Consejos para iluminar cada zona de tu casa

como-iluminar-tu-casa-en-seis-sencillos-pasos

Crea diferentes zonas dentro de un espacio a través de diferentes fuentes de luz. Aún cuando el espacio sea pequeño, un error común es pensar que todo el cuarto debe estar iluminado todo el tiempo. La iluminación ideal se logra a través de crear “capas” de luz que se mezclan y complementan para alcanzar la intensidad deseada.

Los expertos de Gaia Design te comparten sus mejores consejos para crear diferentes ambientes dentro de un mismo espacio:

Dependiendo de la función y actividades de cada habitación, será la iluminación que debes tener. Identifica las áreas dentro del espacio que necesitan una iluminación constante, por ejemplo, una mesa de trabajo, una luz puntual dirigida hacia esa área será lo mejor. Complementa con otras fuentes de luz para suavizar la intensidad y lograr la atmósfera que buscas, sin perder la funcionalidad.

Otro elemento a considerar es el tipo de luz: fría o cálida.

La iluminación fría se utiliza normalmente para ambientes de trabajo o de compra. Piensa en la luz del supermercado, o la sala de espera de un hospital, son zonas con luz muy brillante que puede llegar a cansarte y no te ayudan a crear la atmósfera cálida que buscas. Prefiere la luz cálida, búscala desde el foco que colocarás en tu lámpara.

Para tu comedor
Coloca la fuente de iluminación principal sobre la mesa, y no al centro de la habitación. Un candelabro con focos múltiples o varias lámparas colgantes son la mejor opción. Toma el número de plazas de tu comedor y divide por la mitad para encontrar la calidad ideal de lámparas: si tu comedor es para 4 personas, utiliza 2; si es para 6, utiliza 3, etc. Te recomendamos bajar la altura de las lámparas; coloca el borde bajo de la lámpara a una distancia aproximada de 75 centímetros de la mesa.

Para la cocina

Usa una fuente de luz principal y suave para todo el espacio e incorpora luces auxiliares por debajo de la altura del ojo: es ideal colocarlas por debajo de las alacenas para iluminar las superficies de trabajo.

Para la sala

Considera varias fuentes diferentes de iluminación, distribuidas a lo largo del espacio y que puedan ser encendidas individualmente y reguladas a través de un dimmer. La primer fuente es una luz suave y general que cubre todo el cuarto. La segunda son lámparas auxiliares de mesa o de pared. La tercera es una lámpara de pie para tu rincón favorito de lectura.

Para tu habitación

La luz más suave y tenue es la mejor para facilitar tu descanso. Usa una luz principal con dimmer, y complementa con una lámpara de lectura cerca de la cama: puede ir sobre tu buró o como lámpara de pared sobre la cabecera. Otro punto ideal es iluminar el clóset para facilitar el vestirse.

Con estas recomendaciones es sencillo crear un espacio con una atmósfera acogedora sin perder la funcionalidad.

fuente: Editorial Metroscubicos

Anuncios

14 respuestas sobre cómo tener una casa

Couple_House_Keys_ml

La plataforma online de ahorro Piggo organizó un webinar con diversos expertos en temas inmobiliarios, para platicar sobre cómo lograr tener una casa, o independizarte.

Los invitados fueron: Wendy Solis, editora general de Metros Cúbicos, Fabiola Muñiz, directora del blog Depa de Soltera y Oscar Castillo, director de tecnología del sitio Dada Room.

Estas son las respuestas a las dudas más recurrentes recibidas por parte de los escuchas.

1.    ¿Por qué los precios de las casas son tan altos?

Esto tiene que ver con la zona. Por ejemplo, la Ciudad de México está entre las más caras del mundo. Sin embargo, algo que debemos plantearnos siempre es: ‘¿Caro respecto a qué?’ Ante esto la clave es realizar una búsqueda y estar consciente de que, a veces, hay que hacer sacrificios, como por ejemplo: tener que vivir a unas cuadras de las zonas más hot, a cambio de pagar menos.

2. ¿Cómo sé si me va a alcanzar para vivir solo?

Para empezar, realiza una lista de todo lo que vas a necesitar. Desde muebles y servicios sin los cuales no puedes vivir, como: Internet, gas, luz, agua, electricidad, y televisión de paga. Luego, considera el gasto por alimentos.

Eso te dará una idea clara de cuánto te podrías gastar mensualmente, con esto como base podrás decidir qué tipo de vivienda te conviene, si comprar o rentar, hacerlo solo o con roomie.

3. ¿A qué edad es recomendable salir de la casa de tus papás?

No hay una edad determinada. Es cuestión de madurez y de darse cuenta si ya estás listo emocional y financieramente. Para saberlo considera cosas como: si ya ahorraste lo suficiente, si tienes un trabajo fijo, si tienes deudas.

Pero sobre todo no te cases con la idea que cuando tengas cierta edad te vas independizar, porque si no lo logras te vas a frustrar.

4. ¿Cuánto de mi sueldo debo destinar al ahorro de mi casa?

Entre el 30 y 35 por ciento.

5. ¿Que es mejor rentar o comprar?

Rentar es primer paso. Esto te va permitir saber cuánto gastas y cuáles son los costos a los que te vas a enfrentar. Y cómo nadie experimenta en cabeza ajena, sólo haciéndolo vas a saber.

Si ya te sientes listo para comprar, un buen ejercicio es ponerte una meta de ahorro mensual. Por ejemplo, el 80% de lo que pagarías de hipoteca. Si sales avante de esta prueba, estás listo para comprar. Sólo no olvides considerar el enganche y todos los otros trámites.

6. ¿Vivir con roomie?

De entrada es una cuestión de economía porque es mucho más barato que vivir solo. Vivir con un roomie te permite acceder a mejores colonias, porque gastarás menos.

El siguiente paso es hacer acuerdos de cosas tan básicas como fumar, la fiestas, la limpieza, el súper compartido o no. La base de todo es la comunicación.

7. ¿Cómo elegir una buena casa?

Piensa en tus necesidades -si va a vivir solo ¿para qué quieres dos recámaras?-. Luego, recuerda que la mejor casa es aquella en la que puedes vivir seguro y cómodo. Para saberlo, camina la zona, experimenta, visítala en diferentes horarios y días, pregunta a los vecinos sobre cosas como si se va el agua, cuándo pasa la basura, etc. Si cumple tus expectativas no lo pienses más.

8. Si ya decidí comprar mi casa ¿Qué sigue?

Aunque suene obvio pagarla en tiempo y forma. Segundo darle mantenimiento, esto para que tu propiedad mantenga siempre su valor de reventa o para que puedas rentarla a un mejor precio. Tercero -y el más importante-, disfrutarla, porque estás gastando gran parte de tus ingresos.

9. ¿Cómo saber si estoy listo para tener una casa?

De inicio debes ser económicamente estable, evaluar tu momento de vida y haber ahorrado. Pero ¿por qué ahorrar? Muchos de los bancos te premian con mejores tasas si el monto de tu enganche es mejor, así que abre ya tu cuenta para que nada te detenga.

10. ¿Puedo rentar sin tener aval?

Sí, para ello debes adquirir un ‘seguro de aval’. Otra opción es que hables con el casero una vez que hayas encontrado alguna propiedad que te interese. Actualmente, con cada vez más jóvenes rentando, este modelo se está flexibilizando, eso sí, ten en cuenta que es posible que tengas que dar una mayor cantidad para el depósito.

11. ¿Cuánto tengo que tener ahorrado a la hora de comprar una casa?

Piensa en una base del 20 por ciento del valor de la propiedad. La otra parte que quizás debas considerar dependerá de cuánto te preste el banco. Ubica la propiedad que te gusta y acude a un banco a precalificarte, así sabrás claramente cuánto te prestarán. A eso, súmale gastos por apertura de crédito, gastos notariales, avalúo y mudanza.

12. ¿Edificio nuevo o usado?

Un inmueble tiene una vida útil de al menos 100 años. Un departamento ‘viejo’ -20 a 30 años- es mucho más grande y puedes conseguir un mejor precio.

No tengas miedo en preguntar por la edad del edificio o de la casa. Si es nuevo, considera la cuota de mantenimiento, ya que puede ser elevada, dependiendo las amenidades que tenga.

13. ¿Cuáles son los gastos imprevistos que surgen al rentar una casa?

Aunque parezca absurdo, la comida es un gasto que te puede poner contra la pared, ya sabes no te das cuenta de lo que realmente cuestan las cosas sino hasta que estás fuera de la casa de tus papás, así que no pierdas de vistas esto.

El mantenimiento interior es otro factor de gasto. Además de lo que hayas acordado con tu casero, siempre ten un apartado para cambiar focos, arreglar un baño, un cerrajero, un electricista, ya sabes esas descomposturas nunca avisan y es mejor que no le peguen a tus finanzas mensuales.

Otra parte, es tener reservar un pequeño monto para decoración y así puedas dejar ese espacio a tu completo gusto.

14. Solo o con ¿roomie?

Si nunca has probado la libertad, lo más recomendable es empezar con un roomie, no sólo porque gastarás menos, sino porque experimentarás lo que te gusta y lo que no. Prueba por lo menos seis meses o un año, luego decide que es mejor para ti y tus finanzas.

fuente: Editorial Metroscubicos

Decora tu casa para una venta más rápida

Ideas-para-decorar-tu-casa
Preparar tu casa para impresionar a los posibles compradores es clave, sobre todo teniendo en cuenta que en ocasiones es difícil vender una casa usada. Para ello, te presentamos algunos consejos para lavar la cara a tu casa en venta y conseguir una venta más rápida al mejor precio posible.
La mejor forma de empezar a decorar la casa para una venta es imaginar que estamos diseñando el escenario para una obra de teatro. Todo debe estar en su sitio, perfectamente ordenado y dispuesto de un modo confortable.
Con unos sencillos trucos es relativamente facil transformar una casa que languidece con un proceso de venta lenta, en una venta rápida. Hay que recordar que no estamos haciendo los cambios para vivir en esta casa, según nuestros gustos y formato familiar. Nuestro único objetivo es enseñar lo mejor de la casa a posibles compradores.
En nuestro escenario las paredes deben lucir recién pintadas, los electrodomésticos brillantes, material gráfico para ambientar los muros y flores en la cocina. Los espejos lucen impecables, las toallas limpias y no hay juguetes tirados por el suelo.
Las habitaciones parecen espaciosas y el mobiliario cómodo y funcional. La cocina y el baño están relucientes, huelen a limpio y no hay desorden; los clósets están vacíos u ordenados. Nuestro objetivo es pues intentar dar a nuestra casa en venta un aspecto impecable.
Dale a la casa un aspecto espacioso y limpio, retira los edredones o alfombras viejas, elimina el desorden y accesorios familiares. Elimin a todo lo que sea personal, viejo o esté estropeado. Limpia todas las superficies a fondo. Haz una lista de objetos que haya que reparar. Buscar defectos evidentes habitación por habitación. Por ejemplo, la falta de algún chapa, un foco fundido, manchas en las paredes, una puerta del clóset que se atora.

Reorganiza los muebles para que el ambiente no luzca cargado. Es importante crear un ambiente espacioso, con canales de comunicación entre las distintas estancias. Diseña una entrada acogedora, la primera impresión es muy importante. Invierte tiempo y si es preciso, dinero en acondicionar el jardín y la puerta principal, lávala, incluso píntala para que brille. Talla el piso y adorna la entrada con unas grandes macetas. Debes tener especial cuidado con el cuarto de baño y la cocina. Ambos sitios deben brillar por su limpieza. Limpia bien los azulejos, quita las señales de humedad o moho, coloca toallas nuevas, quita de la vista todos los utensilios que no utilices.

Los expertos en venta de casas aconsejan que llenemos nuestra vivienda en venta con aromas deliciosas para potenciar el sentido de bienestar. Si nos gusta cocinar, el olor apan o galletas recién hechas (o haciéndose en el horno) es un olor que recuerda a lainfancia y produce sensaciones agradables. Si no, pues flores frescas o cestitas de potpourri repartidas por la casa. Prepara un rincón que invite a la relajación, con toques de confort y cordialidad como:
• Colocar un servicio de té o café en una pequeña mesa al lado de una ventana con una agradable vista.
• Preparar un atractivo bol con fruta fresca en lamesa de la cocina.
• Poner varios jarrones de flores frescas y alegresen zonas clave de la casa.
• Dejar unos libros de arte o viajes estratégicamente colocados en una mesita.
• Si el sofá es viejo, colocar unos cojines alegresencima para disimular.
No descartes que para realizar una venta más rápida, quizá necesitarás la ayuda de un profesional para que tu casa luzca impecable, contrata un diseñador de interiores. Siempre un hogar bien decorado se venderá más rápido y por más dinero que cualquier otro.

¿Qué temas hablar durante la venta de un inmueble?

agencia de bienes raices en merida

Luego de todo el esfuerzo en preparar una casa en venta y haber establecido una estrategia de marketing para publicitarla, llega una de las partes más importantes del proceso compraventa: enseñar el inmueble. Un momento clave para mantener una amena plática con el posible comprador, mostrando los beneficios del lugar.

Los expertos en ventas de la franquicia Alfa Inmobiliaria, te dan algunos consejos para llevar la plática perfecta con el posible comprador, para que hagas valer todo el esfuerzo previo realizado.

Recibe a tus prospectos con una sonrisa en el rostro, antes de comenzar la plática o al primer contacto con el cliente sonríe. Recuerda que tu estado de ánimo se transmite al momento de la venta.

Es importante que tu actitud no de la sensación de tener urgencia por cerrar la venta, no agobies al cliente, déjale su espacio e intenta que sea él quien pregunte, lo que significará que tiene el interés.

Evita tocar temas del precio al inicio de la reunión. Es el tema principal, pero deberás abordarlo cuando tú y el comprador se sientan más seguros, hayan hablado de la propiedad, su estado actual y valores agregados de ésta.

Habla un poco de lo que rodea a la vivienda, recuerda convertir lo bueno de la vivienda en beneficios, comenta acerca de sus características y cualidades de acuerdo a sus requerimientos, como la cercanía con establecimientos y servicios.

Un consejo en el que los expertos de Alfa inmobiliaria hacen énfasis es que la plática sea lineal y fluida, sin altos ni bajos de atención, recuerda observar la comunicación no verbal del cliente, esto te puede decir que tan interesante se volvió tu plática.

Los vendedores expertos dejan que la plática fluya y se centran mucho en resaltar las características del producto, recuerda que el cliente, por el momento, lo que quiere es ver la casa.

Siguiendo estos consejos, las posibilidades de éxito en la venta de tu casa aumentan, asegurándote de que seguiste todos los pasos correctos para dar la mejor impresión al posible comprador del inmueble; de ahora en adelante, la decisión está en manos del cliente.

Editorial Metroscubicos

Consejos para ahorrar antes de firmar tu contrato de renta

Woman saving money in piggy bank
Woman saving money in piggy bank

¿No estás seguro de cuánto dinero debes gastar exactamente en el alquiler de cada mes? La mayoría de los expertos financieros recomiendan que la renta y el pago de los servicios públicos deben representar no más del 40% de tu ingreso.

Pero, ¿Cómo realizar un presupuesto razonable con base en tu ingreso que permita pagar la renta y los demás gastos como comida o transportes? Te damos algunos consejos a considerar para hacer números antes de lanzarte a la aventura de alquilar un depa.
1. Calcula tu presupuesto de alquiler antes que otra cosa.

Cuando estás a la caza de un departamento, es fácil perder de vista el monto de dinero que puedes destinar, porque quizá ya hayas visitado algunas propiedades que te parecieron increíbles pero, rebasan tu presupuesto y no lo tienes en cuenta.

Extender tu presupuesto aunque sean 500 o 1000 pesos, es ya un gasto importante. Así que, para obtener una estimación mejor de tu ingreso comparado con lo que puedes destinar, sigue estos cuatro pasos:
* Factor en su ingreso mensual

Asegúrate de comenzar con el importe neto. Una regla general indica que tu ingreso debe ser de al menos tres veces tu renta mensual.
* Súmale otros pagos mensuales
Integra pagos constantes como, la mensualidad de tu auto, clases de algún idioma, tarjeta de crédito, pagos de maestría etc.
*Combina estos gastos mensuales con tus gastos constantes no determinados

Sí, esto incluye cosas básicas como alimentos, cortes de pelo, y Netflix. Sigue todos los gastos durante un mes, para conseguir un control y un número que te permita conocer cuánto gastas en cada cosa. Quizá descubres que puedes dejar de hacer algunos gastos para ahorrar.

2. Comparte los gastos del alquiler

Si no puedes rentar solo, tu mejor opción siempre será conseguir un roomie con quien compartas gastos al parejo. Incluso si estás casado, puedes sub alquilar una habitación.
3. Negocia por adelantado

Una vez que sepas exactamente lo que puedes pagar, trata de negociar con tu arrendador antes de firmar el contrato de renta. Sé creativo, quizá puedes dejar de pagar gastos del mantenimiento si tú realizas las tareas de limpieza dentro del área que te tocan y así podrías ahorrar el dinero que pagarías por que alguien más saque tu basura y limpie tu puerta.

4. Presta atención a los servicios públicos

Incluso en los apartamentos más pequeños, los servicios públicos pueden representar una parte importante de tu presupuesto mensual. Presta atención a las maneras de reducir tu huella en el Planeta. Usa la luz cuando sea necesario, no gastes de más el agua, amplea adecuadamente la utilización del gas. Si llevas a cabo actividades en pro de la Tierra, vas a verlas reflejadas en tus recibos de pago.

Editorial Metroscubicos

4 consejos para recordar durante la búsqueda de casa

banners-01

Buscar la casa ideal es un proceso agotador porque siempre estamos a la expectativa de encontrar lo más parecido a la vivienda de nuestros sueños, y ya que vamos a pagar por un inmueble, queremos que valga la pena.

De acuerdo con expertos, la búsqueda de un inmueble no sólo es una aventura financiera, sino que es un proceso que implica el momento de vida, la relación que llevamos con nuestra familia, amigos, pareja, nosotros mismos y todas las decisiones emocionales que se realizan durante esta etapa, es decir, no es cualquier cosa y advertimos que, tampoco será fácil.

A veces la tolerancia a la frustración es una debilidad que se presenta porque quisieras que todo fuera más fácil. Pero debes tener bien presente que una cosa es tener en la mente tu casa ideal y otra es encontrarla con todas las condiciones y amenidades como has imaginado. Por eso, te damos 4 consejos básicos para que no te rindas.

1.- No te conformes con lo que no quieres

Debes tener una visión clara sobre qué tipo de espacio buscas y para qué. Puedes hacer una lista de tus necesidades, tu estilo de vida y el uso que le darás a la vivienda. Estos parámetros te ayudarán a reducir el universo de casas que buscas.

2.- Ubicación

En una ciudad como la nuestra, uno de los factores clave y por el que la mayoría de la gente contempla rentar o se esfuerza por comprar casa, es la cercanía con sus centros de trabajo, y los servicios disponibles, porque también es agotador vivir muy lejos de la civilización. Así que, asegúrate de que lo que busques esté ubicado en una zona donde siempre quisiste habitar.

3.-Separa las emociones de los negocios

Siempre debes recordar mantener tus emociones bajo control durante el proceso de buscar casa. Sí, hay muchas cosas que pueden salir mal o cambiar durante esta aventura pero, manteniendo una mentalidad puramente empresarial, podrás superar tensiones. Considera que es una transacción comercial y los sentimientos no deberían interferir. Relájate y acepta que será un viaje difícil pero no imposible. Muestra tolerancia a la frustración y sé un profesional que se enfoca en ocuparse y no en preocuparse.

4.-Esto no se acaba, hasta que se acaba

Ten en cuenta que por algo pasan las cosas y necesitarás paciencia para que todo el proceso vaya saliendo poco a poco, porque no puedes forzar a que por ejemplo, la totalidad de trámites se dé en una semana. Necesitas de varios profesionales inmobiliarios, para lograr la meta de tener una casa. Si hay negociaciones que al final no funcionan, considera tener un plan B y C, es decir, otras opciones de viviendas. Con tu tenacidad, ganas y expertos que te guíen, saldrás sano y salvo de esta aventura llamada, elegir casa.

Editorial Metroscubicos

Pedí una hipoteca y me quedé sin trabajo. ¿Qué hago?

preocupado-e1302884450927

Cuando uno se compromete a pagar una hipoteca, quedarse sin chamba es la peor de las pesadillas. Pero, sucede. Te decimos qué debes hacer según en el momento del proceso del crédito hipotecario en el que te encuentres.

Si ya gestionaste el crédito pero no lo han autorizado

El compromiso de una hipoteca implica saber que deberás hacer un pago mensual por 10 o hasta 30 años. Estableces, pues, una relación a largo plazo. Así que si estás en proceso de saber si eres o no sujeto de crédito y te quedas sin empleo, lo mejor es cancelar la operación, recomienda Gonzalo Palafox, director de Banca Hipotecaria de BBVA Bancomer.

Para hacer esta cancelación solo debes llamar al teléfono de aclaraciones de la institución a la que has solicitado el crédito y dar aviso, también busca a la persona o agente con el que hayas estado en contacto en proceso de tu solicitud, sobre todo si trabajaste con un bróker hipotecario.

No debes preocuparte por ‘quedar mal con el banco’, Palafox dice que es mejor cancelar que terminar con una hipoteca que no puedes pagar. Cuando vuelvas a encontrar trabajo podrás solicitar un nuevo crédito al cumplir un año desde la contratación, aunque este periodo puede cambiar según cada institución financiera.

Si ya aceptaron el crédito pero sigues en proceso de papeleo y no has firmado

Si bien el que ya estés en proceso de papeleo con notario es positivo, pues el banco te consideró sujeto de crédito, la hipoteca no está realmente aceptada hasta que es liberada por el notario, explica el área de crédito hipotecario de Banamex. Así que si te quedas sin empleo mientras andas de arriba a abajo con los papeles para el notario, Palafox, de BBVA Bancomer también recomienda que eches para atrás el proceso y canceles tu crédito.

En este caso es probable que pierdas el dinero del avalúo, pero será mucho menor problema que entrar en cartera vencida desde la primera mensualidad, agrega Palafox. Recuerda que para volver a pedir o solicitar un crédito hipotecario debes comprobar que llevas cierto tiempo en el mismo empleo por lo que debes revisar este factor en cada institución financiera.

Además, recomienda Palafox que mantengas bien tu historial crediticio durante los meses que no tengas empleo y el periodo de espera para solicitar el nuevo crédito, pues tu historial es la puerta de entrada para solicitudes de crédito.

Si ya tienes el crédito y lo estas pagando

Cada institución financiera es distinta. Aquí te ponemos algunos ejemplos de un par de instituciones. Si ya tienes un crédito que has pagado entonces puede entrar en vigor el seguro de desempleo. Todos los créditos hipotecarios te dan un seguro de desempleo, la mayoría lo dan de forma gratuita.

Lo más importante que debes entender es que el seguro de desempleo solo aplica cuando la pérdida del trabajo es involuntaria, es decir, te corrieron. Si renuncias, no aplica el seguro y debes enfrentar el pago de tu crédito como si tuvieras empleo.

Además, otro factor que debes contemplar, es que este seguro aplica para asalariados,  no para independientes o dueños de empresas, explica Palafox de BBVA Bancomer.

En principio para iniciar el trámite del seguro deberás acudir a una de las sucursales o llamar al centro de atención telefónica y solicitar el formato que aplica para el seguro de desempleo de crédito hipotecario, presentar una carta finiquito de la empresa donde trabajaste en la que se muestra que hubo una indemnización, y esperar el dictamen.

Algunas instituciones piden la baja del IMSS. Además, el banco realiza una consulta en este instituto para asegurarse que ya no cotizas con el patrón que firma la carta.

En principio el proceso no es muy largo pues al banco no le conviene que dejes de pagar tus mensualidades.  La clave, como verás, es comprobar que fuiste despedido.

– Banamex

El seguro de desempleo de este banco lo puedes usar tres veces a lo largo de la vida del crédito y te cubre por tres meses. Es decir, no tendrás que pagar tu crédito por tres meses y conseguir empleo en ese periodo para pagar ya al cuarto mes. Podrás, en la vida de tu crédito, perder el empleo tres veces. Por lo tanto, al final lo que tienes son 9 meses de seguro de desempleo divididos en tres episodios diferentes. El dictamen del banco tarda un par de días.

– Banorte

Esta institución cubre hasta 9 mensualidades de la hipoteca en caso de desempleo involuntario.

– BBVA Bancomer

El seguro de desempleo de esta institución lo podrás usar tres veces durante la vida del crédito y te cubre por 6 meses de tu crédito en cada eventualidad. En este

caso el seguro de desempleo te cubre por una totalidad de 18 meses, pero en tres

eventualidades diferentes. Entre una pérdida de empleo y la que sigue debe haber un año en el que trabajes en la empresa para que pueda entrar en vigor otro periodo de desempleo en el crédito.

– Scotiabank

En este caso se cubre hasta 3 mensualidades al año en caso de pérdida involuntaria del empleo durante toda la vida del crédito.

Si mi crédito cuenta con Apoyo Infonavit

En este caso hay algunas instituciones financieras en las que no aplica el seguro de desempleo, por lo que es muy importante que revises a detalle el contrato. Por ejemplo, en Banorte el seguro de desempleo no aplica con Apoyo Infonvit.

En el caso de BBVA Bancomer sí aplica el seguro de desempleo aún con Apoyo Infonavit. De hecho, primero tienes los 6 meses que ofrece esta institución y luego entra en vigor la garantía de tu subcuenta de vivienda, explica Palafox.

Si tengo un crédito Cofinanciado

Cuando tienes un seguro Cofinavit, es decir, un crédito entre el banco y el Infonavit,

hay algunos bancos en los que sí aplica el seguro de desempleo y otros en los que no. BBVA Bancomer, por ejemplo, ofrece el seguro de desempleo por la parte correspondiente al monto de crédito que te otorgaron. Para la otra parte debes acercarte al banco.

En el área de Crédito Hipotecario de Banamex indicaron que si tienes un crédito Cofinavit debes acercarte al Infonavit y “negociar para solicitar una prórroga y ver las condiciones que ofrece el instituto”. Según el Infonavit si el trabajador pierde el empleo tiene derecho a disponer de una  prórroga para el pago de su crédito por entre 12 y hasta 24 meses durante la vida del crédito. Lo que es importante subrayar en este caso es que durante la prórroga no pagas tu mensualidad pero el adeudo que tienes incrementa por la acumulación de intereses.

Avisa, avisa, avisa

Lo más importante al perder el empleo es avisar a la institución financiera con la que ya tienes o estás tramitando tu crédito. Tú no quieres dejar de pagar y el banco no quiere más cartera vencida por lo que en un caso de despido siempre tendrán la disposición de ayudar a resolver el problema.

Editorial Metroscubicos