10 propósitos financieros para Año Nuevo

56-propositos-financieros-para-el-nuevo-a-o

Quizá bajar de peso, aprender un nuevo idioma o encontrar pareja sean algunos de tus deseos para el próximo año, ¿pero ya pensaste en tus propósitos financieros?

Para que no te agarren las prisas, toma papel y lápiz y visualiza cómo te quieres ver el año siguiente, qué deudas tienes que liquidar, cuáles seguirás pagando, cuánto ahorrar para estudiar un posgrado, comprarte un auto o comenzar un fondo para el retiro.

Considera las recomendaciones de los expertos para tener de verdad un feliz y próspero 2016:

1. Haz un presupuesto. Calcula con qué flujo de ingresos contarás al menos los tres primeros meses e identifica tus gastos y sepáralos en fijos como colegiaturas, renta e impuestos, y variables, como salidas a comer o al cine.

“Tener un presupuesto mes a mes te permitirá no gastar más de lo que ganas y llegar al fin de año con un ahorro”, recomendó el profesor de la escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Panamericana, Eduardo López.

2. Comparte tus metas con tu familia. Cuando compartes con tu familia tus metas financieras, es más fácil cumplirlas. Si alguien se retrasa con algún propósito, habrá mayor vigilancia y presión entre los miembros de la familia para volverlo a retomar, sugirió Juan José Salas, consultor de Finanzas Personales México.

3. Limpia tu casa. Haz una limpieza de todas las cosas que ya no ocupes y que aún funcionen. Promociónalas en redes sociales o haz una venta de garage, véndelas o intercámbialas para obtener lo que necesitas sin necesidad de gastar más, sugirió el director de la reparadora de crédito Renace, Carlos Villanueva.

4Ponle un parche a tu cartera. Utilizar diario el automóvil, comer todos los días en la calle y salir a pasear cada fin de semana puede ocasionar una fuga de dinero casi imperceptible. Trata de comer más en casa, utilizar más el transporte público y visitar museos y parques gratuitos. “Si en lugar de comer en la calle, la gente comiera en su casa ahorraría hasta 75% de ese gasto”, dijo Carlos Villanueva.

5. No dejes para el último el ahorro. Olvídate de los pretextos para lograr un guardadito el siguiente año. “Si te cuesta trabajo ahorrar, establece una cantidad realista, que sea fija y deposítala en una cuenta que esté lejos de tu alcance”, recomendó Eduardo López, de la UP. Te ayudará establecer metas que quieres lograr con el dinero que ahorres.

6. Crea un fondo de emergencia. La principal razón por la cual algunas personas solicitan préstamos con altas tasas de interés es que un familiar se enfermó o algún accidente, dijo Carlos Villanueva.

Dentro de tus metas de ahorro considera crear un fondo de emergencia que cubra tres meses de gastos fijos y, si tienes familia, que cubra gastos hasta por seis meses. Esta cantidad debe estar líquida para el momento en el que la requieras, recomendó José Salas.

7. Nunca es tarde para aprender. Este año visita sitios gratuitos de educación financiera y toma cursos o guías on line. Algunos a considerar son ahorro para el retiro, afores, control de gastos, previsión y protección, uso del crédito, inversión, dijo José Salas, de Finanzas Personales México.

8. Evita endeudarte. La regla de oro en el crédito es no considerarlo una extensión de tus ingresos y que tus deudas no los sobrepase. Para usarlo correctamente revisa cuál es la tasa de interés mensual que ofrece el producto, verifica que sea sobre saldo insoluto para que mientras abonas tu cuenta disminuya, dijo Villanueva, de Renace.

9. Para los que buscan un cambio. Si deseas cambiar de empleo porque necesitas un ingreso más alto o ya no llena tus expectativas personales y profesionales, no renuncies a tu trabajo actual sin antes haber buscado o tener una propuesta fija. “Sigue profesionalizándote y especialízate para tener más oportunidad de colocarte”, dijo el director de Renace.

10. Regala afecto, no lo compres. En fiestas, cumpleaños, santos y reuniones, no te sientas comprometido a llevar siempre un obsequio. Regala cariño y atención todo el año para que no cargues con ese sentimiento de culpa que después quieras remediar con un obsequio.

fuente: CNN Expansión

Anuncios

10 claves para contratar el local ideal

Store front strip mall stores and city skyline

Antes de contratar un local comercial es fundamental que determines si realmente tu negocio está listo para crecer, si cuentas con recursos financieros, humanos y materiales. De esta forma tendrás un panorama mucho más claro del lugar que necesitas, tener más posibilidades de éxito al emprender sin morir en el intento, pero sobre todo, tener el local en el que debes de estar y no en el que está disponible.

De acuerdo con Julio Rolando Rosales, directivo de Location City, especialista en locales comerciales, el 75% de los emprendedores que abren un negocio cierran antes del segundo año de operación y considera que el 50% de este sector se debe a la falta de una ubicación estratégica en los establecimientos. “Es necesario entender cuál es la ubicación que más favorece el desarrollo de un negocio y seguir una metodología para contratar el local ideal, así podrás reducir los riesgos de inversión” afirma Rosales.

Si ya tienes “un concepto de negocio bien definido, personal de confianza para operar, capital para invertir y soportar seis meses de operación sin sacarle dinero a la propia empresa” entonces ya estás listo para buscar tu local comercial.

Conoce al cliente

Saber quién compra y cómo lo hace te permite hallar con facilidad la mejor ubicación para tu negocio. Considera aspectos como sexo, edad, nivel socioeconómico, frecuencia de consumo y examina si tu negocio es de impulso o destino, en dónde se vende más, el entorno comercial, la competencia, cómo llegar, días y horarios.

Detecta zonas potenciales

Busca zonas con la mayor cantidad de consumidores de tu producto o servicio. Dos de los principales métodos para detectarlas son por nivel socioeconómico y por generador, normalmente se apoyan de la herramienta de geomarketing para identificar la zona a la que va dirigido tu negocio. 

Busca inmuebles

“Los mejores locales no siempre tienen un anuncio de renta, los que sí tienen son los más difíciles porque cuentan con una lista de clientes en espera y regularmente los emprendedores son descartados”, aclara Rosales. Pero existe la posibilidad de negociar un traspaso, subarrendar espacios o acercarse a las inmobiliarias de la zona que te interesa.

Sondea

Después de haber ubicado el local, averigua cuánto puedes vender en ese lugar para saber si es un sitio productivo y si la renta que piden es buena o mala. Valora el flujo peatonal, cuánto vende la competencia en la zona, encuesta a los vecinos locatarios y a la gente que pasa frente al local para que opine sobre el producto o servicio que quieres implementar.

Realiza una pre-gestoría

Asegúrate de que el local tenga el uso de suelo correcto, que no tenga adeudos de agua y predial, de lo contrario corres el riesgo de que el lugar sea clausurado o que no obtengas una licencia de funcionamiento. Si es un local muy grande verifica las escrituras en el Registro Público de la Propiedad.

Negociación del contrato

Es importante que el emprendedor no pierda de vista en el contrato de arrendamiento los siguientes puntos: la renta no debe ser mayor al 10% de las ventas esperadas, firma un contrato por lo menos de tres años, solicita un plazo de gracia para remodelación y tramitar lo necesario, debes estar listo para ofrecer dos depósitos en garantía y algunas rentas anticipadas. “Una negociación basada en la honestidad y en la responsabilidad aumenta la posibilidad de obtener el contrato”

Remodelación

El proceso no acaba cuando contratas, debe adecuarse el espacio exterior e interior para generar una vista más atractiva y contar con instalaciones productivas. Si la remodelación no es realizada por expertos puede haber una pérdida de tiempo y dinero muy significativa.

Estrategia de éxito

La activación del negocio no está dada por la apertura del local, sino por las estrategias publicitarias que lleves a cabo. “Haz algo para decir que estás ahí y que prueben tu producto o servicio” Los anuncios personalizados en el exterior del inmueble es una de muchas herramientas que pueden ayudarte.

Básicos que no deben faltar

Encontrar el local ideal no es fácil. La persistencia y la paciencia son cualidades que siempre debes portar, no tomes una decisión apresurada contratando el primer local a la vista, sigue buscando. “El local que es para ti ahí estará… el rango adecuado de búsqueda es de 4 a 8 meses” Por último, muestra audacia aprovechando las oportunidades que surjan cuando encuentres el lugar que necesitas.

Características estructurales

Se recomienda que sea un espacio amplio con altura de 2.80m a 3.40m, sin elementos que obstaculicen la vista en el exterior, con espacio para colocar anuncios publicitarios como en las marquesinas y debe contar con acometida eléctrica y drenaje. “En obra todo es posible y puedes modificar de acuerdo a tus necesidades”, explica Rolando Rosales.

La mayoría de los emprendedores se preocupan por las condiciones del interior y dejan a un lado la ubicación. Ocúpate de estar en la zona correcta, junto a un generador, en donde pasa gente, que sea un  sitio visible. “El mejor local comercial será de aquellos que lo busquen con mayor inteligencia” asegura el directivo de Location City.

 

fuente: Editorial metroscubircos

Consejos para ahorrar antes de firmar tu contrato de renta

Woman saving money in piggy bank
Woman saving money in piggy bank

¿No estás seguro de cuánto dinero debes gastar exactamente en el alquiler de cada mes? La mayoría de los expertos financieros recomiendan que la renta y el pago de los servicios públicos deben representar no más del 40% de tu ingreso.

Pero, ¿Cómo realizar un presupuesto razonable con base en tu ingreso que permita pagar la renta y los demás gastos como comida o transportes? Te damos algunos consejos a considerar para hacer números antes de lanzarte a la aventura de alquilar un depa.
1. Calcula tu presupuesto de alquiler antes que otra cosa.

Cuando estás a la caza de un departamento, es fácil perder de vista el monto de dinero que puedes destinar, porque quizá ya hayas visitado algunas propiedades que te parecieron increíbles pero, rebasan tu presupuesto y no lo tienes en cuenta.

Extender tu presupuesto aunque sean 500 o 1000 pesos, es ya un gasto importante. Así que, para obtener una estimación mejor de tu ingreso comparado con lo que puedes destinar, sigue estos cuatro pasos:
* Factor en su ingreso mensual

Asegúrate de comenzar con el importe neto. Una regla general indica que tu ingreso debe ser de al menos tres veces tu renta mensual.
* Súmale otros pagos mensuales
Integra pagos constantes como, la mensualidad de tu auto, clases de algún idioma, tarjeta de crédito, pagos de maestría etc.
*Combina estos gastos mensuales con tus gastos constantes no determinados

Sí, esto incluye cosas básicas como alimentos, cortes de pelo, y Netflix. Sigue todos los gastos durante un mes, para conseguir un control y un número que te permita conocer cuánto gastas en cada cosa. Quizá descubres que puedes dejar de hacer algunos gastos para ahorrar.

2. Comparte los gastos del alquiler

Si no puedes rentar solo, tu mejor opción siempre será conseguir un roomie con quien compartas gastos al parejo. Incluso si estás casado, puedes sub alquilar una habitación.
3. Negocia por adelantado

Una vez que sepas exactamente lo que puedes pagar, trata de negociar con tu arrendador antes de firmar el contrato de renta. Sé creativo, quizá puedes dejar de pagar gastos del mantenimiento si tú realizas las tareas de limpieza dentro del área que te tocan y así podrías ahorrar el dinero que pagarías por que alguien más saque tu basura y limpie tu puerta.

4. Presta atención a los servicios públicos

Incluso en los apartamentos más pequeños, los servicios públicos pueden representar una parte importante de tu presupuesto mensual. Presta atención a las maneras de reducir tu huella en el Planeta. Usa la luz cuando sea necesario, no gastes de más el agua, amplea adecuadamente la utilización del gas. Si llevas a cabo actividades en pro de la Tierra, vas a verlas reflejadas en tus recibos de pago.

Editorial Metroscubicos

Cuánto puedes gastar en la compra de tu casa

ahorro

A menos que tengas grandes cantidades de dinero almacenadas en una caja fuerte o dispongas de una herencia, necesitarás solicitar un crédito. Afortunadamente, el sistema financiero en nuestro país es sólido y ofrece planes para todos los perfiles y presupuestos.

Históricamente en México, hasta 2005 hubo una escasez de fondos que permitiera otorgar financiamiento hipotecario, la buena noticia es que esto ha cambiado en los últimos años, pues tanto instituciones públicas (Infonavit y Fovissste), como privadas (bancos, Sofoles y Sofomes) cuentan con recursos para ofrecer un gran número de créditos; no dudes en que hay una para ti.

El amplio abanico de hipotecas que hay en el mercado puede crear confusiones a la hora de elegir, por eso en este capítulo te decimos cómo funcionan, cuánto cuestan y los criterios para detectar el crédito hipotecario más oportuno para ti.

Haz cuentas

Antes de acudir a solicitar financiamiento, debes analizar dos cosas:

• Con cuánto dinero cuentas para el desembolso inicial requerido, que servirá para cubrir el enganche inicial, (que te solicitará cualquier banco o Sofol) y pagar los gastos extras que se generan cuando te otorgan un crédito.

• Cuál es tu capacidad de pago mensual, es decir, qué porcentaje de tus ingresos te queda disponible después de cubrir tus gastos.

El resultado de lo anterior te dará la pauta para saber cuánto puedes gastar y qué tipo de casa comprar, sin poner en riesgo tus finanzas personales.

¿Cuánto capital inicial necesitas?

Para saber con qué capital inicial debes contar considera dos cosas: el enganche y los gastos extras.

• Enganche. Es el porcentaje del valor total de la casa que no es financiado por el banco o Sofol y que deberás cubrir con recursos propios, ya sea con ahorros o un préstamo familiar. En México los bancos y Sofoles sólo financian entre el 80% y 95% del valor de la propiedad.

Considera que tener el enganche es requisito indispensable para que el banco o Sofol acepte otorgarte un crédito.

A diferencia del enganche, los siguientes tres rubros son costos por trámites que realizará la institución financiera y te las cobrará directamente.

• Comisión por apertura de crédito. Dependiendo cada institución puede ir desde el 1.75% hasta el 2.7% del monto de crédito solicitado.

• Investigación. La cuota promedio es entre $500 y $800 pesos. Esta investigación es relacionada a tu historial crediticio.

• Gasto notarial. Incluye los honorarios del notario y la gestión de cada uno de los trámites necesarios que comprueben que el inmueble que vas a comprar se encuentre libre de gravámenes, es decir, que no está hipotecado o embargado por terceros; que no existan adeudos de agua, predial u otros servicios.

El gasto notarial también contempla el pago de los derechos por registrar legalmente tu nombre como el propietario y el pago de impuestos por la compra.

Dependiendo la localidad donde se encuentre la casa, este gasto varia. El rango promedio es entre 6% y 8% del valor de la propiedad. La oficina notarial es asignada por el banco o Sofol.

• Avalúo comercial. Es requerido por las instituciones financieras. Con este avalúo se estima el valor comercial de una propiedad de acuerdo a sus características físicas, acabados, infraestructura y ubicación.

El banco o Sofol se basa en este documento para determinar el monto del crédito que te otorgará. Te financiará el porcentaje máximo que sus políticas lo permitan.

Por ejemplo, si la propiedad se está vendiendo en $1,000,000, pero el avalúo comercial dicta un valor en el mercado de $800,000 y el banco o Sofol presta hasta el 80%, en este caso te financiará el 80% de $800,000.

Consulta nuestra Infografía: Si mi casa costara un millón ¿Cuánto dinero necesito desembolsar?

Cuánto puedo gastar mensualmente

Ya tienes claro el dinero inicial que se requiere para conseguir un crédito, ahora necesitas saber con cuánto dinero mensual dispones para el pago de una hipoteca. Para esto, hay que calcular cuánto dinero disponible tienes al final del mes, que puedes destinar al pago mensual de tu crédito.

Los primero es poner en papel cuánto ganas. Suma tus ingresos netos mensuales (lo que recibes después de pagar impuestos).Considera en este renglón tu pago de nómina e ingresos complementarios como negocios e inversiones.

El monto de tus ingresos netos comprobables son uno de los requisitos que te solicitará el banco o Sofol para determinar cuánto crédito puede otorgarte.

Ahora bien, calcula cuánto gastas. Lista todos los rubros que te generan un desembolso mensual como, comida, educación, gastos de transporte, entretenimiento y ahorro.

Ya sabes cuánto ganas y cuánto gastas, pero ¿cuánto debes destinar a tu crédito hipotecario? El porcentaje idóneo es el 20% sobre el ingreso neto mensual y el tolerable es 30%.Te recomendamos no pasar del 25%, pues así tendrás dinero disponible para algún imprevisto.

Como ves el tema de ingresos es importante, pero el de gastos lo es más. La regla de oro dice: no comprometas más de lo que tus ingresos VS gastos te lo permiten.

Para hacer cuentas

Ahora que ya tienes claro con cuánto dinero dispones para la compra de tu casa, mira estos ejemplos de cuánto gastarías si:

Caso 1

Deseas adquirir un inmueble de $1,000,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico con Banorte a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $298,500 pesos

Enganche 20%: $200,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: $24,000 pesos

Avalúo: $4,000 pesos

Investigación: $500 pesos

Gastos notariales: $70,000 pesos

Mensualidades: $10,700 pesos

Ingresos a comprobar: $26,800 pesos

Caso 2

Deseas adquirir un inmueble cuyo valor es de $1,500,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico de HSBC, a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $334,000 pesos

Enganche 15%: $225,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: Sin comisión

Avalúo: $4,000 pesos

Investigación: Cero

Gastos notariales: $105,000 pesos

Mensualidades: $17,800 pesos

Ingresos a comprobar: $45,800 pesos

Caso 3

Deseas adquirir un inmueble de $2,000,000 pesos. Supongamos que has solicitado un crédito típico de Santander, a un plazo de 15 años.

Desembolso inicial requerido: $562,000 pesos

Enganche 20%: $400,000 pesos

Comisión por apertura de crédito: $16,300 pesos

Avalúo: $5,700 pesos

Investigación: Cero

Gastos notariales: $140,000 pesos

Mensualidades: $19,000 pesos

Ingresos a comprobar: $46,800 pesos

Ahora sí, con tus finanzas en orden estás listo para conocer la oferta de créditos hipotecarios y elegir el mejor para ti.

Esta compra es la más importante de tu vida y en la que destinarás mayor porcentaje de tus ingresos, sin embargo, no significa que debas vivir “al día”, siempre debes tener dinero disponible para hacer frente a alguna emergencia.

Editorial Metroscubicos

Cómo tramitar una fianza de arrendamiento

fianza_arrendamiento2

¿Estás pensando rentar una casa o un departamento y el propietario te solicita una fianza de arrendamiento como parte de los requisitos? No te preocupes, aquí te explicamos lo que necesitas saber al respecto.

En primer lugar debes tener claro que una fianza de arrendamiento inmobiliario es el contrato a través del cual una afianzadora (fiador), autorizada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), se obliga a pagar al beneficiario del contrato (arrendador), las obligaciones contraídas por el arrendatario (fiado), en caso de que éste no lo haga.

¿Cuáles son sus beneficios?

De acuerdo con Eduardo de la Canal, consultor de negocios de Coldwell Banker México, este tipo de fianza tiene dos grandes beneficios:

  • Da certeza jurídica al dueño del inmueble en renta, es decir, le responde en caso de que el inquilino no cumpla su compromiso de pagar la renta o los servicios y cuando el fiador también tenga problemas para llevar a cabo su obligación.
  • Brinda una respuesta rápida, ya que una vez que el arrendador mete su solicitud de pago a la afianzadora, ésta cubrirá la renta no pagada en los siguientes 10 a 15 días hábiles, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos establecidos por la empresa.

¿Cuánto cuesta?

La fianza de arrendamiento varía según la afianzadora y el costo de la renta. “Hablamos de cerca de 85 o 90% sobre el valor de ésta. Por ejemplo, si deseas rentar una propiedad de 10 mil pesos mensuales, la fianza (incluyendo IVA) puede oscilar entre 9,200 o 9,500 pesos”, explica de la Canal.

De acuerdo con Claudia Rodríguez, promotora de fianzas, entre los conceptos que incluye una fianza de arrendamiento se encuentran:

  • El monto a garantizar: es la cantidad equivalente al pago de la renta durante los 12 meses que generalmente dura un contrato de arrendamiento. Se calcula multiplicando la renta mensual por 12 para anualizarla. Por ejemplo: $7,000 x 12= $84,000
  • La prima neta: es un factor que determina cada afianzadora al multiplicar el monto a afianzar por su tarifa. En el ejemplo: $84,000 x 4%= $3,360
  • Los gastos de derecho de investigación que ascienden a 3.5% de la prima neta: En el ejemplo: $3,360 x 3.5%= $117.60
  • Los gastos por emisión de póliza: es la cantidad que determina cada afianzadora: fluctúa entre $1,000 y $1,800.
  • La consulta al buró de crédito: $150 aproximadamente.
  • IVA: 16%. En el ejemplo: $4,477.60, más 16% de IVA ($716.42). Lo que daría un importe total de $5,194.02

¿Cómo tramitarla?

Para contratar una fianza primero debe de existir un contrato de arrendamiento. La persona interesada en rentar el inmueble deberá de presentarse en una afianzadora para integrar un expediente de solvencia que refleje su nivel de ingresos, entre otros datos.

También es necesario que tenga un obligado solidario, el cual debe presentar un inmueble que se tomará como garantía en caso de que no se cumpla el pago de la renta. La propiedad debe estar libre de gravamen, es decir, no estar hipotecada o comprometida como garantía en otro contrato. Además, debe de pertenecer a la persona que aparece en la escritura.

¡Ojo con esto!

Pagar una fianza de arrendamiento puede parecer oneroso, sin embargo es completamente recomendable, incluso si como arrendador ya cuentas con otros instrumentos de protección como la póliza jurídica.

“La diferencia radica en que una fianza de arrendamiento ofrece la posibilidad de recuperar el monto de las rentas no pagadas hasta por dos meses (periodo que se alarga solo en caso de presentar constancia a la afianzadora de que se ha iniciado una demanda de desahucio), mientras que la póliza te asesora en la labor de desalojo del arrendatario moroso” señala Eduardo de la Canal.

Un buen consejo

Dado que la fianza de arrendamiento ofrece un beneficio directo al dueño del inmueble y al mismo tiempo responde a la obligación del inquilino de ofrecérsela, suele suceder que ambas partes lleguen a un acuerdo para dividir el costo total de la póliza. Intenta tomar esta vía con el propietario, no se perderá nada si lo propones.

Fuente Editorial Metroscubicos

¿Cómo ser un buen vecino? Consejos para lograrlo

vecinos

Desde el surgimiento de comunidades en los grupos más primitivos de seres humanos, era necesaria la comunicación y la convivencia. Sabemos que una persona no puede vivir aislada de la sociedad y cuando te mudas a una nueva colonia o fraccionamiento, es necesario establecer una buena relación con tus vecinos.

Los buenos vecinos pueden llegar a crear lazos de confianza y amistad, muchas veces serán ellos quienes te ayuden en algún problema.

Por fácil o difícil que sea la convivencia entre tú y tus vecinos, te damos algunos consejos para fomentar el respeto, la paz y un ambiente de tolerancia. Después de todo, estás compartiendo un lugar en común con ellos.

Date tiempo para conocer la colonia
Antes de establecer diálogo con cualquier persona, observa cómo se comportan. Qué canales de comunicación usan y cómo lo hacen, si hay amistades o enemistades y quizá cuánto tiempo llevan viviendo en la propiedad. Conociendo un poco más a fondo a tus vecinos, podrás saber cómo acercarte a ellos y establecer un diálogo.

Evita ser un vecino ruidoso
Claro, es tu casa o depa y tú puedes escuchar música, mirar películas con un sofisticado sistema de sonido, hacer las fiestas que quieras o montar un salón de baile en medio de tu sala pero, tus vecinos también tienen derecho a descansar por las noches, a tener tranquilidad y un ambiente de paz a su alrededor. Cuando creas que perturbarás un poco el orden, habla con ellos y avisa antes qué tienes planeado hacer.

¿Tienes hijos? Fomenta el respeto en comunidad con ellos

Se debe explicar a los más pequeños de la casa lo que significa vivir en comunidad y la importancia que tiene respetar las zonas comunes: enseñar dónde se puede o no jugar, o por qué es importante no gritar a determinadas horas.

Tu mascota, tu responsabilidad
Tener una mascota casera es muy válido, pero recuerda que estás a cargo de un ser vivo que necesita atención y cuidados; además las mascotas terminan formando parte de la convivencia vecinal. Para evitar quejas por olores, limpia tu hogar, saca a tu mascota a pasear con su correa para que incitar malas caras, recoge sus desechos y edúcala para que haga el menor ruido posible.

Sé un vecino solidario
Siempre hablará bien de ti a echar una mano a los vecinos, fomentarás la confianza y una buena relación. Por ejemplo, si van a salir de viaje, recibe la correspondencia del buzón o bien, si alguna vez alguien necesita tu ayuda para una mudanza. Pequeñas acciones que muestren tu solidaridad.

No descuides los espacios que comparten
En la mayoría de los edificios o fraccionamientos, hay personas que se encargan del mantenimiento de los espacios y aunque ello no es tu responsabilidad directa, sí lo es cuidar las zonas comunes. Imagina que cada espacio termina formando parte de un todo. Por ejemplo, si al bajar la basura se ensucia el ascensor, hay que limpiarlo o si se rompe algo, hay que informar a los vecinos y reparar el daño.

Colabora con los gastos en común
Cuando vives en un edificio, hay gastos de mantenimiento con los cuales entre todos pagan ciertos servicios para el bien común. Pagar para sacar la basura, la limpieza del edificio, el portero o hasta pintar las fachadas cuando sea necesario. Cuando vives en una casa tendrás que cubrir gastos en conjunto para, el policía que cuida la caseta o igualmente mantenimiento de espacios verdes por ejemplo. Así que trata de aportar mensualmente la cantidad necesaria, recuerda que esto también será para tu beneficio.

Editorial Metroscubicos

¿Cómo saber que tienes un agente inmobiliario de confianza?

7F0

Como en la mayoría de las profesiones, en el sector inmobiliario hay buenos agentes y otros, no tan buenos. Para saber identificar uno de otro antes de cualquier proceso de compraventa donde necesites asesoría, te damos algunas pistas.

1. Sabe perfectamente cómo y cuándo negociar

Sus habilidades para ser un gran conversador y negociador son potenciales. Si tu agente inmobiliario sabe en qué momento es mejor lanzar una negociación o te aconseja qué camino seguir, lo justifica y es capaz de calmar los ánimos más salvajes, es momento de ponerle la primera palomita.

La facilidad de palabra de forma coherente es la primera pista que debes seguir para conservar un agente inmobiliario de confianza.
2. Tiene habilidades secretas

Si tu especialista inmobiliario aparte de tener conocimiento sobre procesos de compraventa y todos los trámites legales que necesitas, tiene un buen ojo para el diseño de interiores, sin esfuerzo puede ayudarte a reorganizar tu casa para lograr la venta perfecta y transformar los espacios en una propiedad altamente atractiva para los compradores potenciales.
3. Tiene buenas conexiones

En el mundo de la industria inmobiliaria, todos deben conocer la reputación de los profesionales que integran el gremio. Así, un buen agente inmobiliario tiene buenas conexiones y sabe cómo sacarles provecho para tu beneficio. Al final de cuentas, su trabajo es ayudarte y hacer para ti, una experiencia más fácil en el proceso de compraventa.

Editorial Metroscubicos