Cómo dividir la renta y los gastos con un roomie

roomies

El reto de encontrar un espacio para rentar y compartir no sólo esta relacionado con la ubicación y un precio razonable, también radica en conocer cómo administrar los gastos. ¿Cuál es  la mejor estrategia para dividir los gastos?

De acuerdo con Federico Sobrino, quién forma parte del Consejo de Directores de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) de la Ciudad de México, considera necesario que al momento de renta se considere:

1) Qué la cantidad de la renta no rebase del 25% de los ingresos de cada uno de los futuros inquilinos.

2)  Es importante que aunque compartas solo uno sea el titular. El responsable de firmar el contrato.

3) Para el pago del depósito, el experto sugiere que se divida en partes proporcionales.

De acuerdo con el experto deben discutir aspectos financieros para hacer acuerdos. Aquí algunas recomendaciones que debes tener en cuenta:

  • Qué porcentaje de renta pagará cada uno. ¿Cuánto renta cada persona va a pagar por mes . Si va a compartir el lugar de manera uniforme la división debe ser en partes iguales, pero si tienes una habitación mucho más grande, o más de espacio en general, decidan cuánto más debes pagar.
  • Responsable de pagos. Planear quién hará los pagos de renta y servicios en tiempo y forma a fin de evitar multas o suspensión de los mismos.
  • Gastos adicionales. ¿Quieren TV por cable? Es probable que solo uno quiera contratar este servicio por lo que le correspondería pagarlo, sin embargo puede ser injusto porque, inevitablemente, el roomie que afirmaba no estar interesado podría ver algún programa televisivo sin costo extra.
  • Consumo de servicios. Es probable que el pago no sea en partes iguales, dependerá de las actividades diarias de cada quien. Por ejemplo, si uno de los residentes acostumbra cocinar diario, debe ser el que pague la mayor parte del recibo de gas. O bien si alguno va a trabajar desde casa  el gasto de electricidad y servicio telefónico deberá ser su responsabilidad.
  • Visitas. Acuerden si las visitas recurrentes, por ejemplo la pareja de alguno debe aportar para los servicios.
  • Plazo del contrato. Dejen estipulado qué pasará si alguno de los roomies decide irse antes de que finalice el contrato. ¿Qué pasará con su cuota? ¿estará obligado a encontrar un sustituto?

Y si buscas una división aún más equitativa, Francis Su, profesor de matemáticas en el Harvey Mudd College en California, hace una proposición  basada en el trabajo del matemático alemán Emanuel Sperner. Se llama el lema de Sperner, y consiste en un triángulo con diversas opciones tomando en cuenta otros aspectos, como por ejemplo, quién valora más la luz natural, o la cercania con el baño o la salida, consulta sobre esta fórmula aquí.

 

Editorial Metroscubicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s