Publicaciones etiquetadas con: bieneces raices

Cuánto puedes gastar en la compra de tu casa

ahorro

A menos que tengas grandes cantidades de dinero almacenadas en una caja fuerte o dispongas de una herencia, necesitarás solicitar un crédito. Afortunadamente, el sistema financiero en nuestro país es sólido y ofrece planes para todos los perfiles y presupuestos.

Históricamente en México, hasta 2005 hubo una escasez de fondos que permitiera otorgar financiamiento hipotecario, la buena noticia es que esto ha cambiado en los últimos años, pues tanto instituciones públicas (Infonavit y Fovissste), como privadas (bancos, Sofoles y Sofomes) cuentan con recursos para ofrecer un gran número de créditos; no dudes en que hay una para ti.

El amplio abanico de hipotecas que hay en el mercado puede crear confusiones a la hora de elegir, por eso en este capítulo te decimos cómo funcionan, cuánto cuestan y los criterios para detectar el crédito hipotecario más oportuno para ti.

Haz cuentas

Antes de acudir a solicitar financiamiento, debes analizar dos cosas:

• Con cuánto dinero cuentas para el desembolso inicial requerido, que servirá para cubrir el enganche inicial, (que te solicitará cualquier banco o Sofol) y pagar los gastos extras que se generan cuando te otorgan un crédito.

• Cuál es tu capacidad de pago mensual, es decir, qué porcentaje de tus ingresos te queda disponible después de cubrir tus gastos.

El resultado de lo anterior te dará la pauta para saber cuánto puedes gastar y qué tipo de casa comprar, sin poner en riesgo tus finanzas personales.

¿Cuánto capital inicial necesitas?

Para saber con qué capital inicial debes contar considera dos cosas: el enganche y los gastos extras.

• Enganche. Es el porcentaje del valor total de la casa que no es financiado por el banco o Sofol y que deberás cubrir con recursos propios, ya sea con ahorros o un préstamo familiar. En México los bancos y Sofoles sólo financian entre el 80% y 95% del valor de la propiedad.

Considera que tener el enganche es requisito indispensable para que el banco o Sofol acepte otorgarte un crédito.

A diferencia del enganche, los siguientes tres rubros son costos por trámites que realizará la institución financiera y te las cobrará directamente.

• Comisión por apertura de crédito. Dependiendo cada institución puede ir desde el 1.75% hasta el 2.7% del monto de crédito solicitado.

• Investigación. La cuota promedio es entre $500 y $800 pesos. Esta investigación es relacionada a tu historial crediticio.

• Gasto notarial. Incluye los honorarios del notario y la gestión de cada uno de los trámites necesarios que comprueben que el inmueble que vas a comprar se encuentre libre de gravámenes, es decir, que no está hipotecado o embargado por terceros; que no existan adeudos de agua, predial u otros servicios.

El gasto notarial también contempla el pago de los derechos por registrar legalmente tu nombre como el propietario y el pago de impuestos por la compra.

Dependiendo la localidad donde se encuentre la casa, este gasto varia. El rango promedio es entre 6% y 8% del valor de la propiedad. La oficina notarial es asignada por el banco o Sofol.

• Avalúo comercial. Es requerido por las instituciones financieras. Con este avalúo se estima el valor comercial de una propiedad de acuerdo a sus características físicas, acabados, infraestructura y ubicación.

El banco o Sofol se basa en este documento para determinar el monto del crédito que te otorgará. Te financiará el porcentaje máximo que sus políticas lo permitan.

Por ejemplo, si la propiedad se está vendiendo en $1,000,000, pero el avalúo comercial dicta un valor en el mercado de $800,000 y el banco o Sofol presta hasta el 80%, en este caso te financiará el 80% de $800,000.

Consulta nuestra Infografía: Si mi casa costara un millón ¿Cuánto dinero necesito desembolsar?

Cuánto puedo gastar mensualmente

Ya tienes claro el dinero inicial que se requiere para conseguir un crédito, ahora necesitas saber con cuánto dinero mensual dispones para el pago de una hipoteca. Para esto, hay que calcular cuánto dinero disponible tienes al final del mes, que puedes destinar al pago mensual de tu crédito.

Los primero es poner en papel cuánto ganas. Suma tus ingresos netos mensuales (lo que recibes después de pagar impuestos).Considera en este renglón tu pago de nómina e ingresos complementarios como negocios e inversiones.

El monto de tus ingresos netos comprobables son uno de los requisitos que te solicitará el banco o Sofol para determinar cuánto crédito puede otorgarte.

Ahora bien, calcula cuánto gastas. Lista todos los rubros que te generan un desembolso mensual como, comida, educación, gastos de transporte, entretenimiento y ahorro.

Ya sabes cuánto ganas y cuánto gastas, pero ¿cuánto debes destinar a tu crédito hipotecario? El porcentaje idóneo es el 20% sobre el ingreso neto mensual y el tolerable es 30%.Te recomendamos no pasar del 25%, pues así tendrás dinero disponible para algún imprevisto.

Como ves el tema de ingresos es importante, pero el de gastos lo es más. La regla de oro dice: no comprometas más de lo que tus ingresos VS gastos te lo permiten.

Para hacer cuentas

Ahora que ya tienes claro con cuánto dinero dispones para la compra de tu casa, mira estos ejemplos de cuánto gastarías si:

Caso 1

Deseas adquirir un inmueble de $1,000,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico con Banorte a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $298,500 pesos

Enganche 20%: $200,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: $24,000 pesos

Avalúo: $4,000 pesos

Investigación: $500 pesos

Gastos notariales: $70,000 pesos

Mensualidades: $10,700 pesos

Ingresos a comprobar: $26,800 pesos

Caso 2

Deseas adquirir un inmueble cuyo valor es de $1,500,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico de HSBC, a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $334,000 pesos

Enganche 15%: $225,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: Sin comisión

Avalúo: $4,000 pesos

Investigación: Cero

Gastos notariales: $105,000 pesos

Mensualidades: $17,800 pesos

Ingresos a comprobar: $45,800 pesos

Caso 3

Deseas adquirir un inmueble de $2,000,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico de Santander, a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $562,000 pesos

Enganche 20%: $400,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: $16,300 pesos

Avalúo: $5,700 pesos

Investigación: Cero

Gastos notariales: $140,000 pesos

Mensualidades: $19,000 pesos

Ingresos a comprobar: $46,800 pesos

Ahora sí, con tus finanzas en orden estás listo para conocer la oferta de créditos hipotecarios y elegir el mejor para ti.

Esta compra es la más importante de tu vida y en la que destinarás mayor porcentaje de tus ingresos, sin embargo, no significa que debas vivir “al día”, siempre debes tener dinero disponible para hacer frente a alguna emergencia.

Editorial Metroscubicos

Anuncios
Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cómo elegir el mejor crédito hipotecario

como_elegir_credito_hipotecario_sugerencia_tu_decide_11_06_20

Un crédito hipotecario es una de las herramientas más utilizadas para adquirir una vivienda. Y aunque escuches que muchos temen tramitar este tipo de financiamiento, la verdad es que hoy día una hipoteca a la medida y bien elegida no necesariamente será una carga en tu vida financiera.

Actualmente las tasas hipotecarias están más bajas que nunca, no se ha cerrado la llave a los créditos –aún con la volatilidad económica- y se espera que a futuro se mantenga la demanda, así que la hipoteca es un buen instrumento para crear patrimonio.

Pero, antes de presentarte las tres claves para que elijas el mejor crédito, entérate cómo puedes prepararte para una hipoteca y qué otros elementos debes comparar para estar listo para comprar tu casa.

Primero prepárate

Antes de hablar con el asesor de alguna institución financiera, haz la tarea e infórmate sobre el lugar donde estás parado -financieramente hablando- y qué créditos hay en el mercado.

Haz tu presupuesto: Lo primero que debes saber es cuánto puedes pagar al mes por tu hipoteca. Prepara tu presupuesto y revisa cuánto puedes pagar de mensualidad de una hipoteca. Ésta no debe ser mayor al 30% de tus ingresos mensuales brutos.

Navega la red: Para saber qué hay en el mercado, debes saber qué instituciones financieras te pueden prestar dinero y con qué condiciones. Si surgen dudas, acude a la institución para pedir informes.

Recuerda que cuando compares los productos de cada institución debes hacerlo con créditos similares, es decir, que sean por el mismo número de años y monto que vas a dar como enganche.

Conoce los elementos generales

Para poder comparar y escoger debes entender los componentes que hacen al crédito. Estos son algunos de los elementos generales:

El enganche: Los bancos y las Sofoles financian hasta alrededor del 80% del valor de la casa, por lo que el enganche debe ser del 20% mínimo. Este monto es lo que debes tener ahorrado para empezar el proceso de la compra.

Si la casa vale hasta 3 millones de pesos es probable que puedas obtener el 80% del valor o hasta un poco más, pero si la vivienda cuesta más el financiamiento puede ser de un 70 por ciento.

Comisión por apertura de crédito: Este costo depende de la institución financiera a la que solicites la hipoteca, pero puede llegar a ser de hasta 2.7% del monto que pidas para la compra. En el caso de una casa de 1 millón de pesos, una comisión por apertura de 2.7% es equivalente a 27,000 pesos, y sí puedes encontrar un ahorro con un crédito con una comisión de 1%, equivalente a 10,000 pesos.

Los seguros: Todo crédito hipotecario incluye seguros y hay que comparar qué es lo que ofrecen. Analiza el seguro por desempleo, qué pasa si te quedas sin trabajo y qué debes hacer para hacerlo válido. También revisa que tengas seguro por daños que protegerá al bien inmueble de un desastre natural durante la vida del crédito.

3 claves que hacen la diferencia

Para escoger el mejor crédito para ti, además de los elementos antes mencionados, debes tomar en cuenta estos factores:

1.- La amortización: Esto es el monto de la mensualidad que pagas que se va al pago del crédito y no a los seguros o intereses. Para poder saber este dato debes solicitar la tabla de amortización a la institución financiera que te otorgue el crédito y comparar. Sobre todo, debes comparar cuánto has pagado para el año 8 de la vida del crédito, que es el momento en el que te darás cuenta -de forma simple- qué crédito te permite amortizar más a capital. Un crédito en el que no amortizas capital no te ayuda a crear patrimonio.

2.- El plazo: En un crédito a largo plazo el que más se recomienda es el de 15 años. Primero averigua si la institución ofrece un crédito a 15 años. Si la mensualidad es muy alta para tu presupuesto, es probable que estés adquiriendo una casa muy cara para tu capacidad financiera. Si debes aumentar el plazo para lograr la compra, hazlo, pero no subas a más de 20 años.

La diferencia entre mensualidades no es mucha, pero sí hay diferencia cuando se contempla el crédito junto con los otros elementos, por eso se recomienda este periodo. En un crédito a 15 años por un millón de pesos pagarías 13,300 pesos al mes, a 20 años pagarías 12,700 pesos, y a 30 años 12,300 pesos.

3.- La denominación: Puedes conseguir créditos hipotecarios en pesos, Udis o salarios mínimos. La opción más recomendable es tomar una hipoteca en pesos para que sepas siempre cuánto vas a pagar al mes. Si la tomas en Udis o salarios mínimos, conforme pase el tiempo pagarás más al mes porque dependen de la inflación.

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Obligaciones del Arrendador

Dentro de las cargas que supone la concepción de un contrato de arrendamiento, encontramos una parte de vital importancia para que el mismo logre ser llevado a cabo con total claridad, estamos hablando en esta oportunidad de los deberes que debe cumplir el arrendador para que ante la ley dicho contrato sea legal y pueda ser llevado a cabo en su totalidad.

Los deberes del arrendador como ya se dijo son parte crucial a la hora de realizar un contrato de arrendamiento, pues estos ratifican por parte del arrendador algunos parámetros mínimos que el mismo debe cumplir antes y durante que el contrato sea vigente, por ello a continuación mencionaremos algunos de los más importantes deberes del arrendador, con el propósito que los futuros arrendatarios conozcan algunas cosas con las que el arrendador debe por obligación legal cumplir.

• El arrendador debe respetar ante todo el contrato.

• El arrendador se ve obligado a entregar el bien mueble o inmueble en el estado, el cual el mismo especifico en el contrato previamente firmado.

• El arrendador debe proporcionar la información necesaria de daños infraestructurales que posea el inmueble; esto para que el arrendatario pueda llevar una vida cotidiana con total normalidad.

• El arrendador debe mantener en buen estado el inmueble, para que el arrendatario pueda acogerse al mismo sin ninguna dificultad.

• El arrendador debe demostrar legalmente que el bien mueble o inmueble se encuentra libre de deudas de cualquier índole.

• El arrendador debe realizar las mejoras necesarias al bien, con el propósito que este pueda ser utilizado correctamente sin ningún tipo de percance.

• En caso de vivienda, el arrendador debe respetar íntegramente la vida privada del arrendatario.

• El arrendatario se encuentra en el derecho de pedir todas las llaves y elementos que puedan dar acceso a la propiedad y el arrendador se encuentra en la obligación de cumplir dicha petición.

• El arrendador se encuentra en la obligación de informar al arrendatario con un tiempo previo y por via escrita la fecha de terminación del contrato o la fecha de la renovación del mismo.

• El arrendador si desea realizar cualquier tipo de modificación al bien inmueble debe pedir permiso previo al arrendatario, puesto que al firmar el contrato el arrendatario pasaría a ser el dueño provisional de dicho inmueble.

• El arrendador se encuentra en la obligación de brindarle al arrendatario un recibo de pago donde certifique que el mismo, si cancelo puntual y oportunamente la suma económica acordada previamente en el contrato.

Aunque son muchos otros los deberes a los cuales el arrendador debe acogerse, los anteriormente dichos son tan solo algunos de los básicos a tener en cuenta a la hora de realizar un contrato de arrendamiento.

Es muy importante recomendar que antes de firmar cualquier tipo de contrato, es muy bueno leer con suma atención el mismo, puesto que de esta manera tendremos medios por los cuales defendernos legalmente en caso que el arrendador incumpla con algunos de los requisitos que anteriormente fueron mencionados.

Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.