Publicaciones etiquetadas con: casa en renta

Lo que debes saber si rentas por primera vez

rentar

Para rentar una vivienda te fijas en su ubicación, que esté cerca de tu trabajo, en el número de habitaciones y en el costo pero ¿qué hay del contrato? El abogado Víctor Carrillo Estrada explica que el arrendador debe plantear un contrato bien redactado en el que garantice todos sus derechos y los del inquilino en cuanto a los derechos de posesión y uso del inmueble. Aunque una vivienda reúna todos los requisitos que te satisfacen, no debes firmar el contrato sin antes leerlo.

Sobre el contrato de arrendamiento

Si te informas antes de contratar, estarás protegiendo tus derechos. Carrillo Estrada señala que es importante establecer dentro del contrato de arrendamiento los derechos y obligaciones tanto del arrendador como del arrendatario.

El arrendador está obligado a entregar el inmueble en la fecha estipulada y en las condiciones de seguridad e higiene adecuadas para el uso, así como a garantizar el pago de los daños y perjuicios por los vicios ocultos que podrían poner en riesgo la integridad física de quienes ocupan la vivienda.

Lee:Lo que debe contener un contrato de arrendamiento.

Las obligaciones del arrendatario son cumplir con el pago de la renta, hacer uso de la vivienda de acuerdo a lo estipulado en el contrato (si va a ser para vivienda, comercio o industria) y responder por los daños que pudieran ocasionarse mientras está ocupando el inmueble. Un contrato de arrendamiento compromete a ambas partes a cumplir con las prestaciones y obligaciones que el documento señala.

Ojo con las cláusulas

Entre las cláusulas estipuladas en el contrato destacan el precio de la renta, el lugar y el tiempo de pago, así como las garantías que deberán darse como depósito y fianza.

Generalmente los conflictos en este tipo de relaciones contractuales son el incumplimiento en el pago de la renta o en la entrega del inmueble en condiciones de seguridad e higiene. Debe de exigirse al propietario que dé el mantenimiento adecuado a la vivienda para que esta cumpla con todas las condiciones necesarias para su ocupación, afirma el abogado.

También es importante establecer el plazo de validez del arrendamiento, ya sea determinado o indeterminado y la fecha en que empezará a correr. Es fundamental fijar la fecha de vigencia, cuándo inicia y cuándo termina. A partir de cuándo tiene la posesión legal el inquilino y en qué momento termina la vigencia de las condiciones establecidas en ese contrato.

De acuerdo con Carrillo Estrada, la fecha de terminación estipulada dentro del contrato va a determinar a partir de qué momento se puede empezar a negociar las condiciones de un nuevo contrato. Esto es fundamental para evitar sorpresas desagradables como el incremento injustificado de la renta.

Lee: Errores a evitar al firmar un contrato de renta.

Incremento de la renta

El Código Civil establece que la renta podrá incrementarse únicamente de manera anual. En general, esto va a depender de las condiciones que existan en el mercado inmobiliario, de la oferta y la demanda y de la situación económica imperante. Los arrendamientos para casa habitación menores a 150 salarios mínimos, es decir, a 9,800 pesos aproximadamente, no puede incrementarse en más de 10%, aclara el abogado.

Une vez cumplido el plazo de validez, el contrato se puede ampliar por tiempo indeterminado y concluir en la fecha que elija cualquiera de las partes siempre que se avise con al menos 15 días de anticipación.

Hay una figura que se conoce dentro del arrendamiento que es la tácita reconducción —afirma—esto es, se continúa permitiendo el uso, el arrendatario paga la renta y se entiende que las condiciones del contrato se han prolongado. A partir de ese momento se convierte en un contrato indeterminado en su temporalidad pero los derechos y obligaciones en él contenidas tienen que seguir teniendo efectividad en las mismas condiciones por un tiempo indeterminado, puede ser medio año, otro año o prolongarse aun más tiempo.

¿Y si no te cumplen, con quién puedes acudir?

Al tener claro cada cuándo y de cuánto será el incremento de la renta, podrás empezar con el pie derecho la contratación. Si el arrendador incumple esta cláusula puedes iniciar un procedimiento para defender tus derechos como arrendatario. Ponte en contacto con el Instituto Federal de Defensoría Pública donde te asesorarán sobre tus derechos y obligaciones.

Ahora que ya conoces tus derechos de arrendatario y cómo se hace en incremento en la renta, puedes decidir mejor con quién firmar tu contrato.

Revista del Consumidor

Anuncios
Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Cómo somos los vecinos en México

vecinos

El pasado 15 de julio, el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) realizó una encuesta nacional para determinar cómo es la relación entre vecinos en México. Los resultados son reveladores. De la muestra de 800 personas, sólo 29% calificó con 10 (excelente) su relación vecinal, mientras que menos del 2% señaló que es pésima.

De aquellos que viven contentos de convivir con el de a lado, casi 23% aseguró que lo que más les gusta de sus vecinos es su “tranquilidad”, 19% aprecia que no se metan con los demás y 15% su amabilidad y respeto.

Pero ¿qué es lo que causa más molestias entre unos y otros? La encuesta revela que 15% se irrita por lo ruidosos que son algunos vecinos, ya sea por fiesteros, peleoneros o por causar ruido con maquinaria. Al 8% les desagrada que sean sucios, 6% indica que les molesta que sean metiches y, un total de 12%, se incomodan porque les parecen irrespetuosos, porque su auto estorba o porque sus mascotas son un problema.

Asimismo, resulta interesante descubrir que sólo 11% de los encuestados admitieron haber tenido algún problema con otros residentes y que, además, un total de 6% tomara la decisión de mudarse o llegar a los golpes para arreglar sus diferencias, en tanto que 67% lo ha hecho a través del diálogo y 18% acusando al vecino con las autoridades.

En cuestión de confianza, también existe cierto contraste, ya que 56% de los encuestados por GCE, jamás le ha encargado su casa al otro, pero 77% no dudaría en acudir al vecino si tuviera un problema grave.

El estudio también indica que en materia de organización vecinal existen deficiencias, ya que 96% dijo no pertenecer a alguna asociación, 59% comentó que en su colonia no se realizan reuniones vecinales  y 62% señaló que tampoco hay comités de vigilancia.

Finalmente, del total de personas que participaron, 11% se consideró “muy buen vecino”, 70% se autoevaluó sólo como “buen vecino” y 0.4% reconoció ser “muy mal vecino”. ¿Tú cómo te calificas?

Consulta la encuesta completa en http://www.gabinete.mx o kaleydoscopio.mx

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos de expertos, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Ventajas de rentar una casa o departamento

renta-casa

No hay lugar como el hogar. Comprar una “casita” es el sueño de la mayoría de los mexicanos; sin embargo, es una inversión mayor, a largo plazo, que requiere una buena capacidad de planeación a futuro, mucha disciplina y un análisis profundo de tus finanzas personales y de tu situación emocional y laboral.

Algunos focos rojos que te indican que aún nos es momento para comprar son:

• Tus ahorros no alcanzan para el enganche de al menos 20%, los gastos de inicio (escrituración, apertura de crédito, avalúo), y un “colchón” para habilitación de espacios, adaptaciones y remodelaciones.

• No tienes capacidad de ahorro. Tus gastos fijos son muy altos (colegiaturas, seguros, rentas, impuestos), y comprometen tu presupuesto mensual.

• Tu nivel de endeudamiento es alto. Tienes deudas grandes a largo o mediano plazo (autos, muebles, electrónicos, viajes).

• Tu nivel de ingresos es bajo para la hipoteca que necesitas.  Evalúa si puedes pagarla. Planea cómo aumentar tus ingresos o cambia de prospecto de casa.

• Tienes poco control sobre tus finanzas. Tu presupuesto es un desastre y casi nunca terminas la quincena como estaba planeada (o simplemente no la planeas).

• Hay problemas en tu matrimonio. No tienes la cabeza fría ni las cuentas claras.

• Tú y tu pareja planean tener un hijo este año. Los gastos de maternidad son altos y los hijos muy demandantes en todos sentidos. Espera a que nazca y estabilices tu presupuesto para retomar el asunto de la casa.

• Tienes planes de retomar la escuela o ya cursas algún posgrado.

• La empresa donde trabajas pasa un momento de inestabilidad. Pueden reducir horas o beneficios, o recortar personal.

• Tienes ganas (y planes serios) de viajar y conocer el mundo.

Así las cosas, el mero hecho de dejar de rentar o de vivir con algún familiar no siempre es una razón válida. Para muchos rentar es como tirar el dinero a la basura, pero pasa lo mismo con los primeros años de una hipoteca. Todo se va en intereses. Así que ahora veamos la otra cara de la moneda, las ventajas de rentar:

1.- Vives feliz sin pagar predial, y otros impuestos y gastos relacionados con una casa. Tienes que cuidar el lugar, pero los problemas graves como cambiar el calentador, la instalación eléctrica o la herrería, son asunto del dueño.

2.- Tienes acceso a una casa mejor de la que podrías comprar. Las rentas son más baratas que las mensualidades.

3.- Brinda acceso a una mejor ubicación. Hay más casas en renta que en venta.

4.- Te da movilidad. Si algo no te gusta, puedes irte al terminar tu contrato. Un vecino, la zona, o la colonia; el mismo “depa” puede tener vicios ocultos. Si vives con tu pareja y no funciona, hay libertad para moverse.

5.- Si bajan tus ingresos puedes rescindir y buscar un sitio más barato.

6.- Si cambias de trabajo y el rumbo no te conviene, puedes moverte. Vivir cerca del trabajo brinda ahorros significativos.

7.- Tu trabajo requiere cambios de residencia periódicos.

8.- Si no tienes para comprar una casa en efectivo ni para dar un buen enganche que te permita contratar una hipoteca pagable. Puedes ahorrar la diferencia entre tu renta y lo que pagarías de hipoteca para luego comprar.

Saca la mejor ventaja de rentar, la realidad es que ya llevas buen camino andado de lo que será una hipoteca. Ya estás acostumbrado a destinar una parte importante de tu ingreso para la casa.

Si estás considerando comprar, haz un plan de ahorro:

• Determina el valor total de la casa que deseas comprar.

• Calcula la mensualidad que pagarías si comprarás la casa hoy, y agrégale un 10% (que cubra mantenimiento e impuesto predial anual).

• Abre una cuenta de inversión y deposita mensualmente la cantidad definida.

• Si después de seis meses te das cuenta que si ahorras esa cantidad no te alcanza para cubrir tus demás gastos, entonces tendrás que redefinir tu plan, porque ahora sabes que la mensualidad que creías poder pagar es demasiado alta.

• Si lograste acumular seis meses de ahorro sin percances, ¡felicidades! pues podrás adquirir esa casa que deseas sabiendo que tus ingresos te lo permiten holgadamente.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.