terrenos

10 elementos indispensables para la decoración de Navidad

decoracion-casa-navidad

Finalmente diciembre nos alcanzó, y con él las ganas de cambiar la decoración de nuestro hogar. Sin duda es una de las épocas más esperadas por todos, porque compartimos en familia y con amigos las celebraciones; nos toca dar regalos pero también recibirlos y es la temporada en que podemos hacer lucir nuestra casa con adornos increíbles y un rediseño en el espacio.

Para que los interiores y exteriores de tu casa sean el centro de atención en esta época navideña, enlistamos los 10 elementos indispensables para la decoración del hogar. ¿Ya los tienes o cuáles te faltan? Hagamos un checklist.

1. El árbol de Navidad

Si algo no debe faltar en tu decoración navideña es el tradicional árbol. Ideas hay miles, la verdad no importa si lo quieres natura o artificial, grande o chico, verde o blanco, e incluso es válido adornarlo tanto de colores tradicionales como dorado, rojo y verde o si prefieres un estilo diferente con tonos como el rosa, azul, morado o amarillo. Lo importante es que le dediques un espacio de tu estancia a la gran estrella de la decoración en esta temporada. Si necesitas ideas para diseñarlo, te recomendamos buscar tutoriales o en sitios de imágenes como Pinterest.

2. Guirnaldas

No sólo lucen muy bien alrededor de tu árbol de Navidad. Si te sobra material puedes colocar guirnaldas en alguna pared de tu sala, cerca de alguna ventana grande donde puedas destacarla o por qué no, hasta podrías diseñar guirnaldas luminosas. Los únicos materiales que necesitas son: escarcha de colores y algunas series de luz. Sólo cuida que no estén mucho tiempo prendidas.

3. Camino de mesa

Un lugar donde no debe faltar el espíritu navideño es tu mesa. No importa si es pequeña o grande, la idea es que no se vea desnuda mientras el resto de tu hogar luce lleno de estilo decembrino. Te recomendamos hacer o conseguir ya sea, un centro de mesa con motivos navideños y flores de nochebuena, o bien, hacer un camino de mesa con ayuda de telas en rojo, dorado y verde, lentejuelas y otras texturas que brillen. Este camino de mesa no debe rebasar el diámetro de la misma, es como si crearás un mantel muy pequeño que se coloca al centro de tu mesa. Este detalle realzará la decoración del espacio, ayudando a que no se vea tan vacío.

4. Una corona

No es época navideña en casa si no tienes una corona adornando tu puerta. Estos elementos para decoración decembrina son los más utilizados en la mayoría de los hogares. No importa el tamaño, los colores, texturas u objetos que tengan. Siempre son el auxiliar perfecto para que tu casa luzca lista para la Navidad.

5. Calendario navideño

Para marcar esas fechas importantes durante el mes de diciembre, lo mejor es, hacer tu propio calendario decembrino con materiales como papel, tela, stickers y plumones. Puedes inspirarte en lo diseños que circulan por Internet, sobre todo en páginas para hacer manualidades al estilo DIY. Ahí puedes marcar los días en que debes comprar los regalos, los alimentos para la cena y saber en qué día vives para no olvidar nada durante este ajetreado mes.

6. Platos botaneros con diseño

¿Te toca ser el anfitrión de la cena de navidad? Recuerda que no sólo hay que planear lo que vas a cocinar, seguro tus invitados llegarán hambrientos y para abrir el apetito debes ofrecer algunos aperitivos, tanto botanas como bebidas. Y para preservar una buena presentación, te sugerimos servir dichas botanas en platos que tengan forma de árbol de navidad, Santa Claus o estrellas de Belén.

7. Adornos suspendidos

Este tipo de adornos no sólo son ideales en el árbol de Navidad, también puedes colocarlos en cualquier espacio libre de casa donde no tengas muebles o donde veas que sobra un hueco sin decorar. Una buena idea es conseguir aquellos como las estrellas navideñas, copos de nieve o incluso crear tus propios adornos con esferas que te sobraron del árbol.

8. Adornos para el árbol

No basta con colocar algunas esferas o guirnaldas en tu árbol de Navidad, un elemento importante para hacerlo lucir al cien por ciento es combinarlo con adornos colgantes. Busca los adecuados en tamaño para que el árbol se vea equilibrado y no se vea como decoración kitsch. Cuida que los colores contrasten.

9. El papel para envolver los regalos

Las ideas para envolver los regalos de Navidad son infinitas. Ya no se trata de comprar un papel, en Internet puedes encontrar muchos tips y formas originales de envolver tus presentes. Puedes usar papel reciclado o materiales que te sobren en casa e incluso utilizar fotografías. Echa a volar tu imaginación.

10. Velas decorativas

Las velas son un elemento que normalmente todos aplicamos en casa para cubrir algún espacio vacío o hacer lucir mejor una superficie. En esta temporada navideña no pueden faltarte velas decorativas con aromas como canela o manzana.

 

Fuente: Editorial metroscubicos

Anuncios
Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, terrenos | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Consejos para ahorrar antes de firmar tu contrato de renta

Woman saving money in piggy bank

Woman saving money in piggy bank

¿No estás seguro de cuánto dinero debes gastar exactamente en el alquiler de cada mes? La mayoría de los expertos financieros recomiendan que la renta y el pago de los servicios públicos deben representar no más del 40% de tu ingreso.

Pero, ¿Cómo realizar un presupuesto razonable con base en tu ingreso que permita pagar la renta y los demás gastos como comida o transportes? Te damos algunos consejos a considerar para hacer números antes de lanzarte a la aventura de alquilar un depa.
1. Calcula tu presupuesto de alquiler antes que otra cosa.

Cuando estás a la caza de un departamento, es fácil perder de vista el monto de dinero que puedes destinar, porque quizá ya hayas visitado algunas propiedades que te parecieron increíbles pero, rebasan tu presupuesto y no lo tienes en cuenta.

Extender tu presupuesto aunque sean 500 o 1000 pesos, es ya un gasto importante. Así que, para obtener una estimación mejor de tu ingreso comparado con lo que puedes destinar, sigue estos cuatro pasos:
* Factor en su ingreso mensual

Asegúrate de comenzar con el importe neto. Una regla general indica que tu ingreso debe ser de al menos tres veces tu renta mensual.
* Súmale otros pagos mensuales
Integra pagos constantes como, la mensualidad de tu auto, clases de algún idioma, tarjeta de crédito, pagos de maestría etc.
*Combina estos gastos mensuales con tus gastos constantes no determinados

Sí, esto incluye cosas básicas como alimentos, cortes de pelo, y Netflix. Sigue todos los gastos durante un mes, para conseguir un control y un número que te permita conocer cuánto gastas en cada cosa. Quizá descubres que puedes dejar de hacer algunos gastos para ahorrar.

2. Comparte los gastos del alquiler

Si no puedes rentar solo, tu mejor opción siempre será conseguir un roomie con quien compartas gastos al parejo. Incluso si estás casado, puedes sub alquilar una habitación.
3. Negocia por adelantado

Una vez que sepas exactamente lo que puedes pagar, trata de negociar con tu arrendador antes de firmar el contrato de renta. Sé creativo, quizá puedes dejar de pagar gastos del mantenimiento si tú realizas las tareas de limpieza dentro del área que te tocan y así podrías ahorrar el dinero que pagarías por que alguien más saque tu basura y limpie tu puerta.

4. Presta atención a los servicios públicos

Incluso en los apartamentos más pequeños, los servicios públicos pueden representar una parte importante de tu presupuesto mensual. Presta atención a las maneras de reducir tu huella en el Planeta. Usa la luz cuando sea necesario, no gastes de más el agua, amplea adecuadamente la utilización del gas. Si llevas a cabo actividades en pro de la Tierra, vas a verlas reflejadas en tus recibos de pago.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cuánto puedes gastar en la compra de tu casa

ahorro

A menos que tengas grandes cantidades de dinero almacenadas en una caja fuerte o dispongas de una herencia, necesitarás solicitar un crédito. Afortunadamente, el sistema financiero en nuestro país es sólido y ofrece planes para todos los perfiles y presupuestos.

Históricamente en México, hasta 2005 hubo una escasez de fondos que permitiera otorgar financiamiento hipotecario, la buena noticia es que esto ha cambiado en los últimos años, pues tanto instituciones públicas (Infonavit y Fovissste), como privadas (bancos, Sofoles y Sofomes) cuentan con recursos para ofrecer un gran número de créditos; no dudes en que hay una para ti.

El amplio abanico de hipotecas que hay en el mercado puede crear confusiones a la hora de elegir, por eso en este capítulo te decimos cómo funcionan, cuánto cuestan y los criterios para detectar el crédito hipotecario más oportuno para ti.

Haz cuentas

Antes de acudir a solicitar financiamiento, debes analizar dos cosas:

• Con cuánto dinero cuentas para el desembolso inicial requerido, que servirá para cubrir el enganche inicial, (que te solicitará cualquier banco o Sofol) y pagar los gastos extras que se generan cuando te otorgan un crédito.

• Cuál es tu capacidad de pago mensual, es decir, qué porcentaje de tus ingresos te queda disponible después de cubrir tus gastos.

El resultado de lo anterior te dará la pauta para saber cuánto puedes gastar y qué tipo de casa comprar, sin poner en riesgo tus finanzas personales.

¿Cuánto capital inicial necesitas?

Para saber con qué capital inicial debes contar considera dos cosas: el enganche y los gastos extras.

• Enganche. Es el porcentaje del valor total de la casa que no es financiado por el banco o Sofol y que deberás cubrir con recursos propios, ya sea con ahorros o un préstamo familiar. En México los bancos y Sofoles sólo financian entre el 80% y 95% del valor de la propiedad.

Considera que tener el enganche es requisito indispensable para que el banco o Sofol acepte otorgarte un crédito.

A diferencia del enganche, los siguientes tres rubros son costos por trámites que realizará la institución financiera y te las cobrará directamente.

• Comisión por apertura de crédito. Dependiendo cada institución puede ir desde el 1.75% hasta el 2.7% del monto de crédito solicitado.

• Investigación. La cuota promedio es entre $500 y $800 pesos. Esta investigación es relacionada a tu historial crediticio.

• Gasto notarial. Incluye los honorarios del notario y la gestión de cada uno de los trámites necesarios que comprueben que el inmueble que vas a comprar se encuentre libre de gravámenes, es decir, que no está hipotecado o embargado por terceros; que no existan adeudos de agua, predial u otros servicios.

El gasto notarial también contempla el pago de los derechos por registrar legalmente tu nombre como el propietario y el pago de impuestos por la compra.

Dependiendo la localidad donde se encuentre la casa, este gasto varia. El rango promedio es entre 6% y 8% del valor de la propiedad. La oficina notarial es asignada por el banco o Sofol.

• Avalúo comercial. Es requerido por las instituciones financieras. Con este avalúo se estima el valor comercial de una propiedad de acuerdo a sus características físicas, acabados, infraestructura y ubicación.

El banco o Sofol se basa en este documento para determinar el monto del crédito que te otorgará. Te financiará el porcentaje máximo que sus políticas lo permitan.

Por ejemplo, si la propiedad se está vendiendo en $1,000,000, pero el avalúo comercial dicta un valor en el mercado de $800,000 y el banco o Sofol presta hasta el 80%, en este caso te financiará el 80% de $800,000.

Consulta nuestra Infografía: Si mi casa costara un millón ¿Cuánto dinero necesito desembolsar?

Cuánto puedo gastar mensualmente

Ya tienes claro el dinero inicial que se requiere para conseguir un crédito, ahora necesitas saber con cuánto dinero mensual dispones para el pago de una hipoteca. Para esto, hay que calcular cuánto dinero disponible tienes al final del mes, que puedes destinar al pago mensual de tu crédito.

Los primero es poner en papel cuánto ganas. Suma tus ingresos netos mensuales (lo que recibes después de pagar impuestos).Considera en este renglón tu pago de nómina e ingresos complementarios como negocios e inversiones.

El monto de tus ingresos netos comprobables son uno de los requisitos que te solicitará el banco o Sofol para determinar cuánto crédito puede otorgarte.

Ahora bien, calcula cuánto gastas. Lista todos los rubros que te generan un desembolso mensual como, comida, educación, gastos de transporte, entretenimiento y ahorro.

Ya sabes cuánto ganas y cuánto gastas, pero ¿cuánto debes destinar a tu crédito hipotecario? El porcentaje idóneo es el 20% sobre el ingreso neto mensual y el tolerable es 30%.Te recomendamos no pasar del 25%, pues así tendrás dinero disponible para algún imprevisto.

Como ves el tema de ingresos es importante, pero el de gastos lo es más. La regla de oro dice: no comprometas más de lo que tus ingresos VS gastos te lo permiten.

Para hacer cuentas

Ahora que ya tienes claro con cuánto dinero dispones para la compra de tu casa, mira estos ejemplos de cuánto gastarías si:

Caso 1

Deseas adquirir un inmueble de $1,000,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico con Banorte a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $298,500 pesos

Enganche 20%: $200,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: $24,000 pesos

Avalúo: $4,000 pesos

Investigación: $500 pesos

Gastos notariales: $70,000 pesos

Mensualidades: $10,700 pesos

Ingresos a comprobar: $26,800 pesos

Caso 2

Deseas adquirir un inmueble cuyo valor es de $1,500,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico de HSBC, a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $334,000 pesos

Enganche 15%: $225,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: Sin comisión

Avalúo: $4,000 pesos

Investigación: Cero

Gastos notariales: $105,000 pesos

Mensualidades: $17,800 pesos

Ingresos a comprobar: $45,800 pesos

Caso 3

Deseas adquirir un inmueble de $2,000,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico de Santander, a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $562,000 pesos

Enganche 20%: $400,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: $16,300 pesos

Avalúo: $5,700 pesos

Investigación: Cero

Gastos notariales: $140,000 pesos

Mensualidades: $19,000 pesos

Ingresos a comprobar: $46,800 pesos

Ahora sí, con tus finanzas en orden estás listo para conocer la oferta de créditos hipotecarios y elegir el mejor para ti.

Esta compra es la más importante de tu vida y en la que destinarás mayor porcentaje de tus ingresos, sin embargo, no significa que debas vivir “al día”, siempre debes tener dinero disponible para hacer frente a alguna emergencia.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cómo tramitar una fianza de arrendamiento

fianza_arrendamiento2

¿Estás pensando rentar una casa o un departamento y el propietario te solicita una fianza de arrendamiento como parte de los requisitos? No te preocupes, aquí te explicamos lo que necesitas saber al respecto.

En primer lugar debes tener claro que una fianza de arrendamiento inmobiliario es el contrato a través del cual una afianzadora (fiador), autorizada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), se obliga a pagar al beneficiario del contrato (arrendador), las obligaciones contraídas por el arrendatario (fiado), en caso de que éste no lo haga.

¿Cuáles son sus beneficios?

De acuerdo con Eduardo de la Canal, consultor de negocios de Coldwell Banker México, este tipo de fianza tiene dos grandes beneficios:

  • Da certeza jurídica al dueño del inmueble en renta, es decir, le responde en caso de que el inquilino no cumpla su compromiso de pagar la renta o los servicios y cuando el fiador también tenga problemas para llevar a cabo su obligación.
  • Brinda una respuesta rápida, ya que una vez que el arrendador mete su solicitud de pago a la afianzadora, ésta cubrirá la renta no pagada en los siguientes 10 a 15 días hábiles, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos establecidos por la empresa.

¿Cuánto cuesta?

La fianza de arrendamiento varía según la afianzadora y el costo de la renta. “Hablamos de cerca de 85 o 90% sobre el valor de ésta. Por ejemplo, si deseas rentar una propiedad de 10 mil pesos mensuales, la fianza (incluyendo IVA) puede oscilar entre 9,200 o 9,500 pesos”, explica de la Canal.

De acuerdo con Claudia Rodríguez, promotora de fianzas, entre los conceptos que incluye una fianza de arrendamiento se encuentran:

  • El monto a garantizar: es la cantidad equivalente al pago de la renta durante los 12 meses que generalmente dura un contrato de arrendamiento. Se calcula multiplicando la renta mensual por 12 para anualizarla. Por ejemplo: $7,000 x 12= $84,000
  • La prima neta: es un factor que determina cada afianzadora al multiplicar el monto a afianzar por su tarifa. En el ejemplo: $84,000 x 4%= $3,360
  • Los gastos de derecho de investigación que ascienden a 3.5% de la prima neta: En el ejemplo: $3,360 x 3.5%= $117.60
  • Los gastos por emisión de póliza: es la cantidad que determina cada afianzadora: fluctúa entre $1,000 y $1,800.
  • La consulta al buró de crédito: $150 aproximadamente.
  • IVA: 16%. En el ejemplo: $4,477.60, más 16% de IVA ($716.42). Lo que daría un importe total de $5,194.02

¿Cómo tramitarla?

Para contratar una fianza primero debe de existir un contrato de arrendamiento. La persona interesada en rentar el inmueble deberá de presentarse en una afianzadora para integrar un expediente de solvencia que refleje su nivel de ingresos, entre otros datos.

También es necesario que tenga un obligado solidario, el cual debe presentar un inmueble que se tomará como garantía en caso de que no se cumpla el pago de la renta. La propiedad debe estar libre de gravamen, es decir, no estar hipotecada o comprometida como garantía en otro contrato. Además, debe de pertenecer a la persona que aparece en la escritura.

¡Ojo con esto!

Pagar una fianza de arrendamiento puede parecer oneroso, sin embargo es completamente recomendable, incluso si como arrendador ya cuentas con otros instrumentos de protección como la póliza jurídica.

“La diferencia radica en que una fianza de arrendamiento ofrece la posibilidad de recuperar el monto de las rentas no pagadas hasta por dos meses (periodo que se alarga solo en caso de presentar constancia a la afianzadora de que se ha iniciado una demanda de desahucio), mientras que la póliza te asesora en la labor de desalojo del arrendatario moroso” señala Eduardo de la Canal.

Un buen consejo

Dado que la fianza de arrendamiento ofrece un beneficio directo al dueño del inmueble y al mismo tiempo responde a la obligación del inquilino de ofrecérsela, suele suceder que ambas partes lleguen a un acuerdo para dividir el costo total de la póliza. Intenta tomar esta vía con el propietario, no se perderá nada si lo propones.

Fuente Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

¿Cómo ser un buen vecino? Consejos para lograrlo

vecinos

Desde el surgimiento de comunidades en los grupos más primitivos de seres humanos, era necesaria la comunicación y la convivencia. Sabemos que una persona no puede vivir aislada de la sociedad y cuando te mudas a una nueva colonia o fraccionamiento, es necesario establecer una buena relación con tus vecinos.

Los buenos vecinos pueden llegar a crear lazos de confianza y amistad, muchas veces serán ellos quienes te ayuden en algún problema.

Por fácil o difícil que sea la convivencia entre tú y tus vecinos, te damos algunos consejos para fomentar el respeto, la paz y un ambiente de tolerancia. Después de todo, estás compartiendo un lugar en común con ellos.

Date tiempo para conocer la colonia
Antes de establecer diálogo con cualquier persona, observa cómo se comportan. Qué canales de comunicación usan y cómo lo hacen, si hay amistades o enemistades y quizá cuánto tiempo llevan viviendo en la propiedad. Conociendo un poco más a fondo a tus vecinos, podrás saber cómo acercarte a ellos y establecer un diálogo.

Evita ser un vecino ruidoso
Claro, es tu casa o depa y tú puedes escuchar música, mirar películas con un sofisticado sistema de sonido, hacer las fiestas que quieras o montar un salón de baile en medio de tu sala pero, tus vecinos también tienen derecho a descansar por las noches, a tener tranquilidad y un ambiente de paz a su alrededor. Cuando creas que perturbarás un poco el orden, habla con ellos y avisa antes qué tienes planeado hacer.

¿Tienes hijos? Fomenta el respeto en comunidad con ellos

Se debe explicar a los más pequeños de la casa lo que significa vivir en comunidad y la importancia que tiene respetar las zonas comunes: enseñar dónde se puede o no jugar, o por qué es importante no gritar a determinadas horas.

Tu mascota, tu responsabilidad
Tener una mascota casera es muy válido, pero recuerda que estás a cargo de un ser vivo que necesita atención y cuidados; además las mascotas terminan formando parte de la convivencia vecinal. Para evitar quejas por olores, limpia tu hogar, saca a tu mascota a pasear con su correa para que incitar malas caras, recoge sus desechos y edúcala para que haga el menor ruido posible.

Sé un vecino solidario
Siempre hablará bien de ti a echar una mano a los vecinos, fomentarás la confianza y una buena relación. Por ejemplo, si van a salir de viaje, recibe la correspondencia del buzón o bien, si alguna vez alguien necesita tu ayuda para una mudanza. Pequeñas acciones que muestren tu solidaridad.

No descuides los espacios que comparten
En la mayoría de los edificios o fraccionamientos, hay personas que se encargan del mantenimiento de los espacios y aunque ello no es tu responsabilidad directa, sí lo es cuidar las zonas comunes. Imagina que cada espacio termina formando parte de un todo. Por ejemplo, si al bajar la basura se ensucia el ascensor, hay que limpiarlo o si se rompe algo, hay que informar a los vecinos y reparar el daño.

Colabora con los gastos en común
Cuando vives en un edificio, hay gastos de mantenimiento con los cuales entre todos pagan ciertos servicios para el bien común. Pagar para sacar la basura, la limpieza del edificio, el portero o hasta pintar las fachadas cuando sea necesario. Cuando vives en una casa tendrás que cubrir gastos en conjunto para, el policía que cuida la caseta o igualmente mantenimiento de espacios verdes por ejemplo. Así que trata de aportar mensualmente la cantidad necesaria, recuerda que esto también será para tu beneficio.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

¿Cómo saber que tienes un agente inmobiliario de confianza?

7F0

Como en la mayoría de las profesiones, en el sector inmobiliario hay buenos agentes y otros, no tan buenos. Para saber identificar uno de otro antes de cualquier proceso de compraventa donde necesites asesoría, te damos algunas pistas.

1. Sabe perfectamente cómo y cuándo negociar

Sus habilidades para ser un gran conversador y negociador son potenciales. Si tu agente inmobiliario sabe en qué momento es mejor lanzar una negociación o te aconseja qué camino seguir, lo justifica y es capaz de calmar los ánimos más salvajes, es momento de ponerle la primera palomita.

La facilidad de palabra de forma coherente es la primera pista que debes seguir para conservar un agente inmobiliario de confianza.
2. Tiene habilidades secretas

Si tu especialista inmobiliario aparte de tener conocimiento sobre procesos de compraventa y todos los trámites legales que necesitas, tiene un buen ojo para el diseño de interiores, sin esfuerzo puede ayudarte a reorganizar tu casa para lograr la venta perfecta y transformar los espacios en una propiedad altamente atractiva para los compradores potenciales.
3. Tiene buenas conexiones

En el mundo de la industria inmobiliaria, todos deben conocer la reputación de los profesionales que integran el gremio. Así, un buen agente inmobiliario tiene buenas conexiones y sabe cómo sacarles provecho para tu beneficio. Al final de cuentas, su trabajo es ayudarte y hacer para ti, una experiencia más fácil en el proceso de compraventa.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Tips para embalar los objetos más comunes para tu mudanza

mudanzas-enseres

¡Decidido! Te mudas, ahora la pregunta es ¿cómo empezar a empacar todo lo que tienes en casa? A veces tendemos a acumular tantos objetos como caben en una habitación y solo pensar en ello puede ocasionar dolor de cabeza. Afortunadamente, siempre existe alguien que nos puede ayudar.

En entrevista con Metros Cúbicos, José Luis Romero, Ejecutivo de Ventas de Mudanzas Gou, nos explica que si bien hay consejos que podemos aplicar nosotros mismos, lo mejor es acudir a especialistas que garanticen el tratamiento adecuado a cada objeto. Veamos algunas sugerencias de embalaje:

  • Para empacar cosas de vidrio

Cuando se trata de objetos delicados, ya sean de vidrio, porcelana o cualquier material que pueda romperse, lo mejor es envolverlos con papel blanco, papel de envoltura o poliuretano.

Si vas a empacar copas, llénalas con el papel y hazlo pieza por pieza. No guardes dos copas con un mismo pliego, ya que pueden quebrarse. Cuando las coloques en la caja hazlo de forma horizontal, nunca las guardes paradas. Llena los huecos entre ellas con papel envoltura para que todo quedé compacto y no se mueva durante el traslado.

Finalmente, cierra muy bien la caja con cinta canela y pon la indicación de que se trata de objetos frágiles para que la persona que la manipule tenga el cuidado necesario.

  • Para empacar platos y otros trastos

Los platos también deben envolverse de forma individual, asegúrate de usar la cantidad suficiente de papel y cuando los metas a la caja no los guardes acostados, lo mejor es ponerlos en posición de canto, es decir, parados. Para empacar sartenes, ollas y otros recipientes, envuélvelos y usa una caja reforzada pues aunque son menos frágiles también precisan cuidados.

  • Ropa y muñecos de peluche

Para guardar los blancos y los juguetes de los niños puedes recurrir a una caja de cartón o plástico. La alternativa de los profesionales es una caja de cartón tipo ropero que mide 1.20m e incluye un travesaño para colgar vestidos, trajes, etcétera. Estos modelos son cortesía en mudanzas locales o foráneas y tienen un costo en mudanzas internacionales, este depende del volumen. A mayor volumen,  menos precio.

  • El colchón

Cuando se contrata un servicio profesional existen dos opciones para resguardar el colchón. Si se trata de una mudanza local, se envuelve en plástico, es lo que se denomina emplayado. Cuando es internacional, se guarda en cajas de cartón disponibles en tamaño individual, matrimonial, king y queen.

  • Los muebles

Envolver los muebles puede ser  muy complicado. Lo más común es usar plástico para evitar que se ensucien o cartón en puntos estratégicos para que no se raspen. En este caso, los expertos suelen envolverlos con colchonetas de trapo o de papel y cartón corrugado para dar forma a cada  mueble.

  • Obras de arte y otra decoración

Cuando tienes cuadros, jarrones u otros elementos de gran valor, a menudo se aconseja llevarlos en el auto, junto con los objetos que debes proteger tú mismo. Si prefieres que el traslado lo realicen terceros, debes saber que existe la opción de mandar a diseñar cajas especiales, estos contenedores se hacen a medida y su costo se cobra por metro cúbico. De hecho, muchos servicios extra se cotizan de esta forma, así que lo mejor es preguntar por cada uno de ellos cuando solicites informes.

  • El auto o tu moto

El traslado de un vehículo requiere su completo acondicionamiento, lo cual significa que debe estar perfectamente sujeto para un traslado seguro. En este sentido, es mucho mejor acudir con una empresa seria.

  • Mascotas

Generalmente los perros o gatos terminan viajando en el auto con la familia pero cuando se trata de una mudanza internacional, el costo de su traslado depende del tipo de mascota, el punto de partida y el destino al que habrá de llegar. Lo más recomendable es preguntar directamente con la empresa.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Consejos para mudarte sin estresar a tus hijos

mudanzas_con_ni_os

Cambiar de casa no siempre es un proceso fácil o alegre. Dejar un lugar que por algún tiempo fue un hogar muchas veces es triste. La transición quizá es más llevadera para los adultos pero, ¿qué pasa cuando tus hijos no quieren cambiar de casa? porque eso significa dejar amigos, escuelas y vivencias. Es complicado que los niños comprendan las razones por las que deben mudarse de una casa a otra.

Para que toda la familia tome con calma y acepte las decisiones en torno al cambio de vivienda, te presentamos algunos consejos que harán este proceso menos abrumador y estresante.

1. Haz un trato con tu familia

La mayoría de las veces, un cambio de vivienda no es fácil y lleva mucho tiempo adaptarse al que será su nuevo hogar. Para que tus hijos no vivan en el enojo total, puedes prometerles un espacio en la casa solamente para ellos, un jardín, un cuarto de tele o juevos. Crea compensaciones que al final de cuentas toda la familia disfrutara de éstas.

2. Involucra a los niños durante la búsqueda de la casa

Es importante que, si ya habías pensado mudarte a otra casa hagas partícipe a todos los miembros de tu familia para dar opiniones y tomar decisiones. Considerando que, no eres el único que vivirá en ese lugar, está bien que preguntes o hagas sesiones cortas donde preguntes a tus hijos qué les gustaría tener si tuvieran otra casa. No es imperativo que hagas caso de todas sus indicaciones, sin embargo ellos se sentirán integrados en los planes familiares y se sentirán entusiasmados de conocer su nuevo hogar.
3. Haz que los niños se diviertan al embalar cajas y demás objetos

Una buena forma de aliviar el estrés al que se enfrenta toda la familia durante un proceso de mudanza es, realizando actividades de forma divertida. Por eso, puedes crear juegos con tus hijos en los que al mismo tiempo estén empacando sus cosas y sellando cajas, pero ellos lo vean también como un juego.

4. Vayan a conocer su nuevo vecindario

Mudarse a una nueva comunidad es difícil.  A veces, irse a vivir a una casa más cercana al trabajo y la escuela significa dejar buenos vecinos, amigos o hasta familiares. Sin embargo, tú y tus hijos pueden volver a crear lazos de afecto y amistad con la gente del nuevo vecindario. Pero es necesario que antes, investigues zonas donde hay un buen ambiente de convivencia o simplemente que monitorees cómo se da la socialización en la colonia.

5. Visiten escuelas y centros de recreación cercanos

Quizá para tus hijos la parte más traumática de mudarse es dejar amigos de escuela y dejar de frecuentar sus lugares favoritos cerca de casa. Por ello, es importante que conozcan los lugares como plazas, museos, parques o cines que se encuentren cerca de la próxima vivienda. Así les harás saber que también hay mucha vida en esta nueva etapa. Igualmente, visiten escuelas cercanas e integra a tus hijos para que ellos compartan contigo qué instituto les agradó más y por qué.

6. Comprendan que la adaptación toma tiempo

Ninguna transición se da de la noche a la mañana. Platica con tu familia y hazle saber que, aunque será un proceso largo, sin embargo es posible adaptarse totalmente a nuevos vecinos, amigos, espacios y colonia.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Convierte una vivienda rentada en un hogar

colores-hogar

Las propiedades en alquiler suelen carecer de color y personalidad para que seas tú como inquilino el que añada su toque personal, eligiendo muebles y complementos de acuerdo con tus gustos y sus necesidades. Sin embargo, muchos inquilinos piensan que una casa en alquiler es sólo un lugar de paso en el que no vale la pena invertir dinero.

Lo cierto es que, aunque no hace falta gastar demasiado para conseguir un hogar cálido y acogedor, destinar dinero para sentirse como en casa (aunque no sea la propia) es invertir en confort y bienestar.

Sólo hay que seguir una serie de consejos para convertir la vivienda de alquiler en un espacio funcional y bello, en el que relajarse, estar a gusto y sentirse como en casa.

Decora con textiles

La mejor manera de añadir color y estampados, así como tapar imperfecciones o superficies desgastadas por el uso, es mediante los textiles. Unas cortinas elegantes, una suave alfombra, unos preciosos cojines, una delicada funda de edredón… todos ellos inyectan calidez, confort y personalidad en cualquier hogar.

Pinta las paredes con tus colores favoritos

Muchos propietarios permiten a sus inquilinos cambiar el color de las paredes siempre y cuando estas vuelvan a dejarse del mismo color cuando se abandone la vivienda. Es una forma fácil y económica de darle calidez y personalidad al espacio. Aun así, antes de pintar ninguna pared, se debe consultar siempre con el propietario.

Coloca papel tapiz pintado

Otra alternativa para cambiar el color de las paredes y añadir interés visual son los papeles pintados temporales, que pueden retirarse con facilidad sin dejar marca en la pared. De nuevo, es mejor preguntar al propietario antes de instalarlos.

Usa adhesivos de pared

Actualmente, existen adhesivos de todos los diseños, colores y texturas posibles para decorar paredes que pueden retirarse con facilidad. Estas son también una buena alternativa al papel pintado.

Brilla con luz propia y cambia las lámparas

Estas pueden ser el toque de diseño que un salón, recibidor o dormitorio necesitan, sin tener que hacer ningún cambio estructural en la vivienda. Por su parte, las lámparas de pie y sobremesa, con menor intensidad lumínica, ayudan además a crear ambientes acogedores y sosegados en los que relajarse y descansar.

Nunca te sentirás solo con fotos de amigos y familia

Aunque no se pueda usar un sólo clavo, cuadros y fotos pueden decorar la vivienda reposando sobre muebles y estanterías. Además, decorar con fotos de los seres queridos ayuda a asociar emociones positivas con el espacio.

Rodéate de la naturaleza

Flores y plantas naturales conectan el hogar con su entorno natural y aportan color y vida a los interiores. Son otra forma estupenda de crear sensación de hogar en una vivienda de alquiler.

Editorial Metroscubicos

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Cómo elegir el mejor crédito hipotecario

como_elegir_credito_hipotecario_sugerencia_tu_decide_11_06_20

Un crédito hipotecario es una de las herramientas más utilizadas para adquirir una vivienda. Y aunque escuches que muchos temen tramitar este tipo de financiamiento, la verdad es que hoy día una hipoteca a la medida y bien elegida no necesariamente será una carga en tu vida financiera.

Actualmente las tasas hipotecarias están más bajas que nunca, no se ha cerrado la llave a los créditos –aún con la volatilidad económica- y se espera que a futuro se mantenga la demanda, así que la hipoteca es un buen instrumento para crear patrimonio.

Pero, antes de presentarte las tres claves para que elijas el mejor crédito, entérate cómo puedes prepararte para una hipoteca y qué otros elementos debes comparar para estar listo para comprar tu casa.

Primero prepárate

Antes de hablar con el asesor de alguna institución financiera, haz la tarea e infórmate sobre el lugar donde estás parado -financieramente hablando- y qué créditos hay en el mercado.

Haz tu presupuesto: Lo primero que debes saber es cuánto puedes pagar al mes por tu hipoteca. Prepara tu presupuesto y revisa cuánto puedes pagar de mensualidad de una hipoteca. Ésta no debe ser mayor al 30% de tus ingresos mensuales brutos.

Navega la red: Para saber qué hay en el mercado, debes saber qué instituciones financieras te pueden prestar dinero y con qué condiciones. Si surgen dudas, acude a la institución para pedir informes.

Recuerda que cuando compares los productos de cada institución debes hacerlo con créditos similares, es decir, que sean por el mismo número de años y monto que vas a dar como enganche.

Conoce los elementos generales

Para poder comparar y escoger debes entender los componentes que hacen al crédito. Estos son algunos de los elementos generales:

El enganche: Los bancos y las Sofoles financian hasta alrededor del 80% del valor de la casa, por lo que el enganche debe ser del 20% mínimo. Este monto es lo que debes tener ahorrado para empezar el proceso de la compra.

Si la casa vale hasta 3 millones de pesos es probable que puedas obtener el 80% del valor o hasta un poco más, pero si la vivienda cuesta más el financiamiento puede ser de un 70 por ciento.

Comisión por apertura de crédito: Este costo depende de la institución financiera a la que solicites la hipoteca, pero puede llegar a ser de hasta 2.7% del monto que pidas para la compra. En el caso de una casa de 1 millón de pesos, una comisión por apertura de 2.7% es equivalente a 27,000 pesos, y sí puedes encontrar un ahorro con un crédito con una comisión de 1%, equivalente a 10,000 pesos.

Los seguros: Todo crédito hipotecario incluye seguros y hay que comparar qué es lo que ofrecen. Analiza el seguro por desempleo, qué pasa si te quedas sin trabajo y qué debes hacer para hacerlo válido. También revisa que tengas seguro por daños que protegerá al bien inmueble de un desastre natural durante la vida del crédito.

3 claves que hacen la diferencia

Para escoger el mejor crédito para ti, además de los elementos antes mencionados, debes tomar en cuenta estos factores:

1.- La amortización: Esto es el monto de la mensualidad que pagas que se va al pago del crédito y no a los seguros o intereses. Para poder saber este dato debes solicitar la tabla de amortización a la institución financiera que te otorgue el crédito y comparar. Sobre todo, debes comparar cuánto has pagado para el año 8 de la vida del crédito, que es el momento en el que te darás cuenta -de forma simple- qué crédito te permite amortizar más a capital. Un crédito en el que no amortizas capital no te ayuda a crear patrimonio.

2.- El plazo: En un crédito a largo plazo el que más se recomienda es el de 15 años. Primero averigua si la institución ofrece un crédito a 15 años. Si la mensualidad es muy alta para tu presupuesto, es probable que estés adquiriendo una casa muy cara para tu capacidad financiera. Si debes aumentar el plazo para lograr la compra, hazlo, pero no subas a más de 20 años.

La diferencia entre mensualidades no es mucha, pero sí hay diferencia cuando se contempla el crédito junto con los otros elementos, por eso se recomienda este periodo. En un crédito a 15 años por un millón de pesos pagarías 13,300 pesos al mes, a 20 años pagarías 12,700 pesos, y a 30 años 12,300 pesos.

3.- La denominación: Puedes conseguir créditos hipotecarios en pesos, Udis o salarios mínimos. La opción más recomendable es tomar una hipoteca en pesos para que sepas siempre cuánto vas a pagar al mes. Si la tomas en Udis o salarios mínimos, conforme pase el tiempo pagarás más al mes porque dependen de la inflación.

Categorías: casas, consejos inmobiliarios, departamentos, inmuebles, locales, propiedades, terrenos | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.