferencia bancaria. “El notario está obligado a dar fe de la forma en que se pagó y también tendrá que guardar copia de los documentos bancarios con los que se completó el pago”, dijo Pérez Almaraz.

7.- Pregunta por los adeudos. Por regla general el vendedor deberá tener al corriente las boletas del impuesto predial y servicios como luz, agua y gas. “La omisión en cualquiera de los pagos o cuotas anotadas, ocasionará que el nuevo propietario (comprador) adquiera todas esas deudas y deberá pagarlas”, dijo Rodolfo Zamora.

8.- Elige un crédito hipotecario. Compara al menos tres hipotecas con diferentes instituciones financieras, tomar en cuenta el CAT, la tasa de interés, el plazo, las comisiones, la cobertura y costo de los seguros de vida y daños y el pago por mil, agregó Rodolfo Zamora, de Creditaria.

9.- Ten paciencia. De acuerdo, Antonio Ramírez, asesor de ARX Patrimonium, el tiempo promedio del proceso de compraventa puede ser desde 20 días cuando la operación es de contado, hasta 2 meses cuando es con crédito.

10.- Infórmate Para poder enterarte de la oferta de inmuebles así como la variedad de créditos hipotecarios disponibles en el mercado no podrás eludir el paso de informarte. Existen innumerables sitios en internet en los que se ofertan casas y departamentos nuevos y usados, y en los que puedes segmentar tu búsqueda de acuerdo al precio y zona que deseas. La oferta de créditos también es variada en el monto, enganche, tasas y facilidades que ofrecen. Compara más de uno para saber cuál te conviene

 

cnnexpansion.com

http://www.metroscubicos.com/shrt/0dBSFK

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Convierte gastos hormiga en el enganche de tu casa

Imagen

El ahorro para el enganche de tu casa es uno de los más importantes que vas a hacer en tu vida. Y no, no te vamos a decir que con dejar de comprar un café en las mañanas vas a lograrlo. Sin embargo, esas fugas de dinero, esos gastos que se te escapan sí pueden representar un ahorro importante al año que te ayude a completar el enganche de tu vivienda, explica Giovanni Rueda, director de contenidos de Educación Financiera Banamex.

Según datos de Profeco los gastos hormiga pueden ser de entre 12,000 y hasta 30,000 pesos al año.
Tan solo controlar estos gastos y reducirlos suma al ahorro para tu casa.

Los gastos hormiga son esos que no tienes contabilizados, los que hacen que se te escape el dinero, los que haces sin anotar en tu presupuesto y son “una fuga de recursos”, dice Rueda.
Decimos que no podemos ahorrar o no podemos ahorrar más de lo que ya logramos, explica Rueda, pero concienciar los gastos hormiga ayuda a darte cuenta que sí puedes ahorrar.

Paso 1. Detecta los gastos.

No te desesperes, esto lleva tiempo. Haz un registro de gastos durante unos 15 días. Registra todo gasto que hagas, toda compra, toda propina todo peso que salga de tu bolsillo.

Para hacerlo más sencillo, descarga este formato que en automático calcula tus gastos hormiga de forma semanal, mensual y anual. Descubre el gasto que realmente representa el café diario y el paquete de galletas.

Paso 2. Según tu perfil, cuida ciertas plagas

Hay ciertos gastos hormiga que serán más frecuentes según si eres soltero, casado o tienes hijos. Tómalos en cuenta a la hora de revisar cómo gastas.

Solteros
– Comidas diarias en el trabajo.
– Cervezas del fin de semana con los amigos.
– Viajes de fin de semana no presupuestados. Se te cruza un puente y alguien te invita a la playa y te vas aunque tengas deudas pendientes. Esto es una fuga de dinero y cuando no lo tienes presupuestado es un gasto hormiga, casi plaga en sí mismo.
– Propinas.
– Estacionamientos, si tienes auto.

Casados sin hijos
– Detalles para arreglar la casa. Siempre hay algo que se te antoja arreglar en la casa o comprar para ella.
– Comidas y salidas con amigos no presupuestadas.
– Regalos para la pareja que no tienes contemplados.
– Propinas.

Casados con hijos
– Regalos para los niños fuera de lo establecido (cumpleaños, Navidad, Reyes vs. se portó bien hoy o hizo una gracia).
– Regalos para las fiestas de los amigos de los niños.
– Llevar a los niños al supermercado y dejarlos echar en el carrito todo lo que se les antoja.

Paso 3. Analiza el gasto y decide si puedes cancelarlo, cambiarlo o reducirlo.  Aquí hay cuatro ejemplos claves

1. Si eres fumador y compras tres cajetillas a la semana, son 126 pesos. Esto al mes: 504 pesos, y al año resultan en 6,048 pesos.
Y esto es lo que podrías dejar de gastar sí dejaras de fumar. Y si no quieres dejar de fumar, entonces solo incluye este rubro en tu presupuesto para que sepas verdaderamente a dónde se te va el dinero.
2. Si todos los días en camino a la oficina compras una botella de agua de un litro gastas 8 pesos diarios; 40 a la semana sin contar fines de semana; 160 al mes; y 1920 pesos al año.
Si una vez a la semana compraras en el supermercado un paquete de 6 botellas gastarías al año 1,200 pesos y podrías reducir tu gasto en 720 pesos.
Si cada gasto hormiga lo reduces de esta forma, podrás encontrar un ahorro extra para tu casa.
3. Si comes fuera de casa todos los días entre semana y gastas entre 50 y hasta 100 pesos diarios, digamos que a la semana en promedio gastas 400 pesos en comidas. Esto al mes son 1,600 pesos y al año son 19,200 pesos.
Este no siempre es un gasto hormiga pues muchos lo tienen en su presupuesto, no obstante, hay que analizarlo.
Si dejas de comer en la fonda dos veces a la semana puedes reducir este gasto a 14,400 pesos. Y aquí juntas otros 4,800 pesos para el enganche de tu casa.
4. Regalos para las fiestas infantiles. Si tu hijo tiene 20 compañeritos en su salón, es probable que lo inviten a 20 fiestas infantiles al año y deberás comprar 20 regalos. Si a cada regalo le inviertes 100 pesos, son 2,000 pesos al año que debes contemplar en tu presupuesto.
La forma de reducir el gasto aquí sería que tu hijo no fuera ajonjolí de todos los moles y se saltara algunas de las fiestas.

Paso 4. Incrementa el valor de tu esfuerzo

Ya diste dos pasos muy importantes y lograste un ahorro extra al año, ahora debes hacer crecer este dinero.
Primero al querer tu casa has establecido una meta de ahorro, algo por lo que vale la pena dejar de hacer otras cosas y esto es esencial para que el ahorro se convierta en un hábito, dice Rueda, y añade que el siguiente paso es invertir.

– Invierte en la afore:
Si logras un ahorro de 17,000 pesos al año de recortar tus gastos hormiga, alrededor de lo que Profeco calcula que representan en promedio los gastos hormiga en México, y lo inviertes en la afore al final del año tendrías un premio de 798.83 pesos y tu ahorro sería de 17,798.83. Esto bajó los supuestos de que recibas una tasa de interés del 4.69% y que el dinero permanece invertido un año entero, del 31 de diciembre de 2013 al 31 de diciembre de 2014.
¡Qué poco!, podrás gritar al leer esto, pero en realidad esos casi 800 al año no te los regala nadie. Y piensa que en el largo plazo obtienes rendimientos sobre los rendimientos anteriores, así que en un periodo de varios años esto podría resultar en una cantidad más interesante para completar tu enganche.

– Piensa en Cetes
Si hace 5 años hubieras ahorrado cada año 17,000 pesos en cetes a 28 días, hoy tendrías, según Asset Management de BBVA Bancomer, 92,064 pesos, un rendimiento de 8,064 pesos de los 84,000 aportados por ti.

– Largo plazo, me animo a la Bolsa
No todos tienen el estómago para invertir en la Bolsa Mexicana de Valores, pero si hubieras puesto desde hace 5 años tus 17,000 pesos hoy podrías tener 115,099 pesos, un premio de 31,099 por invertir en empresas mexicanas que cotizan en bolsa.
Esto bajo los datos que tomó Asset Management de BBVA Bancomer del rendimiento promedio del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de los últimos 5 años menos el 10% de la ganancia en Impuesto Sobre la Renta.
Este instrumento es solo para los que van a ahorrar a largo plazo y tienen el apetito de riesgo correcto.

– Si quieres algo medio, piensa en un fondo de inversión.
Si hubieras invertido este dinero en un fondo de inversión que tenga 50% en cetes y 50% del dinero invertido en Bolsa Mexicana de Valores, entonces aminoras el riesgo que puede dar solo tener acciones e incrementas el rendimiento de solo estar en renta fija. Hoy tendrías 102,777, un premio de 18,777 pesos por invertir tu dinero ahorrado, según datos de Asset Management de BBVA Bancomer.

Como ves todo empieza por poner en orden las finanzas y tener claro a dónde se va cada peso que ganas, y analizar a dónde quisieras que se vaya para convertirlo en un bien duradero como lo es una propiedad.

 

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Cómo combatir el estrés de comprar casa

Imagen

¿Será buen momento para comprar? ¿Qué hipoteca me conviene? ¿Mi empleo sobrevivirá al próximo recorte? ¿El vendedor me estafará? ¿Me cumplirá el desarrollador si compro en preventa? ¿Tendré trabajo en 10 años?

Comprar una casa es un proceso tan complejo que es común que algunas etapas causen estrés, especialmente si su buena marcha no depende de ti, sin embargo, en las decisiones que sí te conciernen, mucha de esa ansiedad puede eliminarse si estás bien informado y tienes buena planeación.

A continuación te presentamos un recuento de los diferentes momentos por lo que pasarás si vas a comprar una casa y algunas de las problemáticas que te pueden causar ansiedad. Si ya estás a medio proceso, también te servirá para concluirlo con menos sobresaltos.

El primer gran paso

Decidir que es momento de comenzar a formar tu patrimonio implica que ya te autoevaluaste y el resultado fue a tu favor tanto emocional, laboral y financieramente.

Para tomar la decisión con seguridad, revisa lo siguiente.

Es un deseo o necesidad personal. Quieres ser propietario, es una idea que ya se plantó en tu cabeza y llena tus anhelos. No quieres hacerlo sólo para que tus padres, amigos y hermanos dejen de molestare con lo importante que es un patrimonio.

Tus planes profesionales están cumplidos. Ya diste por concluido el tema académico, hacer una maestría o postular para algún otro grado o beca en el extranjero no son un sueño en tu vida (o ya lo hiciste).

Soltero o casado, tienes claros tus planes personales, de pareja e hijos. En tu empleo no se prevén cambios de residencia.

Eres emocionalmente estable. Adquirir un compromiso tan importante cuando tu vida sentimental atraviesa malos momentos no es buena opción. Una deuda en pareja a largo plazo puede ser un tema difícil de manejar emocional y legalmente, si llega una separación definitiva.

Tu carrera va viento en popa. Te es posible considerar que tienes un buen futuro en la empresa que trabajas, al menos por tres años. Evalúa tu futuro productivo y recuerda que el mexicano alcanza su mayor nivel de ingresos entre los 45 y 50 años de edad.

Tus finanzas personales son sanas: No tienes deudas grandes. Llevas un presupuesto mensual bien balanceado donde integras conceptos como: ahorro, fondo para salud, fondo para imprevistos y emergencias.

Compromiso a largo plazo

¡Felicidades! Ya lograste manejar el estrés inicial y decidiste qué momento de convertirte en propietario. No obstante, el tamaño de la inversión y la larga vida de la deuda, en caso de que requieras un crédito hipotecario para realizar la compra –que es lo común-, pone nervioso a cualquiera.

Toma tu tiempo para investigar las opciones de financiamiento que existen en el mercado. Revisa cuidadosamente los estilos de financiamiento y las condiciones del mercado privado y público, así como las propuestas de autofinanciamiento que existen. Elige el que se adecua a tus necesidades.

Si optas por crédito de un banco o sofol, compara las propuestas para decidir cuál es la mejor para ti. No desdeñes el apoyo de un asesor hipotecario. Ellos no te cobrarán por el consejo y te darán seguridad en tu elección. Eso sí, procura que sea un asesor serio, que trabaje con la mayoría de los bancos y sofoles.

Reúne al menos 20% del costo de tu casa para el enganche. Algunas instituciones te piden menos, pero recuerda que mientras mayor sea el enganche, menor será tu deuda y los intereses por pagar.

¿Es ya tu segunda vez y ocuparás tu primer inmueble como enganche? No firmes contrato de compra-venta si aún no vendes tu casa o tienes al menos tres ofertas de compra en firme.

Compaginar los tiempos es difícil, pero será menos oneroso pagar renta un par de meses o pedirle hospitalidad temporal a un familiar, que enfrentar penalizaciones por no concluir la transacción de compra en los tiempos que estipulaste en el contrato.

Si estás esperando vender para comprar, pero ya encontraste tu casa ideal, asesórate para que el contrato de promesa de compra te proteja en caso de retrasos en la venta de tu anterior inmueble. Estipula claramente las fechas de pago de anticipo y de liquidación del inmueble.

Es importante que tengas en mente, pero sobre todo en la mano, toda la documentación que te pedirán en el banco y en la notaría para llevar a cabo la compra. De esta forma evitarás retrasos por trámites y burocracia que tú no controlas.

Si eres derechohabiente de Infonavit, pero tu mejor opción es un crédito bancario, toma el Apoyo Infonavit: las aportaciones patronales amortizarán de a poco tu crédito, y si pierdes tu empleo podrás utilizar tu Subcuenta de Vivienda para mantenerte al corriente con tus pagos.

Comienza la búsqueda de financiamiento primero que la de casa. Precalifícate y detén el proceso, así sabrás cuál es tu rango de precios para buscar.

En busca de la mejor opción

Para muchos, el momento más complicado del proceso llega con la hora de buscar su casa ideal. Ojo, no se trata de la casa de tus sueños, sino la ideal para cubrir tus necesidades de espacio y ubicación actual, y adecuada a tu presupuesto. Nada fácil y muy estresante.

Apóyate en un profesional inmobiliario experto en la zona donde quieres comprar. Te ahorrará al menos 70% del tiempo de búsqueda, pues evitará que pierdas el tiempo con propiedades que no llenan tu perfil.

La intervención de un asesor inmobiliario también te garantiza que el precio es adecuado al mercado –pues lo conocen-, se encargará de revisar que los papeles están en regla, y dará un primer vistazo a la propiedad para conocer su estado físico.

Si prefieres hacerlo sólo, optimiza tu búsqueda: Define perfectamente tus necesidades de espacio y ubicación, así como un presupuesto realista. Si sabes lo que buscas, es más fácil encontrarlo.

Si comprarás en pre venta, precalifícate y detén el proceso mientras se acerca la fecha de entrega pactada con el desarrollador. Un par de meses antes, checa el avance de la obra y platica con tu vendedor para saber si no han recorrido la entrega. Si todo marcha en tiempo, retoma tu proceso de crédito.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Prepara tus finanzas para irte a vivir solo

mujer_viviendo_sola_sillon

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Juventud sólo 6% de los menores de 29 años viven solos y es probable que este bajo porcentaje tenga que ver con el manejo del dinero, considera que cualquier independencia empieza por la financiera. Te damos algunos consejos para lograrlo.

Las reglas del juego

Presupuesto. Desde antes de independizarte acostúmbrate a hacer cuentas de lo que ganas, cuánto gastas y en qué. La mayoría de quienes viven en casa de sus padres no saben en qué se les va el dinero. Para que no te quedes en bancarrota el primer mes, empieza a registrar tus gastos. Esta disciplina facilita saber con cuánto realmente puedes vivir.

Empieza un fondo de emergencias. Cuando vivimos en casa de nuestros padres no nos damos cuenta de que las tuberías se rompen, que las mascotas hacen destrozos, que reparar las goteras cuesta y que los electrodomésticos se pueden descomponer. Para todo eso necesitas un guardadito −idealmente− de tres meses de tus gastos mensuales.

Automatiza los pagos. La mayoría de los servicios se pueden pagar en línea y algunos bancos  ofrecen reembolsos o tienen promociones si domicilias tus pagos. Esto te puede ahorrar largas filas, evitar recargos y hasta registros negativos en tu historial.

Calcula tus nuevos gastos. Muchas de tus rutinas cambiarán y si el camino al trabajo es una de ellas, revisa cómo impactará tus finanzas.

No te aloques con la renta. A todos nos gustaría un penthouse como primera casa, pero esto te puede apretar tanto que ya no tendrás dinero para salir, hacer planes a mediano plazo, comprar casa más adelante o atender emergencias.

Aunque no hay una medida estándar de cuánto deberías gastar en renta, lo mejor es no sobrepasar el porcentaje de deudas, es decir, el 30% de tus ingresos. Vivir con menos de 70% es difícil. Pregúntate si aguantarías un recorte de salario de ese tamaño.

Ahorra para el depósito. Te pueden pedir entre uno y tres meses de renta. Ten cuidado con los desperfectos que ocasiones porque si los hay y no avisas a tiempo, perderás ese depósito inicial. Si no tienes aval con propiedad en la demarcación, ahorra un poco más porque te pedirán un depósito mayor o pagarés firmados.

Amuebla con calma y no te endeudes de más. No pretendas equipar tu casa desde el inicio. Establece tus prioridades, revisa qué conviene meter a meses sin intereses y qué cosas puedes comprar después con un plan de ahorro.

Analiza comprar un seguro de casa habitación. Aunque en México no es requisito, en muchos países sí te lo piden para rentar y es muy útil. Te protege contra daños, robo de contenidos, incendios, fugas de agua, rotura de cristales, sismos, daños que tu mascota cause a terceros o que tus hijos ocasionen a los departamentos vecinos.

Como verás, aunque vivir solo implica más gastos, es un tema de organización y planeación. Si después de leer esto haces cuentas y no te alcanza, ponte una meta de tiempo y empieza a ahorrar para que pronto disfrutes de tu propio hogar, dulce hogar.

La autora es especialista en educación financiera y autora del libro “Pequeño Cerdo Capitalista – Inversiones”. Síguela en Twitter: @PeqCerdoCap

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Plan de 6 pasos para acercarte a la meta de comprar casa

House-In-Hands

Si en tu lista de propósitos está comprar casa, pero temes que tu economía familiar no te permita lograrlo, nuestros especialistas te dicen cómo llegar a la meta en seis pasos.

Este es el plan: preparar tu bolsillo para buscar un crédito de vivienda en noviembre de 2014, aunque tengas deudas y un historial desfavorable en el Buró de Crédito ¿Imposible? Los expertos te dicen cómo lograrlo en seis pasos bimestrales.

Paso 1: haz un diagnóstico de tu finanzas

Cuándo: enero-febrero

“En el mundo de las finanzas personales hay una regla: 70 por ciento de tu ingreso es paratransporte, salud, educación y vivienda (esta última incluye renta y lo que necesites para tu manutención, como la comida); el restante 30 por ciento debe destinarse al ahorro, el entretenimiento y las deudas”, comenta Juan Pablo Zorrilla, codirector general de Resuelve tu Deuda.

Si tu 30 por ciento está destinado sólo a pagar deudas, de momento no puedes contraer un compromiso más, y mucho menos el de una casa.

Enero es un buen mes para hacer un análisis de tus finanzas personales, porque así te darás cuenta a tiempo de que, si realmente quieres encaminarte hacia tu nueva casa. Es más: parte de tu aguinaldo es una buena oportunidad para resolver tus deudas.

Paso 2: diseña un plan de “limpieza”

Cuándo: marzo-abril

Año nuevo, vida (financiera) nueva. Tienes que eliminar las deudas y resolver los problemas de tu historial crediticio. Zorrilla recomienda “eliminar tus deudas de consumo. La tarjeta de crédito debe quedar en ceros”. Los intereses que le pagas al banco te quitan parte del dinero que podrías pagar por una hipoteca. Quiz? por este año las vacaciones de Semana Santa deberán esperar.

En cuanto a cómo borrar tus malas notas del Buró de Crédito, la solución es pagar lo antes posible, porque incluso después de haberlo hecho, tu reporte de crédito tardará 90 días en quedar “limpio”. Otra opción es solicitar apoyo de una reparadora de crédito.

Reparadores de crédito

De acuerdo con la Condusef, actualmente en el país sólo hay tres empresas reparadoras de créditosupervisadas:

  1. Deuda Fin www.deudafin.com
  2. Reparadora Nacional de Crédito (Renace) www.reparadoranacionaldecredito.com
  3. Resuelve tu Deuda www.resuelvetudeuda.com

Paso 3: comienza tu plan de ahorro

Cuándo: mayo-junio

Una vez liberado de tus lastres financieros, la meta es comprar tu casa con un enganche que sea lo más grande posible. Para eso tienes que ponerte a ahorrar de inmediato. Para lograrlo sigue la regla búsica financiera: treinta por ciento de tus ingresos deben ser ahorro para el enganche, pero cuando obtengas tu crédito, ese 30 por ciento deberás destinarlo a pagar la hipoteca”.

Comienza tu plan de ahorro haciendo un presupuesto para saber cuánto gastas, cuánto recibes mensualmente y dónde podrías lograr ahorros. Por cierto: el reparto de utilidades no le caería mal al cochinito.

Paso 4: utiliza tu Subcuenta de Vivienda

Cuándo: julio-agosto

Tienes poco tiempo para ahorrar, “así que un buen apoyo es utilizar los recursos que has acumulado en tu Subcuenta de Vivienda de Infonavit o Fovissste”, comenta Flavio Franyuti, director general de Crediteka.

Investiga con tu Afore de qué monto dispones. La institución financiera en la que pretendes apoyarte te brindará asesoría sobre la forma en que puedes utilizar ese ahorro.

Paso 5: elige la casa según tus posibilidades (pero sigue ahorrando)

Cuándo: septiembre-octubre

La clave es dar el mayor enganche posible. De acuerdo con Franyuti, de Crediteka, en general se trata de aportar 20 por ciento, aunque ?”lograr un anticipo de 30 por ciento te permitir? tener una deuda más manejable frente a los imprevistos”, recalca Zorrilla, de Resuelve tu Deuda.

Para saber qué tipo de casa puedes comprar, Franyuti recomienda lo siguiente:

¿Para qué me alcanza?

Multiplica tu ingreso bruto (antes de impuestos) por 40; el resultado es el valor de la casa que puedes comprar.

Te sugerimos hacer esta operación con tus ingresos netos, pues con el dinero que llega a tu bolsillo pagarás la hipoteca.

2. Enganche

Para saber cuánto debes ahorrar, multiplica el valor de la casa por 0.2 o 0.3 para calcular a cuánto asciende el 20 o el 30 por ciento.

3. Otros gastos

También considera los gastos de escrituración, que oscilan entre el 6 y el 8 por ciento, dependiendo de la entidad federativa. Multiplica el valor de la casa por 0.08.

Como ves, primero debes determinar tu situación económica y adaptarte a tu realidad, y luego elegir la casa de tus sueños.

Te aseguramos que tu cuenta de ahorro no despreciará la prima vacacional que recibias.

Paso 6: solicita tu crédito (ajá: ¡sin dejar de ahorrar!)

Cuándo: noviembre-diciembre

En la actualidad el mercado hipotecario ofrece diversas opciones de financiamiento. Te sugerimos comparar al menos tres productos distintos.

De acuerdo con los pasos que te hemos propuesto, para estas fechas se habrá cumplido un año desde que iniciaste el camino hacia tu nueva casa. Te habrás librado de las deudas y el historial negativo en el Buró de Crédito, pero lo más importante: llevarás una racha ahorrando 30 por ciento de tu sueldo para pagar el enganche de tu nueva casa.

Los sueños se alcanzan durmiendo; las metas se alcanzan trabajando. ¡Yá estás listo para alcanzar la meta de tener tu propio hogar!

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , , , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.